Archive | agosto, 2009

Tags: ,

Plan Raíces: desde el 2003 se repatriaron 600 científicos

Posted on 31 agosto 2009 by hj

Desde 2003 ya regresaron 600 cient√≠ficos. Adri√°n Turjanski es el “repatriado” n√ļmero 600 del Programa Ra√≠ces, una red de vinculaci√≥n de cient√≠ficos argentinos residentes en el exterior lanzada en 2003 por la Direcci√≥n de Relaciones Internacionales del Ministerio de Ciencia, Tecnolog√≠a e Innovaci√≥n Productiva.
Como muchos investigadores argentinos después de hacer un doctorado y un posdoctorado en el país, Adrián Turjanski decidió irse a completar su formación en el exterior. Pidió una beca Pew y en 2005 estaba en Washington trabajando en los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos.

Pero hoy est√° de regreso en Buenos Aires, ya como investigador del Conicet y profesor adjunto de la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA.

Turjanski, especialista en simulaci√≥n computacional de sistemas biol√≥gicos, es el “repatriado” n√ļmero 600 del Programa Ra√≠ces, una red de vinculaci√≥n de cient√≠ficos argentinos residentes en el exterior lanzada en 2003 por la Direcci√≥n de Relaciones Internacionales del Ministerio de Ciencia, Tecnolog√≠a e Innovaci√≥n Productiva (en ese momento, secretar√≠a). El programa ofrece un “subsidio de retorno” que cubre el pasaje de regreso y un monto de 5000 pesos, que puede ser utilizado para compra de equipamiento, gastos de mudanza u otro pasaje, a cient√≠ficos argentinos que tengan una oferta de trabajo en el pa√≠s. En caso de que el investigador no tenga una oferta laboral, se le ofrece la difusi√≥n de su curr√≠culum en una base de datos de 3500 empresas, institutos y universidades. Esta tarde se anuncia la promulgaci√≥n de la ley que lo convierte en pol√≠tica de Estado.

Algunos regresaron despu√©s de dos a√Īos, el tiempo que habitualmente exige un posdoctorado en el exterior. Otros, luego de veinte. Hay quienes reconocen que lo hicieron para restablecer v√≠nculos familiares da√Īados por la distancia. Otros, porque quieren defender la universidad p√ļblica, o sienten el compromiso de contribuir al desarrollo cient√≠fico local y a la construcci√≥n de una sociedad, la propia, m√°s justa. Para algunos, el choque con la realidad local fue m√°s duro que para otros.

“De alguna manera, me fui con la idea de volver, pero, l√≥gicamente, varias veces dudamos sobre qu√© hacer -confiesa Turjanski, que se traslad√≥ a los Estados Unidos con su mujer, odont√≥loga, y su hijo Mat√≠as, de un a√Īo-. Uno siempre tiene sentimientos ambiguos. No es f√°cil encontrar un espacio. Todav√≠a no tengo mi propia casa… Pero de a poquito voy teniendo estudiantes, voy armando mis propios cursos. Hay que tener paciencia. Estoy contento.”

Las √°reas de estudio de estos investigadores van desde la tecnolog√≠a de alimentos (como Ariel Vicente, que volvi√≥ a trabajar en la Universidad de La Plata), hasta la gen√©tica de la diabetes (tema de Mariano Taverna, que se incorpor√≥ en el Instituto de Estudios de la Inmunidad Humoral Profesor Ricardo Margni, del Conicet y la Facultad de Farmacia y Bioqu√≠mica de la UBA), las neurociencias (especialidad de Paula Faillace, que utiliza la retina del pez cebra como modelo para estudiar mecanismos de crecimiento, diferenciaci√≥n y regeneraci√≥n de neuronas en el Departamento de Fisiolog√≠a de la Facultad de Medicina de la UBA), o los or√≠genes del terrorismo de Estado (tema de tesis de Mario Ranaletti, que volvi√≥ despu√©s de haber pasado seis a√Īos en Francia para reinsertarse en la maestr√≠a de historia de la Universidad Nacional Tres de Febrero).

