Archive | Investigación en argentina

covid4

Tags:

Coronavirus : presentan en Argentina un ensayo clínico local de tratamiento antiviral contra COVID-19

Posted on 15 mayo 2020 by hj

El estudio del bioquímico argentino Daniel Katzman se basa en dar virus atenuados que no se replican ni provocan la enfermedad y buscan generar una respuesta antiviral

Se trata de un ensayo clínico de tratamiento por superinfección que se basa en dar virus atenuados que no se replican ni provocan enfermedad, muy inmunogénicos y que generan una gran respuesta antiviral (REUTERS)

Desde la aparición de primeros casos de coronavirus en diciembre de 2019, pasando por la declaración de pandemia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) hasta superar ampliamente la barrera del millón de infectados, el nuevo SARS-CoV-2 puso en jaque al sistema sanitario global.

Daniel Katzman, bioquímico, graduado en la Universidad Nacional de La Plata, que cuenta con más de 20 años de experiencia en biotecnología y desarrollo de fármacos, es fundador y CEO de la empresa Unleash Immuno Oncolytics (Saint Louis, Missouri, USA) que desarrolla productos oncolíticos para inmunoterapia. Se trata de uno de los científicos que está trabajando hoy desde la Argentina en la investigación de un tratamiento eficaz contra el SARS-CoV-2.

El tratamiento podría cambiar el resultado de la enfermedad y complementar otros enfoques terapéuticos y del desarrollo de vacunas (REUTERS)

Katzman trabaja en un ensayo clínico de tratamiento por superinfección que se basa en dar virus atenuados que no se replican ni provocan la enfermedad en el organismo. Son muy inmunogénicos y generan una gran respuesta antiviral en pacientes con sintomatología leve. El sistema inmune los reconoce y genera una respuesta antiviral fuerte que puede servir para atacar otras infecciones.

“Es un antiviral, que actúa induciendo al organismo a la producción endógena de interferón tipo I, el cual es efectivo para disminuir la carga viral. El paciente se beneficia de la superinfección con un virus dsRNA apatogénico como el patógeno de la enfermedad de la bursitis infecciosa (IBDV), que es un poderoso activador del programa de genes antivirales dependientes de interferón», indicó a Infobae el especialista.

Los interferones son un grupo de proteínas señalizadoras producidas y secretadas por las células como respuesta a la presencia de diversos patógenos tales como virus, bacterias o parásitos que generan una activación en las defensas antivirales en las células cercanas.

El tratamiento ha sido probado en seres humanos para hepatitis B y C, con resultados positivos y en pruebas de laboratorio se ha demostrado su actividad contra el SARS-CoV-2 (REUTERS)

Este tratamiento ha sido probado en seres humanos para hepatitis B y C, con resultados positivos y en test de laboratorio se ha demostrado su actividad contra el SARS-CoV-2. “Estamos ante la posibilidad de que la Argentina le ponga un freno a la pandemia”, aseguró Katzman.

El especialista entiende que es posible avanzar en el uso compasivo del medicamento, un procedimiento restringido a casos excepcionales, pero cada vez más utilizado para el tratamiento de determinadas enfermedades para las que no hay un tratamiento alternativo eficaz, tal el caso de COVID-19.

Consultado sobre la efectividad y el impacto que podría tener el mecanismo por superinfección en caso de ser aprobado y puesto a prueba, el experto sostuvo que “es -de todos los probados hasta ahora- el que tiene la mejor relación riesgo-beneficio, ya que según lo demostrado, es el que tiene más chances de tener éxito y el que menos contraindicaciones tiene frente a los otros caminos que se han tomado».

“No le hemos encontrado contraindicaciones significativas ni importantes, ni efectos secundarios en toda la etapa de pruebas, y eso es central para la solución y los pacientes», concluyó.

Fuente: Infobae

https://www.infobae.com/salud/ciencia/2020/04/12/coronavirus-en-argentina-presentan-un-ensayo-clinico-local-de-tratamiento-antiviral-contra-covid-19/

Comments (0)

covid

Coronavirus: un grupo de investigadores argentinos desarrolló un programa que detecta casos positivos en 3 minutos

Posted on 12 abril 2020 by hj

Foto: Tiempo de San Juan

Se hace a través de una radiografía de tórax y un software. Es efectiva entre un 95% y 98%. Es gratuito y no reemplaza al test PCR.

