Archive | Tecnología argentina

Made in Córdoba :  tractor a control remoto es furor en las redes

Tags:

Made in Córdoba : tractor a control remoto es furor en las redes

Posted on 15 mayo 2022 by hj

Con la finalidad de simplificar el trabajo de confección de silobolsas, un joven productor y contratista cordobés diseñó un dispositivo que le permite a una sola persona operar dos equipos al mismo tiempo. El tractor a control remoto es otro invento nacional con sello personal.

El cordobés Joel Príncipe halló la manera de simplificar el trabajo de los tractoristas en el campo, sobre todo para aquellos momentos en que la mano de obra escasea.

El tractor por control remoto está inventado en el mundo, pero difícilmente haya sido diseñado de manera artesanal y en un campo de productor. Joel Príncipe, es hijo de contratista rural y con 24 años simplificó una tarea que suele ser desgastante: armar un silobolsa con un solo operario.

El cordobés, oriundo de la localidad de San Ambrosio, ubicada a 20 kilómetros de Río Cuarto, puso manos a la obra explorando sus conocimientos en electrónica y robótica adquiridos durante su vida.

“Se me ocurrió hacerlo para el tractor que emplea la embolsadora durante la cosecha. Así, cuando se está haciendo el bolsón se puede guiar el tractor a control remoto. Es para cosas simples, para que el tractorista pueda guiarlo desde otro tractor y, por ejemplo, trabajar de a dos tractores”, contó Principe a El ABC Rural.

El diseño del dispositivo y la programación del tractor llevó un año de investigación y trabajo continuos.

Pasión por la agricultura de precisión

Si bien Joel no es profesional, es amante de la robótica empleada en el agro y de la agricultura de precisión. Incluso, desde hace unos meses, trabaja en una empresa que comercializa estos equipos.

“Comencé a estudiar una carrera de ingeniería en Córdoba pero por la pandemia decidí dejarla. Se me dificultaba mucho comprender conceptos claves de manera virtual, sobre todo de matemáticas”, comentó Príncipe.

Ahora, además de su trabajo, colabora en las tareas del campo de su padre y en su empresa de contratista. Además, en los tiempos libres, da rienda suelta a sus conocimientos y diseña o perfecciona equipos electrónicos para maquinarias agrícolas.

Joel Príncipe es autodidacta y fanático de la robótica en el agro. “La agricultura de precisión nunca nos deja de sorprender”, dice.

“El tractor a control remoto no es un piloto automático. Es un simple dispositivo para un trabajo en particular. Me llamaron mucho la atención las repercusiones que tuvo en las redes sociales”, comenta sorprendido.

Facilitamos el trabajo de nuestros empleados

El invento -que tardó un año hasta su puesta a punto- vino a suplir una necesidad imperiosa. “Nuestros empleados pasaban de un tractor al otro para confeccionar el silo y sus rodillas llegaban hinchadas a la noche. No es una tarea cómoda”, manifestó.

En ese sentido, este equipo le permite al tractorista accionar la otra unidad para el armado del bolsón sin necesidad de bajarse del tractor que opera la tolva autodercargable.

“Lo hice pensando en el bienestar de los tractoristas y en cómo facilitar su tarea”, explicó el joven emprendedor. Además aclaró:  “Hoy no se consigue gente que quiera trabajar en el campo, y menos para ir a una embolsadora. Es un trabajo que al empleado no le genera la renta que le produce una cosecha”, indicó.

¿Cómo se viralizó el invento?

El cordobés, puso en práctica su diseño en un modesto tractor Someca y luego lo perfeccionó en un Fahr 55 que utiliza para la confección de los bolsones en el campo. “No es un diseño barato a pesar de la simpleza. Los materiales que utilicé son caros. Es decir que si un productor lo quisiera replicar, lo pensaría varias veces”, se sinceró Joel.

Fahr 55 listo para trabajar a control remoto, operando una embolsadora de granos.