El balance que hacen los científicos de la experiencia en el extranjero, es, en general, excelente.

Para H√©ctor Miguens, especialista en derecho concursal que pas√≥ no uno, sino tres per√≠odos diferentes en el exterior, lo mejor fue “haber podido palpar una forma de trabajar con rigor, con un adecuado manejo de fuentes de investigaci√≥n y ejemplos de creatividad que, en nuestro pa√≠s, son dif√≠ciles de encontrar”.

Turjanski opina que la oportunidad de trabajar en un pa√≠s desarrollado es m√°s que interesante, “sobre todo por el acceso a los colegas en un medio de gran concentraci√≥n de cient√≠ficos de alto nivel”.

Para el matem√°tico Ignacio Viglizzio, que junto con su esposa, Ana Maguitman, licenciada en ciencias de la computaci√≥n, volvi√≥ de la Universidad de Indiana a la de Bah√≠a Blanca, fue totalmente positivo, “tanto en el aspecto acad√©mico como en el personal”. Explica: “Pude conocer diferentes culturas y ser m√°s consciente de los prejuicios que existen aqu√≠”.

Adolfo Villanueva, doctor en ingenier√≠a y especialista en recursos h√≠dricos que vivi√≥ 20 a√Īos en Brasil antes de regresar al Instituto de Hidrolog√≠a de Llanuras de la Universidad del Centro de la Provincia de Buenos Aires, coincide: “Fue muy bueno. T√©cnicamente, el [Instituto de Investigaciones Hidr√°ulicas, de la Universidad Federal de Rio Grande do Sul] es excelente. Adem√°s, pude recorrer el mundo e independizarme de la influencia de Espa√Īa”.

Sin embargo, las opiniones sobre el rumbo de la ciencia local son divergentes. Villanueva, por ejemplo, considera que “falta visi√≥n estrat√©gica acerca del papel que cumple la ciencia y la tecnolog√≠a en el desarrollo del pa√≠s”. “Consciente o inconscientemente, todo se centra en grandes descubrimientos, en patentes revolucionarias -afirma-. Ese es el lado chic de la investigaci√≥n, pero no el m√°s importante. Brasil no tiene ning√ļn premio Nobel, tiene menor √≠ndice de publicaciones que nosotros, pero su sistema cient√≠fico es muy superior al nuestro e incorpora mucha m√°s tecnolog√≠a de punta en su sistema productivo.”

Turjanski siente que “la situaci√≥n para los cient√≠ficos mejor√≥ much√≠simo y hay expectativas de que seguiremos avanzando”. Ranaletti piensa que “las perspectivas son alentadoras”.

El f√≠sico Diego Arb√≥, que volvi√≥ para trabajar en el Grupo de Colisiones At√≥micas del Instituto de Astronom√≠a y F√≠sica del Espacio, del Conicet, dice que espera que “en el futuro haya subsidios m√°s significativos, se simplifique la burocracia, y haya concursos limpios”.

Federico Balaguer, ingeniero en software que retorn√≥ desde la universidad norteamericana de Urbana-Champaign, dice estar contento, aunque agrega que “la falta de previsibilidad es algo que mina muchos esfuerzos”.

Vicente afirma que en el fondo todav√≠a mantiene “el idealismo de creer que en nuestro pa√≠s se puede hacer ciencia de buen nivel”. Y agrega: “Veo que la situaci√≥n ha mejorado. Pero hay que aumentar el apoyo a la ciencia como motor de cambio. Si bien el presupuesto creci√≥, es fundamental que las pol√≠ticas se sostengan y que aumente la vinculaci√≥n entre grupos de investigaci√≥n del pa√≠s y del exterior, con el sector privado y con toda la sociedad”.