Un grupo de investigadores argentinos desarrolló un sistema gratuito que identifica casos positivos de coronavirus en apenas 3 minutos y con una precisión de entre un 95% y 98%. Se trata de un software que trabaja a través de un diagnóstico por imagen de una radiografía de tórax en conjunto con una inteligencia artificial específica. No reemplaza al test PCR.

El programa se llama Covid X y fue desarrollado por un equipo de 7 estudiantes de la UADE, la Universidad Nacional de San Juan y el ITBA.

“Estamos entusiasmados, creemos que esta herramienta tiene la posibilidad de ayudar al cuerpo médico sin necesidad de grandes inversiones”, cuenta el director del proyecto a Clarín, Santiago Bassani, que cursa ingeniería informática  en el ITBA y es encargado del desarrollo del proyecto.

El sistema usa estudios hechos con tomografía computada (TC) y rayos X (radiografías) como fuente para ser analizado en un sistema. Eso se introduce en un “modelo preentrenado” (una inteligencia artificial que llamaron VGG16) que da como resultado si el paciente es positivo o negativo en coronavirus.

La idea la trabajaron a partir de una serie de trabajos científicos publicados por la sociedad radiológica de Estados Unidos (RSNA) por médicos de Wuhan, China, ciudad de donde salió el coronavirus, junto a una gran cantidad de papers relacionados al uso de inteligencia artificial y la detección temprana de Covid-19.

“Utilizando las arquitecturas ya planteadas entrenamos un modelo preliminar y lo testeamos con a 200 radiografías (100 sanas y 100 infectadas): frente a los resultados prometedores, comenzamos a contactar médicos interesados en el proyecto”, explica Bassani.

Y hasta el momento, según detallan desde el proyecto, los resultados son “prometedores”, aunque saben que se necesita una prueba más extensa con más datos para llegar a una conclusión definitiva. Esto es, necesitan más imágenes para poder determinarlo.

Bassani es claro respecto del tipo de prueba que se trabaja: no reemplaza al PCR, el examen más extendido en la actualidad para detectar casos de Covid-19. «Bajo ningún punto de vista reemplaza a un test PCR. El uso de radiografías y tomografías computarizadas apela a ser una alternativa para los denominados test rápidos«, explica. 

Pero también advierte de la utilidad de estos métodos: «Dado los resultados experimentales que obtuvimos hasta el momento y basados en medidas que tomaron otros países, vemos que hay lugar para el uso de estas técnicas».

Cómo funciona

El sistema trabaja con placas de tórax que pueden obtenerse mediante rayos X o una tomografía computada, ambos estudios disponibles de manera extendida en los sistemas de salud mundiales. Esto se introduce en una base de datos que se está generando con información de enfermedades conocidas y con las características del Covid-19. Por eso se sirve del concepto de big data: cuanta más información tenga, mejor funciona.

Esto está puesto a trabajar en conjunto con una inteligencia artificial (AI, por su sigla en inglés): “La inteligencia artificial que utilizamos se denomina red neuronal convolucional. Se trata de una arquitectura en la que presentamos una imagen y el modelo permite extrapolar de dicha imagen las características que aprende. En nuestro caso, el modelo detecta patrones cristalinos que se forman dentro de los pulmones. Actualmente, el modelo solo nos devuelve la probabilidad de estar infectado o no”, explica el estudiante.

Bajo ningún punto de vista reemplaza a un test PCR: apela a ser una alternativa

Santiago Bassani (ITBA), encargado del proyecto
Parte del equipo de desarrollo de la app argentina para detectar coronavirus: Santiago Bassani, Florencia Gatti y Leonardo Sánchez (de izquierda a derecha)

Parte del equipo de desarrollo de la app argentina para detectar coronavirus: Santiago Bassani, Florencia Gatti y Leonardo Sánchez (de izquierda a derecha)

“Nuestros esfuerzos se encuentran en dos lugares. Por un lado, darle mayor interpretabilidad a los resultados. Esto significa que el modelo devuelva la imagen original con los contornos donde, sospecha, hay posibles rasgos distintivos de Covid-19. Esto permitiría al profesional a cargo, tomar una mejor decisión y más informada”, sigue Bassani.

Todo el proceso toma apenas 3 minutos y se realiza desde una página web.

También, Bassani explicó que el proyecto apunta a “ampliar la clasificación para poder detectar otras enfermedades y así, ayudar en un manejo más rápido de casos que parezcan covid-19 pero no lo sean”.

Un ejemplo de cómo se ve el programa.

Un ejemplo de cómo se ve el programa.