Respecto a la viralización de un video con el tractor en funcionamiento, el joven cordobés se mostró sorprendido. “Me impactó la trascendencia que tuvo la información. Hay que reconocer que no soy el único que diseña de manera artesanal este tipo de herramientas. Decenas de productores lo hacen en distintas regiones pero no trascienden”, destacó.

Para Príncipe, el Estado debiera darle importancia a estas cuestiones. “Los gobiernos no se interesan por estas cuestiones que son fundamentales en el campo. Solo le importan otras cosas. Por eso es bueno que este tipo de inventos salgan a la luz”, aseguró.

Fuente: El ABC Rural

Comments (0)

arbolmetalico

Tags:

Posadas: crearon un árbol metálico, un aparato que transforma dióxido de carbono en oxígeno

Posted on 12 febrero 2022 by hj

Desarrollaron en Posadas un aparato denominado “Árbol Metálico” que cumple la función de purificar el aire, mediante el proceso de transformación del dióxido de carbono en oxígeno. Facundo Acst, CEO de Giideba brindó detalles de este invento que contribuye al cuidado del medio ambiente y anticipó que en los próximos meses se realizará la presentación del artefacto.

Acst comentó que en el proyecto tuvo la colaboración de dos socios posadeños -Daniel Ferreira y Daniela Romero- también contó que la idea surgió cuando sus compañeros se encontraban trabajando en otro dispositivo.

Allí, descubrieron que con un químico se podía realizar la absorción del dióxido de carbono y cuando este atravesaba un filtro, se liberaba oxígeno. En las diferentes pruebas, observaron que el proceso se parecía a un árbol, pero de metal, y fue así que esa constatación dio origen al nombre.

Cumple la función de un árbol porque toma el dióxido de carbono del ambiente, por un proceso químico en el filtro, descompone a la molécula de dióxido de carbono, liberando oxígeno y reteniendo el carbón, esto lo que hace es disminuir las partes por millón de carbono del ambiente”, explicó el CEO.

En tanto, sobre las partes por millón puntualizó que se trata de la huella de carbono, es decir, la cantidad de dióxido de carbono que se está liberando en un tiempo determinado o en ciertas actividades.

Con la misma función que el árbol metálico, Perú tiene su “super árbol” contra la contaminación.

Lo que queremos hacer con el aparato es ayudar a disminuir esa huella de carbono y esa cantidad de dióxido de carbono en el ambiente reteniéndolo en nuestro filtro, ese es el principio del árbol de metal”, detalló Acst.

Respecto de su aplicación señaló que lo ideal sería que estuviera en la vía pública, además están apuntando a instalarlo en las grandes industrias que son una de los mayores contaminantes del ambiente.

Finalmente, el CEO señaló que aún continúan en proceso de patentamiento, de certificaciones ambientales, pero el aparato está próximo a presentarse oficialmente, adelantó que será en los próximos meses.

Fuente: Misiones On Line

Comments (0)

Historias de Año Nuevo : El profesor que comía en ollas populares y arranca 2022 lanzando el primer satélite San Martín al Espacio

Historias de Año Nuevo : El profesor que comía en ollas populares y arranca 2022 lanzando el primer satélite San Martín al Espacio

Posted on 03 febrero 2022 by hj

Es de José C. Paz, donde ayudaba al barrio junto a su familia. Con sus estudiantes construyó el primer picosatélite del continente, que saldrá el 13 de enero desde la NASA. Planea mandar cien más en tres años.

El profesor Alejandro Cordero, junto a sus ex estudiantes, técnicos e ingenieros que forman de Innova Space.

Así les dijo Alejandro Cordero (44), profesor de la escuela técnica de Mar del Plata, a sus estudiantes. Había decidido volver a vivir de lleno de la educación después de cerrar su empresa metalúrgica, en 2018, cuando las importaciones de insumos sacudieron sus finanzas.