Faillace, por su parte, explica: “Creo que mis aportes al sistema cient√≠fico pueden ser mucho m√°s valiosos aqu√≠ que en los Estados Unidos. A veces pienso que la emoci√≥n que siento cuando a este pa√≠s le pasa algo bueno o se atisba un cambio de mentalidad, tambi√©n tuvo su peso en mi decisi√≥n de volver. Muchos de los miedos de no saber si iba a poder sobrevivir econ√≥micamente haciendo ciencia ya no est√°n. Estoy contenta”. (Fuente: Nora B√§r / La Naci√≥n)

http://infoalternativa.com.ar/home/index.php?option=com_content&task=view&id=1843&Itemid=37

Comments (0)

Argentinos, entre los m√°s felices del mundo

Tags:

Argentinos, entre los m√°s felices del mundo

Posted on 31 agosto 2009 by hj

Entre los habitantes de 140 pa√≠ses, aparecen en el puesto 13. El especialista que hizo el estudio explic√≥ que “la felicidad se define por cu√°nto te gusta la vida que viv√≠s”

 

Un estudio realizado en 2008 en 140 pa√≠ses demostr√≥ que los argentinos est√°n entre las personas m√°s felices del mundo, pese a cargar en sus espaldas con una serie de debacles econ√≥micas, a√Īos de elevado desempleo y tangos que parecen lagrimear.

El sondeo, que fue a parar a la “Base de Datos Mundial de la Felicidad”, creada por el soci√≥logo Ruut Veenhovenm, un profesor em√©rito de la Universidad Erasmus de Rotterdam, revel√≥ que los habitantes que se sienten m√°s a gusto con su vida est√°n en Islandia, Dinamarca, Colombia y Suiza (con ocho puntos o m√°s sobre 10), mientras que los argentinos alcanzan los 7,5 puntos, ubic√°ndose en el puesto n√ļmero 13, junto con Irlanda y Holanda. Entre los peores ubicados est√°n Angola, Chad, Irak Tanzania y Zimbawe.

Para Veenhovenm, “la felicidad se define por cu√°nto te gusta la vida que viv√≠s. Es real y existe porque mucha gente est√° satisfecha con su vida como totalidad”.

A su vez, consultado sobre si el dinero hace la felicidad, el soci√≥lgo opin√≥ que “el dinero es importante en los pa√≠ses m√°s pobres. En las sociedades igualitarias s√≥lo supone una peque√Īa diferencia“. As√≠, entran tambi√©n variables como la amistad, el sentido de pertenencia, la relaci√≥n de pareja, el trabajo, la creatividad individual, el funcionamiento de las instituciones y el ser parte del engranaje cultural.

Ante esto, Victoria Giarrizzo, investigadora de la Universidad de Buenos Aires y miembro del Centro de Econom√≠a Regional y Experimental (Cerx), dijo que “est√° claro que la felicidad no depende exclusivamente de la econom√≠a, aunque tiene gran incidencia. La gente supone que con mejores ingresos va a estar m√°s contenta y, cuando los consigue, se da cuenta que no est√° plena”. “La econom√≠a le pone un piso y un techo a la felicidad. Lo b√°sico es tener cubiertas las necesidades elementales y el techo est√° en pensar que la plata te resuelve cualquier inconveniente. La felicidad no hay que buscarla en los bienes sino en algo interior”, a√Īadi√≥.

Por su parte, Roberto Sivak, m√©dico psicoterapeuta y docente de la UBA, opin√≥ que “la felicidad depende de una serie de factores psicof√≠sicos y emocionales. Entre los m√°s importantes se cuentan el sentido del humor frente a las dificultades, la capacidad de proyectarse a futuro y encontrar un sentido a la propia existencia. Tambi√©n poder enfrentar la adversidad y entender que se trata de un elemento m√°s de la vida que requiere ser superado”.

El economista Bernardo Kliksberg observ√≥ que la felicidad responde a una cuesti√≥n f√≠sica y social: “Cuando hacemos cosas por los dem√°s, biol√≥gicamente se produce un neurotransmisor que se llama dopamina. Y genera un efecto de felicidad interna. Los seres humanos nacimos para ser felices”.