Una precisión del 95%

Un tórax típico compatible con neumonía de Covid-19. (RSNA)

Un tórax típico compatible con neumonía de Covid-19. (RSNA)

Según explicó Bassani a Clarín, el 95% de precisión que tienen estos trabajos “representa el porcentaje de verdaderos positivos y verdaderos negativos que el clasificador logra detectar sobre el total de casos que miró”.

La métrica se obtiene a partir de una clasificación de 200 imágenes con un modelo ya entrenado, y luego se suman los casos donde se clasificó correctamente (positivo o negativo) y finalmente se divide por el total de casos, 200. “Para que dicho test tenga una significancia estadística, se corre el mismo test con varios conjuntos de datos distintos (variando el orden de las imágenes): eso da cerca de 95%”, explica.

Estamos muy entusiasmados: se puede ayudar a los médicos sin grandes inversiones

El desafío: evitar el falso negativo

Covid-X: el programa que desarrollaron argentinos para detectar casos de coronavirus a partir de radiografías.

Covid-X: el programa que desarrollaron argentinos para detectar casos de coronavirus a partir de radiografías.

Hay dos cuestiones que son muy importantes en el proyecto. Por un lado, lo que llaman “sensibilidad del modelo: el porcentaje de verdaderos positivos sobre el total de casos positivos. “En criollo, quiere decir ‘la proporción de enfermos correctamente identificados’ y esto es sumamente útil para determinar que no se produzcan muchos falsos negativos”, explica Bassani.

Y para evitar errores, también está la medida “especificada”. “Dicha medida nos indica el porcentaje de casos correctamente identificados como negativos. Ayuda a determinar si el modelo no clasifica muchas imágenes como infectadas cuando realmente no lo están”, aclara.

El equipo de trabajo y en qué estado está el proyecto


El instituto Malbrán, donde se testean casos de coronavirus. (Clarín)

El instituto Malbrán, donde se testean casos de coronavirus. (Clarín)

Son siete investigadores en total las que conforman el proyecto, que de hecho se presentaron a un concurso para darlo a publicidad. Martín Infesta, jefe del departamento técnico de radiodiagnóstico del Hospital Gutiérrez, es la “pata radiológica”. Bassani, como se explicó, es el encargado del diseño de la inteligencia artificial y el desarrollo general. “Las puertas están siempre abiertas a quienes quieran sumarse al proyecto”, aclara.

Florencia Gatti (UADE) y Manuel Ponieman se encargan de la difusión y Gabriel Salcedo (UNSJ), Miguel Mavo (UNEFA) y Leonardo Sánchez en el desarrollo de la plataforma web.

A la página, por supuesto, se puede acceder desde cualquier computadora o dispositivo móvil. El software podría ser una pieza clave en la detección de casos para los servicios de salud.

Se puede acceder, acá: https://cov-x.com/

Fuente: Clarin

https://www.clarin.com/tecnologia/coronavirus-grupo-investigadores-argentinos-desarrollo-programa-detecta-casos-positivos-3-minutos_0_ex-j83SgW.html

Comments (0)

malbran6

Tags:

Científicos Argentinos lograron secuenciar 3 genomas del coronavirus

Posted on 07 abril 2020 by hj

Se realizó en el Instituto Malbrán. Uno pertenece a China, uno a Europa y otro a Estados Unidos. Servirá para seguir la evolución de la enfermedad y realizar mapas de vigilancia y pronósticos a futuro

El SARS-CoV-2 es observado en un microscopio electrónico en un laboratorio de EEUU – REUTERS

El coronavirus que infectó a más de 1,3 millones de personas en todo el mundo y ya mató a casi 80.000 personas no es exactamente el mismo que el que se contagiaron los más de 377.000 estadounidenses, los 130.000 italianos o los 1628 argentinos al día de hoy. A medida que este se va propagando y pasa de un huésped a otro, sufre mutaciones.

Esto fue comprobado hace varias semanas por distintos laboratorios alrededor del mundo que pudieron secuenciar el virus que está presente en sus países o ciudades. Y este vital logro llegó a la Argentina, donde se conoció que nuestro país ha logrado secuenciar 3 genomas del virus SARS-CoV-2, que originalmente apareció en noviembre de 2019 en un mercado de animales vivos y muertos en Wuhan, China.

En el mapa se puede observar claramente de donde provienen los 3 genomas secuenciados. Dos de Europa y uno de EEUU (Nextstrain)

La secuenciación del genoma del nuevo coronavirus la realizaron los científicos del Departamento de Virología del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas de la ANLIS (Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud) Malbrán, quienes pudieron comparar sus estudios con el genoma identificado por científicos chinos el 14 de enero y por los que se aislaron en muchos otros países en las últimas semanas.