Los alumnos, escépticos, le dijeron que sí. Ni por asomo creían que terminarían construyendo el primer satélite General San Martín, que se lanzará al espacio el 13 de enero desde la NASA para empezar a armar la constelación Libertadores de América.

«Planeamos lanzar cien picosatélites en tres años. A este le seguirán uno con el nombre de Juana Azurduy y otro con el de Simón Bolívar», explica Cordero. Y aclara la definición de picosatélite: «Son más chicos que un nanosatélite: este mide 10x5x5 centímetros y pesa medio kilo».

A lejandro Cordero prevé lanzar unos cien picosatélites en tres años.

Su empresa, Innova Space, fue formada junto a tres estudiantes recibidos de su clase. Y se convertirá en la primera de Latinoamérica en lanzar picosatélites. Lo hará desde la plataforma Space X, del multimillonario Elon Musk, en Cabo CañaveralFloridaEE.UU. Y tiene un ambicioso objetivo: «Permitirles a las empresas agrícolas de Argentina ubicadas en provincias o territorios sin acceso a Internet que puedan aplicar tecnología IOT para optimizar su producción sin explotar territorios más amplios».

¿Qué son las comunicaciones IOT? «Internet de las cosas», traducido. La tecnología que permite interconectar distintos dispositivos para ser controlados desde un solo comando, como electrodomésticos y aparatos hogareños o, en este caso, equipos de agricultura, minería o extracción de petróleo.

El proyecto de Cordero no termina ahí. Empezó a enviar kits de tecnología satelital a escuelas técnicas de Buenos Aires y también a las primeras aulas de África. «Realmente se pueden construir satélites en los colegios, o enseñar programación e innovación tecnológica. Mi sueño de fondo es que esta experiencia lleve a cada vez más chicos a soñar con ser ingenieros, técnicos, científicos», dice.

De las ollas populares al Espacio


Mucho antes de ser el Profe Cordero, ese que tiró los vetustos pizarrones de tiza, pintó de colores y cambió todos los muebles de la Escuela Técnica de Mar del Plata para atraer a sus estudiantes, Alejandro tuvo una infancia áspera.

«Nací en el ’76, tengo a la Guerra de Malvinas muy presente en mi mente porque en casa se hablaba del tema. Por eso también todos los satélites y proyectos llevan la estampa de las Islas Malvinas como una firma», cuenta quien hoy tiene 44 años.

Un picosatélite es más chico que un nanosatélite. En América Latina todavía no se producían.

«Mi papá era obrero metalúrgico y mi mamá ama de casa. Aunque hoy vivo en Mar Chiquita, me crié en José C. Paz, donde estudié en la Técnica N°2, y siempre me enseñaron que la forma de salir de la pobreza era estudiar y esforzarse. Hoy puedo decir que la educación pública me dio todo», resume.

Más de una vez, su papá y mamá dejaban de comer para darles un plato a sus hijos. «En la época de la hiperinflación me mandaban a comprar diez gramos de azúcar, medio kilo de fideos. Y siempre me hacía separar un puñado para la olla popular del barrio», recuerda.

También más de una vez ellos comían gracias a esas ollas populares. «Es parte de ser argentino, no reniego, me enorgullece y siempre apostaré a mi país, aunque haya viajado mucho gracias a mis trabajos», dice el docente.

En los ’80, las barriadas conformadas por migrantes del interior del país se unían para aportar mercadería y asegurar, entre todos, la comida de todos. «Ese espíritu les transmití a mis alumnos, y así llegamos al proyecto que parecía un sueño y se hizo realidad».

El picosatélite San Martín mide 10x5x5 centímetros y pesa medio kilo.

Cuando terminó la escuela, Cordero no podía pagar el boleto para viajar a una universidad en Capital Federal o lejos de su barrio. «Empecé a trabajar para Pepsi, barriendo», recuerda. Once años después era coordinador de Instrumentación y Control para el Cono Sur. «Viajé y aprendí mucho en Pepsico», recuerda.

Después vino la historia de su propia Pyme y el regreso a la docencia.