Finalmente, Guillermo Velázquez, investigador del Conicet y director del Centro de Investigaciones Geográficas de la Universidad Nacional del Centro en Tandil, apuntó que la felicidad tiene que ver con el lugar en donde uno vive, publicó el diario Clarín.

http://www.infobae.com/contenidos/469424-0-0-Argentinos-los-m√°s-felices-del-mundo

Comments (0)

El INVAP negocia con Jordania la exportación llave en mano de un reactor de investigación

Tags:

El INVAP negocia con Jordania la exportación llave en mano de un reactor de investigación

Posted on 31 agosto 2009 by hj

Directivos del INVAP tienen en proceso de negociación con el Reino de Jordania la venta de un reactor de investigación que potenciaría la capacitación de profesionales de ese país árabe en desarrollos pacíficos del recurso nuclear.


Julio de Vido junto a los técnicos del INVAP

Tras la invasión de Irak en 2003 por parte de los Estados Unidos, el occidentalizado reino Hachemita  ingresó en una etapa de acelerado crecimiento, en buena parte activado por el millón y medio de emigrantes que huyeron de las convulsiones políticas que siguieron a la caída de Saddam Hussein.
A partir de la visita que el rey jordano Abdullah II realiz√≥ a la Argentina durante el √ļltimo verano, el INVAP suscribi√≥ un protocolo de cooperaci√≥n que apunta a madurar en la pr√≥xima exportaci√≥n ‚Äúllave en mano‚ÄĚ de un reactor de investigaci√≥n que ser√≠a instalado en la ciudad de Irbid.
Mientras tanto, el INVAP mantiene en etapa de definici√≥n el cierre de un millonario acuerdo de exportaci√≥n de un reactor de 80 MW al reino de Holanda, operaci√≥n que podr√≠a ingresar en fecha pr√≥xima en una etapa concluyente para la suerte de la propuesta formulada por esa compa√Ī√≠a rionegrina en sociedad con la espa√Īola Isolux Corsan, con la que integr√≥ a trav√©s de Tecna un joint venture como una forma de tener una ‚Äúpata‚ÄĚ dentro de la Uni√≥n Europea.
Con una dotaci√≥n de 750 personas, que en un 80% son cient√≠ficos de alta calificaci√≥n, en sus 33 a√Īos de existenciael INVAP computa el haber construido cinco reactores de investigaci√≥n, entre los que figur√≥ la instalaci√≥n vendida en el a√Īo 2000 a Australia, operaci√≥n que le facilit√≥ ganar una alta calificaci√≥n internacional por tratarse de un mercado valorado por su m√°xima transparencia.
Tema aparte de los negocios que est√°n en ciernes, el INVAP se encuentra por estos d√≠as en acelerado proceso de provisi√≥n y montaje en Venezuela de 17 centros de radioterapia que, adem√°s de computar una venta por m√°s de u$s 62 millones, le facilitar√° a ese pa√≠s caribe√Īo solucionar el 90% de las necesidades sanitarias que enfrenta en esa materia en sus principales centros urbanos.
Tema aparte de todos esos contratos, la tarea m√°s relevante en la que se embarc√≥ el INVAP a partir de la firma, por parte del ex presidente N√©stor Kirchner del decreto 1.407/2004, concierne al cumplimiento de lograr un efectivo contralor del espacio a√©reo nacional pero sobre la base de la utilizaci√≥n de tecnolog√≠a de dise√Īo auton√≥mico.
En esa l√≠nea de esfuerzo, a partir de un contrato oportunamente suscripto con el Ministerio de Defensa, que cubre hasta ahora la etapa del dise√Īo de un prototipo, el INVAP tiene en v√≠as de experimentaci√≥n un radar del tipo transportable, de tecnolog√≠a 3 D (tridimensional) que facilitar√° controlar el movimiento a√©reo no cooperativo.
Ese equipamiento permitirá alcanzar la completa radarización de la totalidad del territorio nacional bajo rigurosas condiciones de seguridad y operatividad que hacen imprescindible que esos radares incluyan contramedidas capaces de evitar su destrucción o identificación desde donde emiten, para evitar así ser detectados por aviones hostiles.
Tras tres a√Īos de experiencia el INVAP ya cuenta con un grupo de software suficientemente avanzado. Siguiendo directivas presidenciales emanadas por intermedio del Ministerio de Planificaci√≥n, organismo controlante de Fabricaciones Militares, el INVAP ya tiene en desarrollo un prototipo de radar 3 D de corto alcance capaz de cubrir¬† hasta una distancia de 40 kil√≥metros.