Como el genoma del virus está en continua mutación, eso es justamente lo que les permite seguir su trayectoria en los diferentes países y rutas de transmisión.

El organismo tiene la capacidad de hacer la vigilancia del virus, es decir el rastreo nacional de su esparcimiento y la capacidad para procesar las muestras de casos sospechosos que se vayan remitiendo a la institución, con el objetivo de “descartar si es influenza y, en caso que no lo sea, proseguir con el procedimiento para desestimar que no se trate algún otro coronavirus.

La enfermedad COVID-19 se ha esparcido en todo el mundo a una velocidad muy rápida - REUTERS/Thomas Peter/File Photo
La enfermedad COVID-19 se ha esparcido en todo el mundo a una velocidad muy rápida – REUTERS/Thomas Peter/File Photo

La plataforma Nextstrain, un sitio científico colaborativo de código abierto para todos los laboratorios y personas del mundo, ha elaborado un mapa con todos los secuenciamientos genéticos del nuevo coronavirus realizado hasta ahora, y en donde se observa que tres genomas de éste fueron identificados en Argentina como los circulantes.

El científico Martín Vázquez, biólogo molecular e investigador del Conicet, explicó a Infobae la importancia de esta secuenciación local.

El laboratorio de Medicina y Virología WU en Seattle, Washington, analiza muestras de COVID-19 - REUTERS/Brian Snyder/File Photo
El laboratorio de Medicina y Virología WU en Seattle, Washington, analiza muestras de COVID-19 – REUTERS/Brian Snyder/File Photo

“Se trata de un gran logro de los investigadores del Instituto Malbrán, que desde hace varias semanas vienen trabajando con la secuenciación original china y la información de las muestras del virus circulante en Estados Unidos, Europa y varios países del mundo. En la medida en que sepamos los genomas que están circulando en Argentina, más nos podemos anticipar a las medidas necesarias para abordar este problema”, precisó Vázquez.

El investigador indicó que el genoma de un virus es de ARN. Y que cuando se realiza un hisopado a una persona a través de la técnica llamada PCR, la misma no lee la secuencia total del virus. Solamente detecta si lo ve o no. En cambio, la secuenciación permite leerlo y por ello detectar el virus y su genoma.

Cientificos de la Universidad de Tsinghua en Beijing, China, analizan la secuenciación genética del SARS-CoV-2 – REUTERS/Thomas Peter/File Photo

Una secuenciación genómica nos sirve para hacer la vigilancia del virus. Si éste muta y cómo. Los virus van cambiando algunas letras de su genoma a medida que se esparce y multiplica. Son errores que se producen al azar al reproducirse. Con la técnica de la secuenciación genética, se puede hace la genealogía del virus y seguir sus mutaciones. A ese proceso se lo llama filogenia molecular”, afirmó el especialista.

Y agregó: “En este mapa donde se registraron los 3 genomas argentinos, se pueden identificar 2 provenientes de Europa y 1 de la parte oeste de EEUU. Con más genomas detectados circulando en el país, se pueden rastrear los orígenes de cada uno y realizar modelos predictivos y probabilísticos para anticipar varios problemas como circulación del mismo, realizar mapas de movilidad y hacer vigilancia epidemiológica”.

Mapa de cómo evolucionó el SARS-CoV-2 en tres meses de propagación (Nextstrain)

El científico, que trabaja hoy en Rosario, donde se encuentra la mayor plataforma de secuenciación genómica del país, trabaja desde hace varios años en la secuenciación de genomas de distintas enfermedades en Heritas, una empresa que fundó y ahora busca también secuenciar genomas del SARS-CoV-2.

“A fin de mes esperamos obtener los reactivos provenientes de EEUU para comenzar a secuenciar genomas a más escala, lo que nos permitirá obtener más información de esta enfermedad a nivel nacional y detectar más genomas”, sostuvo el experto.

En la plataforma internacional donde se exhibe el mapa, explican que “esta filogenia muestra las relaciones evolutivas de los virus del SARS-CoV-2 de la nueva pandemia de coronavirus COVID-19 con su aparición inicial en Wuhan, China, en noviembre de 2019, seguida de una transmisión sostenida de persona a persona que conduce a infecciones múltiples”.