Luca Uriarte, Iván Mellina y Mateo Roldán fueron tres de los alumnos que participaron de los primeros experimentos, además de muchos más.

«Descubrí que con la plataforma ARDUINO se pueden desarrollar satélites chicos. Una placa de esas sale menos de $1.000. Los chicos empezaron a aprender a programar y a desarrollar cosas que no sabían: tuvieron que aprender, además de electrónica, inglés, física, matemáticas. Hasta hicieron papers de divulgación científica que los hicieron salir en todos lados», recuerda.

Gracias a eso llegó una invitación a viajar a Escocia, a un congreso anual de satélites chicos. Y después, el sueño hecho realidad: la Aceleradora de Startup Neutrón, de Mar del Plata, les propuso financiar el proyecto de enviar desde la NASA su propia constelación al Espacio.

«Así nació Innova Space, nuestra firma. Éramos los tres técnicos recibidos, estudiantes del primer año de Ingeniería, y yo. Luego de seis meses empezamos a tomar ingenieros y personal. Hoy somos más de 16», cuenta Cordero.

«Hoy los costos de lanzamiento, desarrollo y fabricación hacen que sea posible generar una constelación«, explica. Más de dos satélites conforman una. Hoy, Argentina sólo tiene dos: la de empresa privada Satel Logic, de porte grande (unos 200 kilos), que ya envió unos 20; y SAOCOM, nacional, que cuenta con dos satélites de observación terrestre de la agencia espacial de Argentina, CONAE.

«Después del San Martín, que técnicamente se denomina MDQubeSAT1, planeamos lanzar seis el año que viene, 16 en 2023 y unos 90 en 2024», anuncia Cordero. Y explica el fin, más allá del crecimiento de su industria que comenzó en un aula y ya está valuada en 40 millones de dólares, del proyecto.

El volante con el retrato de San Martín de Ramiro Ghigliazza que anuncia el lanzamiento del satélite de Innova Space.

«En Argentina el 70% del territorio se encuentra sin comunicación: las zonas menos pobladas, donde está el agro. El futuro palpable indica que los agricultores deberán producir más del doble pero con la misma superficie sembrada. La única forma es con tecnología de comunicación, y hoy a las empresas de celulares no les sirve poner torres donde no hay población. Con lo que cuesta poner una torre, lanzamos más de cien satélites que permiten llevar esa tecnología de Internet al campo», aclara Cordero.

El General San Martín y las Malvinas, en el firmamento

En Instagram, Cordero conoció la obra de Ramiro Ghigliazza, diseñador gráfico y artista que reconstruyó con realidad digital el rostro de José de San Martín. La imagen, publicada por Clarín en 2019, llegó a la Casa Rosada, a Perú, a sitios donde el Padre de la Patria hizo historia y a cientos de escuelas rurales de nuestro país.

Ghigliazza se volvió reconocido por instituciones sanmartinianas y se viralizó en las redes sociales. Creó, también, retratos «humanizados» de Belgrano, Juana Azurduy, Güemes, María Remedios del Valle, el Sargento Cabral y más héroes de la Patria.

«Soy un amante de la Patria Grande, de lo que soñaban San Martín y Bolívar», cuenta Alejandro Cordero. «La constelación se va a llamar Libertadores de América para que sea algo disruptivo. Al primer satélite, si podía ponderarlo, quería ponerle San Martín. Cuando vi por primera vez el retrato de Ramiro me puse a llorar», dice el dueño de Innova Space.

La obra «San Martín 1818», que muestra al general como si le hubieran sacado una foto, con la tez trigueña, una cicatriz del Combate de San Lorenzo, la mirada penetrante y rasgos detallados que los cuadros pintados de la Independencia no podían reflejar, será la imagen comunicacional del lanzamiento internacional del satélite.