EL PODER DE COMPRA DEL ESTADO

El uso del poder de compra del Estado fue¬† una de las decisiones clave adoptada a partir del 2003 en favor de la obtenci√≥n de tecnolog√≠a de avanzada que haga factible generar exportaciones¬† de alto valor agregado en consonancia con un desarrollo nacional auton√≥mico. Tras ese objetivo el INVAP se aboc√≥ a la tarea del dise√Īo de un sat√©lite dom√©stico de comunicaciones para la estatal ARSAT: a diferencia del alquiler del canadiense Anik I y Anik II del pasado o del sistema NahuelSat, el INVAP encar√≥ la fabricaci√≥n de un equipamiento capaz de ser ubicado en una √≥rbita geoestacionaria con el auxilio de un veh√≠culo lanzador que podr√≠a contratarse con India, la NASA, Francia o Rusia. La NASA tambi√©n encarg√≥ al INVAP la fabricaci√≥n de un sat√©lite de 450 kilogramos de instrumental √ļtil (el Aquarius) capaz de medir la temperatura y salinidad de las masas oce√°nicas, a fin de poder contar con mayor informaci√≥n frente a las amenazas que plantea el cambio clim√°tico.
Ese acuerdo oportunamente suscripto hace tres a√Īos con la principal agencia espacial del mundo tendr√° un costo cercano a los u$s150 millones, habi√©ndose previsto su lanzamiento para septiembre del 2010. Tema aparte de esos proyectos, en fase avanzada el INVAP trabaja en cooperaci√≥n con la CONAE y la gencia espacial italiana de otros dos sat√©lites para el relevamiento de cat√°strofes.

ERNESTO DE PAOLA

Comments (0)

El balero está de vuelta pero con toques artísticos bien Argentinos

Tags: ,

El balero está de vuelta pero con toques artísticos bien Argentinos

Posted on 31 agosto 2009 by hj

Con un fin ben√©fico, m√°s de doscientos artistas argentinos le dieron vida al viejo y conocido balero. Los dise√Īos.

Aquel viejo y sencillo juguete, con nuevo significado

Para recaudar fondoscon el fin de equipar lo que en un futuro cercano ser√° el Museo Municipal del Juguete de San Isidro, m√°s de doscientos artistas argentinos respondieron a la convocatoria e intervinieron aquel viejo y sencillo juguete, el balero de madera, d√°ndole un nuevo significado como un soporte de obras de arte.

Los artistas dieron rienda suelta a su imaginación y fueron dejando sus reconocidos estilos sobre los baleros de madera. Tal fue el entusiasmo que provocó la primera edición, realizada en la propia San Isidro, que para esta en el Shopping Abasto se siguieron sumando artistas deseosos de participar.