Científicos en Lausane, Suiza, analizan la curvatura de contagios en el país helvético – REUTERS/Denis Balibouse

Según aclaran, aunque las relaciones genéticas entre los virus muestreados son bastante claras, existe una considerable incertidumbre en torno a las estimaciones de las fechas de transmisión y en la reconstrucción de la propagación geográfica. Los patrones de transmisión inferidos específicos son solo una hipótesis que deberán confirmarse con más estudios posteriores.

En el mapa, la numeración del sitio y la estructura del genoma utilizan Wuhan-Hu-1/2019 como referencia, donde la filogenia tiene sus raíces en la ciudad china, en relación con las primeras muestras detectadas.

Objetivo del estudio genómico

Los expertos del Instituto Malbrán realizaron el estudio para conocer la dinámica y diversidad de la población viral de SARS-CoV-2 y las rutas de transmisión en Argentina.

El laboratorio de Medicina y Virología WU en Seattle, Washington, analiza muestras de COVID-19 – REUTERS/Brian Snyder/File Photo

Después de tomar las muestras de pacientes argentinos infectados, las mismas fueron fueron derivadas al Laboratorio Nacional de Referencia en el marco de la vigilancia nacional de COVID-19. El resultado fue enviado al Global Initiative on Sharing All Influenza Data, GISAID, entidad que aprobó el estudio de forma inmediata.

GISAID es una iniciativa público privada, con sede en Alemania, que promueve el intercambio internacional de todas las secuencias del virus de la influenza, datos clínicos y epidemiológicos relacionados con virus humanos. Con información geográfica y específica busca ayudar a los investigadores a comprender cómo evolucionan y se propagan los virus.

La información obtenida a partir de la Secuenciación Genómica completa de pacientes argentinos con COVID-19, realizada por el Servicio de Virosis Respiratorias y la Plataforma de Genómica y Bioinformática de INEI-ANLIS, será útil para asegurar la calidad del diagnóstico, complementar la vigilancia epidemiológica y contribuir al desarrollo de una fórmula vacunal representativa de las cepas circulantes en nuestro país y la Región.

Según expertos, poder secuenciar en el país permitirá realizar reactivos en la Argentina justo en momentos en que son escasos a nivel mundial debido a la pandemia de Coronavirus.

Fuente: Infobae

https://www.infobae.com/america/tendencias-america/2020/04/07/cientificos-lograron-secuenciar-3-genomas-del-coronavirus-en-argentina/

Comments (0)

entreriano

Tags:

Ingenieros entrerrianos diseñaron un equipo que “elimina hasta el 99% de coronavirus en ambientes”

Posted on 28 marzo 2020 by hj

A través de rayos ultravioletas, el equipo «se despliega en la habitación donde estuvo el paciente con Covid-19 y en 30 minutos elimina la carga viral sobre las superficies, donde puede vivir hasta tres horas», explicó a Télam uno de los bioingenieros

Dos bioingenieros de Entre Ríos diseñaron un dispositivo de desinfección portátil y afirmaron “que en 30 minutos elimina entre el 95 y 99% del coronavirus que permanece en las superficies”.

A través de rayos ultravioletas, el equipo “se despliega en la habitación donde estuvo el paciente con Covid-19 y en 30 minutos elimina la carga viral sobre las superficies, donde puede vivir hasta tres horas”, dijo a Telam Santiago Romero, uno de los dos bioingenieros enterrianos.

Aunque el dispositivo no necesita autorización de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), el organismo dispuso de bioingenieros a través de un programa para “brindar soporte y aportar miradas a emprendedores”, explicó.

También el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) aportó su ayuda para realizar “ensayos en diferentes laboratorios, que ya están iniciando”.

El dispositivo es un “equipo de soporte” que presenta unos 10 tubos de rayos ultravioletas de 30 watts, que van en un sistema metálico con ruedas para que sea “más económico y fácil de producir”, explicó.

“Vi la publicidad de un sistema parecido que se implementa en China y llegamos a la conclusión de que podíamos hacer una adaptación rápida para los estándares de la Argentina”, completó Romero, que trabaja con su colega Sebastián Flores.

En seis días desarrollaron el primer prototipo que ya está listo, y esperan financiamiento para iniciar la fabricación en serie “hasta que se acaben las lámparas UV disponibles”.

El equipo trabaja durante 30 minutos “para que entre el 95 y 99% del virus que permanece en el ambiente muera, y consta de un sistema de seguridad que al detectar movimiento interrumpe la emisión de rayos UV”, afirmó.

El virus “puede vivir alrededor de los pacientes hasta tres horas en el aire y en todas las superficies donde fue expuesto el paciente puede durar hasta días”, sostuvo Romero en diálogo con Télam.