«Yo todavía no lo puedo creer», aporta Ghigliazza, que para sus obras trabaja con fotos de personas parecidas a las descripciones de próceres que registran historiadores y expertos. «Mi sueño era llevar el retrato de los puntos del mundo donde San Martín nació, se formó, los países que liberó y los sitios donde plantó su mensaje de unidad e Independencia. Nunca pensé que iba a ser insignia de un proyecto espacial», dice el artista, que nació y estudió en Morón, y vivió en La Pampa, Santa Fe y Córdoba.

Y Cordero agrega la huella que dejaron en su adolescencia los grandes próceres de nuestro país. «Yo vivía en el barrio Las Acacias, en José C. Paz, y mis vacaciones eran tomarme un colectivo para irme un mes con mi padrino, en el barrio Santa Paula. Mi padrino me contaba historias de San Martín, de Belgrano, Güemes… me decía que nunca jamás me olvidara de los que dieron todo por la patria. Por eso también tengo presente a las Islas Malvinas y me alegra que nuestro primer satélite lleve al General a lo más alto.
Fuente: Clarin

https://www.clarin.com/zonales/profesor-comia-ollas-populares-arranca-2022-lanzando-primer-satelite-san-martin-espacio_0_UgcwOxvKF.html?fbclid=IwAR3D1-wue_zUrB_APkeTAB1u5DmkfcNA6upxlKi1DbRl_WHSm9DtZPfLbYE

Comments (0)

placa-reactor

Científicos del CONICET desarrollan y exportan un Reactor Experimental que permitirá producir energía renovable

Posted on 02 febrero 2022 by hj

Desarrollan y exportan un Reactor Experimental de Alta Temperatura y Presión.

El CONICET y la Universidad Americana de Asunción, con el apoyo y logística de PLAPIQUI y de la Fundación INNOVA-T, contribuyen a la investigación sobre la producción de biocombustibles renovables. Una asociación público-privada y multisectorial como herramienta de desarrollo.

Fruto de un convenio de vinculación tecnológica I+D (Investigación y Desarrollo) entre el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), la Fundación para la Innovación y Transferencia de Tecnología (INNOVA-T), la Universidad Americana de Asunción (Paraguay) y la empresa Redox Química SA, de Paraguay, el reactor experimental de alta temperatura y presión, denominado APAT v1 que fue íntegramente desarrollado en el ámbito del Centro Científico Tecnológico (CCT) CONICET Bahía Blanca fue exportado a la alta casa de estudios de Paraguay. El mismo será utilizado en el marco de una investigación desarrollada en la Universidad Americana de Asunción que se dedica a la producción de biocombustibles renovables a partir de la hidrogenación de aceites vegetales mediante la utilización de diferentes catalizadores.

Fueron parte fundamental del desarrollo tecnológico el grupo de Termodinámica de Procesos de la Planta Piloto de Ingeniería Química (PLAPIQUI, CONICET-Univ. Nac. del Sur), quienes desarrollaron la ingeniería de laboratorio, su diseño, operatoria y puesta a punto. En tanto, la construcción y montaje de cada parte del equipo fue realizada por los técnicos del taller de Metalurgia y Tornería de la Unidad de Apoyo Territorial del mismo CCT.

Asimismo, de la posibilidad de concretar su transferencia, también participaron la Oficina de Transferencia Tecnológica de PLAPIQUI, la Oficina de Vinculación Tecnológica del CCT y la Fundación Innova-T, quienes gestionaron el convenio que permitió que la tecnología llegue a Paraguay.

“El desarrollo de este equipo es muy importante en varios sentidos, porque se trata de una colaboración con una Universidad de un país hermano como es Paraguay, lo cual significa para nosotros afianzar capacidades de diseño y construcción específicas a nivel internacional”, expresó Pablo Hegel, investigador del CONICET en PLAPIQUI y responsable técnico del desarrollo y añadió: “los conocimientos adquiridos en el marco del proyecto posibilitarán, además del crecimiento del grupo de investigación, la generación de nuevos prototipos y la aplicación de técnicas de alta presión de avanzada para la obtención de energía, materiales y químicos de valor agregado”.

