Archive | diciembre, 2002

Primer museo argentino de Metaloplástica , que es el arte de esculpir en metal

Tags:

Primer museo argentino de Metaloplástica , que es el arte de esculpir en metal

Posted on 04 diciembre 2002 by hj

Es el Primer Museo Argentino de METALOPLASTICA, inaugurado el 4 de diciembre de 2002 y dedicado exclusivamente a las obras del gran artista del metal, Jorge Christoff KURTEFF.

El_Museo_por_dentro

Se encuentra ubicado en “Rincón del Este”, en la pintoresca Villa de Merlo, al pie de las Sierras de los Comechingones y en un marco de incomparable belleza natural.

Es el legado de Jorge Kurteff a la humanidad toda, fruto de una vida creativa y rica en conceptos espirituales profundos. Su mensaje se inspira fundamentalmente en el amor y la paz.

Más de 50 años de persistente dedicación, depurada técnica y fecunda inspiración, dieron como resultado las 200 piezas que hoy podemos admirar en el Museo y nos transportan hacia una concepción más elevada del ser y de la vida.

Las obras, cedidas por el artista como ofrenda de su amor a la Argentina, son una verdadera colección maestra, única en su tipo.

El edificio del Museo fue construido por la FUNDACION KURTEFF, cuyo objetivo es sostener, promover y difundir la obra de este artista plástico, y fue anexado a la Red Iberoamericana del Patrimonio Cultural (REDIPAC) cuya sede se encuentra en la Universidad Complutense de Madrid.

El_Museo_por_dentro

Frente_del_Museo_Kurteff

Frente_del_Museo_Kurteff
EL ARTISTA

Jorge Christoff Kurteff, el poeta de los metales.

jorge_kurteff

jorge_kurteff
«Nací en la Primera Guerra Mundial, el 1 de Junio de 1916 en Stara Zagora, Bulgaria, y perdí mis años juveniles en la Segunda Guerra Mundial.”

“A los 8 años comenzaron a gustarme mucho los metales, sobre todo porque con ellos me gustaba hacer algo nuevo.”

“El 23 de mayo de 1943, sentí un gran impulso cuando en plena guerra conseguí organizar la primera exposición de mis obras.”

“Cuando dejé de estar movilizado por el gobierno logré presentar la segunda exposición en la ciudad capital, Sofía. Las repercusiones fueron también notables, allí pude ganar lo suficiente como para afrontar los gastos de un año e inscribirme en la Escuela Nacional de Arte, donde aprendí dibujo y pintura… pero no había nadie que conociese el arte de los metales.”

“En 1947 realicé la tercera exposición ‘un romance amoroso entre dos flores’. Allí presenté obras de tulipanes, rosas, violetas de los alpes, jacintos y diversos ramos florecidos. Todo hecho con restos de chatarra de la Segunda Guerra Mundial. Al culminar la presentación, en la prensa se dijo que yo era un ‘poeta de los metales’.”

“… pude salir de Bulgaria por un convenio de intercambio de artistas con Checoslovaquia. Pude sacar mis obras y se abrieron todas las puertas… ”

En 1948 Kurteff dejaría para siempre su Bulgaria natal, para emprender un viaje que tendría su primera escala en Checoslovaquia. Luego se trasladó a Suecia, donde se radicó por algunos meses. Un encuentro con el embajador argentino en el país nórdico selló su destino: «En Argentina necesitamos gente como usted, necesitamos su talento». Un largo viaje en barco se tendía como puente hacia su nuevo mundo, sin más patrimonio que su valija de herramientas, y su alforja de sueños e ideales.

Las enseñanzas de Pedro Danoff (Beinsa Dunó) un maestro, filósofo, teólogo y médico búlgaro, cimentaron la obra y el periplo existencial de Kurteff. A ese encuentro y a esa tutela espiritual le suceden 50 años de trabajo y el desarrollo integral de todas las obras que hoy se exhiben en el Museo construido en Merlo.

Jorge Kurteff adoptó a este país como propio al legalizar su ciudadanía argentina en 1953. Ese mismo año se casa con Aída Esther Arámbulo, escultora y escritora de refinada pluma, que supo insuflar remozada vida al genio creativo de su marido y se encargó de proyectar en el mundo de habla hispana las enseñanzas de Beinsa Dunó, el maestro que Kurteff tanto veneraba.

Aída y Jorge vivieron en Buenos Aires durante 15 años y luego se trasladaron a Bariloche. Allí Kurteff compuso buena parte de las obras que hoy se exhiben en el Museo. En 1985 el matrimonio Kurteff sale de Bariloche e inicia la búsqueda de un nuevo destino. Cuentan que al llegar por primera vez al ingreso de Merlo, donde hoy se erige la rotonda de acceso, Kurteff se irguió sobre el asiento del auto en que viajaba y exclamó «aquí nos quedamos». Se establecieron en Merlo en 1987.

En 1998 el Gobierno de Bulgaria le ofreció la construcción de un museo en la capital de ese país, pero Kurteff respondió que toda la obra realizada en Argentina debía quedar en Argentina y eligió la Villa de Merlo, en la provincia de San Luis, como lugar para depositar su legado a perpetuidad.

El Museo Kurteff fue inaugurado el 4 de diciembre de 2002.

El 27 de febrero de 2003, pocos días después de la inauguración del museo, fallece Jorge Kurteff a los 86 años de edad.

Avenida de los Césares 2370
02656 478 600
(5881) Villa de Merlo, San Luis
ARGENTINA
[email protected]

Fuente: Museo Kurteff

http://www.museokurteff.org.ar/

Comments (0)


Estimados amigos:
Este sitio no recibe apoyo privado ni estatal. Preferimos que sea así para poder publicar lo que consideramos "buenas noticias" sobre nuestro país de manera independiente. Si te gusta este sitio y querés colaborar para que sigamos online seleccioná un monto y hacé click en Donar.
Gracias por leernos y por tu colaboración!!
Donar:

Las Malvinas fueron, son y serán argentinas!

Humor


Sendra | Sendra


19.gif


DANIEL PAZ & RUDY | Página 12

Daniel Paz & Rudy