Si bien el objetivo es que funcione en “hospitales, por la cantidad de carga viral y que el personal de salud estén menos expuestos al virus” también “ante la crecida del virus se puede utilizar como servicio en casas, ambientes u oficinas”.

Romero destacó que si bien el sistema “no reemplaza la desinfección habitual” que se realiza en hospitales, “desinfecta donde llega la luz, en lugares donde uno no alcanza por tiempo o por zonas dificultosas”.

Además, la persona que va a estar haciendo la limpieza “está mucho menos expuesta a la carga viral que tendría si no se utiliza el equipo”, agregó.

“Estos días le estamos sumando electrónica, para la capacidad de apagarse cuando alguien ingrese al lugar, y para que se prenda remotamente”, resaltó Romero.

En ese sentido, trabajan dos variantes: “una es que se prenda generando una wifi, pero como no todos saben cómo entrar desde un celular, implementamos la parte simple de mantener apretado un botón y que dé tiempo para salir de la habitación antes de comenzar”.

“Es muy intenso todo, con charlas, planes de negocios, pedidos, y trabajo ya que estamos desarrollando un producto en días, cuando normalmente lleva meses”, indicó.

Fuente: Telam

Comments (0)

moroni

Tags:

Científico Argentino del CONICET fue reconocido por La Sociedad de Física e Historia Natural de Ginebra

Posted on 25 febrero 2020 by hj

El biólogo del CONICET Pablo Moroni fue galardonado con el premio Augustin-Pyramus de Candolle en su edición 2020. El reconocimiento se entrega cada cuatro años a jóvenes científicos con carreras prometedoras en Botánica.

Pablo Moroni

Pablo Moroni, becario del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en el Instituto de Botánica Darwinion (IBODA, CONICET-ANCEFN) fue galardonado con el premio Augustin- Pyramus de Candolle, otorgado por La Sociedad de Física e Historia Natural de Ginebra (SPHN, por sus siglas en francés) en su edición 2020.

Se trata de un reconocimiento internacional a la calidad del trabajo y la competencia del galardonado investigador. El premio, que se entrega cada cuatro años desde 1841, tiene por objetivo fomentar la publicación de monografías en taxonomía vegetal. Este año, el comité evaluador, compuesto por notables de esta rama científica, enfrentó la difícil tarea de seleccionar al científico argentino de entre numerosas postulaciones de diferentes partes del globo.

La investigación que convirtió a Moroni en merecedor de tan alto reconocimiento versa sobre la taxonomía y la sistemática del género neotropical Duranta L., el cual se encuentra distribuido exclusivamente en el continente americano. “Duranta comprende 31 especies de arbustos y pequeños árboles caracterizados por poseer frutos drupáceos con el cáliz acrescente, lo que otorga a las plantas un grácil y distinguido aspecto cuando fructifican” explica el científico.

Sobre su investigación la SPHN expresó: “Su monografía, con los datos de nomenclatura, identificación, claves, descripciones de taxones e ilustraciones, representa, de hecho, un gran paso para comprender todos los aspectos del género Duranta”. Cabe destacar que con anterioridad al trabajo presentado por Moroni, no existe un trabajo taxonómico integral para el género.

El honor que distinguió a Moroni como “el joven botánico más prometedor” llega incluso antes de obtener su título de doctorado en ciencias biológicas, lo que constituye según la SPHN un “aspecto impresionante digno de reconocimiento”.

Por su parte, Moroni se mostró sorprendido: “sabía que la investigación era completa pero al ser una convocatoria abierta a nivel internacional no pensé realmente que sería seleccionado”.

Pablo Moroni ha participado en publicaciones internacionales sobre la taxonomía y la intrincada nomenclatura de los géneros Bouchea Cham. y Duranta L. (Verbenaceae), así como en la elaboración de los tratamientos taxonómicos de diversos géneros de Lamiaceae y Plantaginaceae en el marco del proyecto Flora Argentina.

Fuente: Conicet

https://www.conicet.gov.ar/cientifico-del-conicet-reconocido-por-la-sociedad-de-fisica-e-historia-natural-de-ginebra/?fbclid=IwAR0NKi-CsgttcO9UIEKG10WIoHbMql64Jm6g8oCM5piWbEiS-Uj8xgirBFo

Comments (0)

valvula8

El revolucionario método argentino de reemplazo de válvula aórtica en niños, que con ayuda de la tecnología 3D ya salva vidas

Posted on 23 febrero 2020 by hj

El doctor Ignacio Lugones, operando.