En esta segunda presentaci√≥n de trabajos, la apertura es ma√Īana, martes, a las 18.30 horas en la sala de exposiciones del Museo de los Ni√Īos, en Av. Corrientes 3247. La entrada gratuita y para los que quieran ir viendo pueden visitar http://baleros.blogspot.com/.

http://www.minutouno.com/1/hoy/article/115683-El-balero-está-de-vuelta-pero-con-toques-artísticos-bien-argentinos/

Comments (1)

El Sur Argentino alberga el mayor campo de cr√°teres

Tags: ,

El Sur Argentino alberga el mayor campo de cr√°teres

Posted on 31 agosto 2009 by hj

En Chubut / Trabajo de científicos del Conicet. Es el más grande del hemisferio y probablemente de la Tierra, abarca un área de 90 kilómetros cuadrados y exhibe más de 100 impactos

El Sur alberga el mayor campo de cr√°teres

Uno de los cráteres explorados por investigadores argentinos en Bajada del Diablo, Chubut 

Nora Bär
LA NACION

S√ļbitamente, un destello ilumina el cielo de Buenos Aires al tiempo que se oye un ruido atronador. Un instante m√°s tarde, la ciudad y sus alrededores, 50 km a la redonda, no existen, volatilizados en una gigantesca explosi√≥n. Millones de toneladas de material se elevan por los aires al tiempo que los fragmentos del colosal cascotazo que acaba de estrellarse contra esta zona del mapa son despedidos como proyectiles en todas direcciones.

Aunque cueste creerlo, esta historia es casi ver√≠dica…, salvo por algunos detalles fundamentales. No ocurri√≥ en la √©poca presente, sino hace entre 130.000 y 380.000 a√Īos, cuando no exist√≠an ni Buenos Aires ni hab√≠a seres humanos en el continente americano. Y no fue en el estuario del R√≠o de la Plata, sino algo m√°s al Sur: en un √°rea de 90 km2 conocida como Bajada del Diablo, en el norte de lo que es hoy la provincia de Chubut, 120 km al sudeste del pueblo de Gan-Gan, donde actualmente viven 800 personas.

Los rastros del fabuloso impacto, que dejó más de 100 hondonadas de entre 60 y 350 metros de diámetro, y de 30 a 50 metros de profundidad, componen lo que investigadores del Conicet acaban de identificar como el mayor campo de cráteres del hemisferio sur y probablemente del planeta.

“En el mundo se conocen nueve campos, que en total tienen alrededor de 170 cr√°teres; el de Bajada del Diablo por s√≠ solo tiene 100 reconocidos y podr√≠a llegar a tener hasta. Es m√°s grande que el que arras√≥ Tunguska, en Siberia, en 1908, es seguramente el m√°s grande del hemisferio sur y podr√≠a resultar el mayor del planeta cuando terminemos nuestras investigaciones”, dice Rogelio Acevedo, del Centro Austral de Investigaciones Cient√≠ficas (Cadic), uno de los autores del trabajo que se publica en el n√ļmero de septiembre de la revista Geomorphology yen el que exponen sus estudios el propio Acevedo, Jorge Rabassa, Max Rocca, J. F. Ponce y Hugo Corbella.

Fue Corbella quien, hace dos décadas, dio la primera voz de alerta.

“El doctor Corbella, que es petr√≥logo [ge√≥logo especializado en el estudio de las rocas], estaba estudiando rocas alcalinas -dice Acevedo-. El recogi√≥ los primeros indicios. A partir de eso, hicimos un primer viaje de reconocimiento con recursos propios, como siempre sucede en la geolog√≠a cuando se trata de un trabajo nuevo. Luego, gracias a un subsidio de la provincia de Chubut y otro de la National Geographic Society, pudimos contar con los fondos para un nuevo viaje de exploraci√≥n que nos permiti√≥ seguir adelante.” Actualmente, los cient√≠ficos tambi√©n reciben subsidios, apoyo y recursos de la Planetary Society, de la doctora Adriana Ocampo (de la NASA), del doctor Jes√ļs Mart√≠nez-Fr√≠as (del Centro de Astrobiolog√≠a de Madrid) y del doctor William MacDonald (de la Universidad de Binghamton, EE.UU.).