Al cirujano pediátrico Ignacio Lugones, la muerte de un pequeño paciente lo llevó a concretar, después de tres años de investigaciones, un sustituto de válvula aórtica en casos de insuficiencia o esquenosis, que hasta entonces no tenía solución en los más chicos. Y para hacer más exitoso su invento, consiguió hacerlas a partir de moldes 3D -que las crea con exactitud milimétrica- mediante el asesoramiento de BA Laboratorio Tecnológico de la ciudad de Buenos Aires, que trabaja en forma gratuita en la aplicación de soluciones en impresiones tridimensionales

“Hace unos años tuve un pacientito que murió antes de crecer lo suficiente para que lo pudiéramos operar de una falla en la válvula aórtica. Es tremendo ver a un chico deteriorándose y no poder hacer nada. Entonces me dije que tenía que encontrar una solución”, cuenta el doctor Ignacio Lugones (42), cirujano cardiovascular pediátrico del Hospital General de Niños Dr. Pedro de Elizalde. Esta es la historia de cómo lo logró. Y es épica.

Cuesta creer que un tejido humano parecido a un símbolo de paz haya sido, durante años, el causante del sufrimiento de muchos niños. La válvula aórtica, explica Lugones, “es una estructura con tres compuertas que se abren y cierran por las diferencias de presión: la sangre sale y la válvula se cierra para que no pueda volver hacia atrás. Cuando se enferma, produce esquenosis o insuficiencia. Entonces, hay que cambiarla”.

El cirujano pediátrico Ignacio Lugones (Gentileza de Hernán Lattanzio, Neurona BA)

En los adultos hay opciones. Se le saca a un chancho y se usa su pericardio (la “bolsita” que cubre el corazón) para hacerla, o se hace de titanio. En el primer caso, con los años hay que reemplazarla. En el segundo, el paciente debe tomar un anticoagulante de por vida. El problema, el drama mejor dicho, es que con niños esas opciones no funcionan.

“No hay válvulas disponibles para chicos -explica Lugones-. Por su rápido crecimiento, deberíamos ponerle una por año. Y la más pequeña de metal viene de 17 milimetros, hay que esperar mucho tiempo hasta que el niño crezca. Y a veces no hay tanto tiempo. Por eso se nos ocurrió hacer una que funcione para ellos”.

El plural, el “se nos ocurrió”, incluye al otro héroe de esta historia: su hermano Germán, que es físico. “Hicimos un diseño geométrico. Tratamos de imitar a la naturaleza. Durante seis meses hicimos cálculos, logramos entender la estructura desde la teoría. Y después empezamos a diseñarla en forma tridimensional, en una computadora”.

Moldes para válvulas aórticas hechos con tecnología 3D en el BA Laboratorio Tecnológico de la ciudad de Buenos Aires.

Se podrían ignorar los nombres de los protagonistas, este texto podría estar escrito en caracteres chinos, e igual la descripción del paso siguiente nos ubicaría sin dudas en la Argentina. “Hicimos una primera prueba de concepto, bien casera: agarramos un rollo de papel higiénico, unos guantecitos de látex, los cortamos con la forma de la válvula, los anclamos en un lugar exacto del interior del rollito, y los testeamos con polenta… ¡y mantenía la polenta adentro, no caía!”, cuenta.

Los peldaños siguientes incluyeron pruebas con animales, a quienes operaron con éxito. Todo eso llevó tres años de desarrollo. Y, finalmente, la presentación en sociedad. “Llevamos los resultados a un congreso, y a la gente de la Universidad de Aarhus, de Dinamarca, le interesó mucho. Me invitaron a trabajar allá. Empecé a viajar e hicimos testeos in vitro: fabricamos la válvula y la pusimos en una máquina que emula a un corazón. Funcionó perfecta”, dice feliz. Hicieron 30 válvulas para probar que todo saliera bien. Pero aún faltaba lo más importante: usarlas en la pequeña aorta de un niño.

Y un día, Lugones fue puesto a prueba.

Gabriel Branduse, uno de los pequeños pacientes del doctor Lugones.

Luminisa Branduse tiene 28 años, es rumana, vino a la Argentina hace 15 con su familia, trabaja en un local de celulares y vive en Villa Domínico, partido de Avellaneda. Tiene tres hijos. El mayor, Gabriel, tiene 9 años. Su papá, también rumano, se fue cuando Luminisa estaba embarazada. Por eso lleva el apellido de la madre. Nació en el hospital Penna, y le detectaron una insuficiencia cardíaca. A los cinco días lo trasladaron a la Casa Cuna y le practicaron un cateterismo. Hasta el año pasado, llevó el problema como pudo. Pero un día, a Luminisa le dijeron que la vida de su hijo tenía una sola posibilidad de continuar. “Se agitaba mucho, se ponía como morado y transpiraba mucho al dormir. Me preocupaba”, cuenta.

En su camino se cruzó Lugones.

“Hace un año y medio llegó un paciente que no podía ni subir un piso por la escalera. Hablamos con la familia, le explicamos el método, y construimos la válvula con el propio pericardio del niño. Estuvo un día y medio en terapia intensiva, y a los cinco días se fue a la casa. Un año y medio después estaba jugando al fútbol. Recuerdo la fecha: 6 de agosto de 2018”, cuenta el cirujano.

Luminisa Branduse y su hijo Gabriel. Después de la operación, dice la madre, le cambió la vida.

La mamá de Gabriel nunca le dejará de agradecerle: “Le hicieron la cirugía y fue todo un éxito gracias a Dios. Le cambió totalmente la vida. Está mucho mejor, más aliviado. Está más alto, come mejor, respira mejor, ya no transpira, sale a correr. Es el más terremoto de toda la cuadra, jaja… Hace una vida normal. Antes, en la escuela no aprendía bien, ahora anda mejor. Está más vivo, jaja…”

Pero Lugones no se quedó ahí. El método se fue perfeccionando. Y apareció el jugador que faltaba para cerrar un círculo más perfecto: el Estado.

El BA Laboratorio Tecnológico es el primer espacio integral de fabricación digital y desarrollo de estas características de la Ciudad. Además, es gratuito. En su sede del Centro Metropolitano de Diseño, en Barracas, de lunes a viernes de 10 a 18, se pueden encontrar desde prótesis dentales, dispositivos de lectura Braille, juguetes, piezas de jardinería… y los moldes para las válvulas aórticas de Lugones.

El BA Laboratorio Tecnológico es de uso gratuito para quienes tengan una buena idea y necesiten contar con esta tecnología.

Lorena Horowicz, quien coordina el BA Laboratorio Tecnológico, contó que “El servicio que brindamos es de asesoramiento integral en materialización de las ideas, dentro del cual está la tecnología de impresión en 3D”.

En el Laboratorio, los expertos ayudaron a Lugones a optimizar el desarrollo del molde, a diseñarlo y le recomendaron usar el ácido poliláctico para confeccionarlo, un material amigable con el medio ambiente y esterilizable.

“La válvula se construye con el propio tejido del individuo, lo que imprimimos en 3D son moldes con marcadores para la colocación de las suturas y la triple corona donde va colocada. Es una herramienta vital. Fue una experiencia fantástica. El futuro de muchos de los aspectos médicos pasa por el diseño 3D”, contó el cirujano.

El proceso de diseño de las válvulas.

El año pasado, entre 479 proyectos, con esta técnica ganó el primer premio en el programa INCUBATE, que instauró el gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Eso le permitió obtener subsidios y lanzar una start up. Hoy, Lugones quiere que su creación llegue a todo el mundo: “Esta técnica quirúrgica necesita inversión para que se pueda usar a nivel global. De otro modo, siempre dependería sólo de lo que pueda hacer yo. Así que le idea es crear moldes y dispositivos para que esto se extienda a los demás países. Nuestro sueño es que ningún chico más se muera por una valvulopatía aórtica”.

Lugones ya operó a diez pacientes con esta técnica. Chicos que ya no dependen de un milagro. Ahora están en manos de la ciencia.

Fuente: Infobae

https://www.infobae.com/sociedad/2020/02/23/el-revolucionario-metodo-argentino-de-reemplazo-de-valvula-aortica-en-ninos-que-con-ayuda-de-la-tecnologia-3d-ya-salva-vidas/

Comments (0)


Estimados amigos:
Este sitio no recibe apoyo privado ni estatal. Preferimos que sea así para poder publicar lo que consideramos "buenas noticias" sobre nuestro país de manera independiente. Si te gusta este sitio y querés colaborar para que sigamos online seleccioná un monto y hacé click en Donar.
Gracias por leernos y por tu colaboración!!
Donar:

Las Malvinas fueron, son y serán argentinas!

Humor


Sendra | Sendra


31.gif


DANIEL PAZ & RUDY | Página 12

Daniel Paz & Rudy