Seg√ļn explica Acevedo, los cr√°teres (que pueden verse perfectamente desde Google Earth) tienen un di√°metro comparable con el de una cancha de f√ļtbol. “Y para hacerse una idea de la zona que ocupan, s√≥lo de Puerto Madero a Castelar hay unos 50 km…”, dice.

Su naturaleza y características geomorfológicas indican que todos los impactos se produjeron simultáneamente. Calculan que hay un mínimo de 206 cráteres agrupados en tres áreas. Hasta ahora, cien de esas estructuras circulares fueron identificadas en imágenes satelitales y diez de ellas fueron reconocidas en el campo.

Adem√°s del gran n√ļmero de cr√°teres y las dimensiones del √°rea que ocupan, el hallazgo ya atrajo el inter√©s internacional por diversas razones.

“Los cr√°teres est√°n extraordinariamente bien preservados por las condiciones inusuales del clima de la zona, que es extremadamente seco, y porque es un √°rea pr√°cticamente deshabitada, de modo que no han sufrido ninguna perturbaci√≥n humana -dice Rabassa-. Otro dato de inter√©s es que son muy recientes: tienen m√°s de 130.000 y hasta un mill√≥n de a√Īos. Si pensamos que las rocas m√°s antiguas conocidas del planeta tienen 3800 millones de a√Īos, en t√©rminos geol√≥gicos es anteayer. Por otro lado, tenemos 18 impactos en rocas bas√°lticas, volc√°nicas, algo que hasta ahora s√≥lo se hab√≠a encontrado en una oportunidad. Ese es el tipo de impacto que les interesa a los planet√≥logos, porque son los que se han encontrado en Mercurio, en la Luna, en Marte, en Venus. Suponemos que va a ser un avance muy importante en an√°logos del Sistema Solar, ya que en nuestro planeta estas formas desaparecen muy r√°pidamente por acci√≥n de los procesos naturales que modelan la superficie del planeta. Lo que tenemos que dilucidar es cu√°l fue el agente que los produjo. No sabemos si fue un meteorito o un cometa, s√≥lo que el objeto penetr√≥ en la atm√≥sfera y se desintegr√≥, por eso tenemos estos 150 cr√°teres simult√°neos. Lamento usar esta imagen, pero fue como una bomba de racimo: se parti√≥ en un gran n√ļmero de part√≠culas m√°s peque√Īas, algunas de las cuales pueden haber medido tan s√≥lo unos metros de di√°metro. Siendo tan reciente, podemos utilizarlo como modelo para calcular qu√© ocurrir√≠a si esto volviera a producirse. De hecho, parte de nuestro proyecto ser√° tratar de modelar qu√© impacto producir√≠a en la regi√≥n pampeana o incluso en un √°rea urbana…”

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1168908

 

Comments (0)

Tags:

El consumo de servicios p√ļblicos creci√≥ 6,9%

Posted on 31 agosto 2009 by hj

Registró en julio un avance del 6,9 por ciento respecto a igual mes de 2008, impulsado nuevamente por la telefonía, informó esta tarde el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

El INDEC detalló que en julio, en términos desestacionalizados, el mayor crecimiento se produjo en el sector Telefonía, con un avance del 24,5 por ciento), seguido por Electricidad, Gas y Agua, con el 2,3 por ciento frente a igual período anterior.

http://www.telam.com.ar/vernota.php?tipo=N&idPub=159529&id=310697&dis=1&sec=1

Comments (0)

ÔĽŅ
Estimados amigos:
Este sitio no recibe apoyo privado ni estatal. Preferimos que sea así para poder publicar lo que consideramos "buenas noticias" sobre nuestro país de manera independiente. Si te gusta este sitio y querés colaborar para que sigamos online seleccioná un monto y hacé click en Donar.
Gracias por leernos y por tu colaboración!!
Donar:

Las Malvinas fueron, son y serán argentinas!

Humor


CALOI | caloi.com.ar


40.gif


DANIEL PAZ & RUDY | Página 12

Daniel Paz & Rudy