La tecnología lograda es un ejemplo de I+D producto de un trabajo interdisciplinario y conjunto entre los distintos actores involucrados, que genera impactos que van más allá del dispositivo creado y exportado, puesto que resulta en capacidades de investigación nuevas e innovadoras para el área de la tecnología supercrítica y de alta presión a nivel internacional.

“Nuestro grupo trabaja desde hace muchos años en temas vinculados a procesos de alta presión, con fluidos supercríticos, y viene desarrollando equipamiento de laboratorio. Haber sido elegidos como grupo de investigación en Argentina para colaborar en este proceso de investigación y desarrollo y también de transferencia, es una manera de consolidar la colaboración y los vínculos entre grupos de investigación en la región”, resaltó Hegel.

Según explica el investigador, el reactor supercrítico será utilizado en investigaciones acerca de la obtención de biocombustibles y en otros estudios relacionados a procesos sostenibles, que utilizan solventes verdes, como dióxido de carbono, y podría aplicarse también a industrias como la petroquímica o la farmacéutica.

Una exportación que abre caminos

Verónica Bucalá, investigadora principal del CONICET y directora de PLAPIQUI, celebra la exportación de un Reactor para Procesos Supercríticos y afirma: “Es un nuevo hito que señala el progreso en la madurez de las tecnologías que se están desarrollando en nuestro instituto. Este producto es resultado del trabajo sostenido del grupo de Termodinámica de PLAPIQUI, que ha logrado destacarse a nivel internacional en tecnologías basadas en fluidos supercríticos. Nuestras felicitaciones al equipo por la tenacidad para alcanzar este logro”.

Y sostiene: “Si bien los investigadores e investigadoras de PLAPIQUI tienen amplia experiencia en la transferencia de conocimientos, esta “travesía” requirió brindar apoyo institucional para adecuar los instrumentos de vinculación y hacer posible la exportación. En esta tarea, nuestra Oficina de Transferencia de Tecnología tuvo un rol central. Fueron múltiples los desafíos que debieron ser sorteados; destacamos la colaboración de la Presidenta y de la Gerencia de Vinculación Tecnológica del CONICET que hicieron posible la adecuación de normas nacionales para lograr la exportación. Innova-T también se comprometió con el proceso y nos acompañó de manera constante. Creemos que entre todos hemos abierto un camino para que otros institutos del país que desarrollan tecnología puedan exportar productos y posicionen al CONICET como proveedor de estos desarrollos en la Región. El 2021 fue un año de trabajo arduo y sostenido, que hoy rinde sus frutos. Agradecemos enormemente a todas las personas que hicieron esto posible”.

Uno de los actores fundamentales para que se concrete la exportación fue la Fundación INNOVA-T, Unidad de Vinculación Tecnológica del CONICET que acompaña desde hace más de 25 años la promoción, desarrollo y administración de las actividades de vinculación tecnológica del CONICET. En este marco, es que en 2021 la fundación emprendió el camino de acompañar a PLAPIQUI en la exportación y envío del equipo, reactor supercrítico, al exterior.

Esta tarea resultó para INNOVA-T un desafío de gran magnitud que contó con la importante colaboración de la Subsecretaria de Economía Conocimiento del Ministerio de Desarrollo Productivo y la Dirección General de Aduana de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). Culminando su recorrido con la concreción de la exportación del equipo por la plataforma de Exporta Simple del Ministerio antes citado.

Isabel Mac Donald, presidenta de INNOVA-T, destaca que “el sector de Ciencia y Tecnología tiene la gran oportunidad de generar divisas a través de exportaciones con un alto valor agregado en el desarrollo de equipos y en la oferta de servicios. Y comunica que INNOVA-T continuará colaborando junto al CONICET en este recorrido, inscribiéndose como exportador para facilitar la operatoria de exportaciones”.

Características del Reactor

El equipo está construido en acero inoxidable, posee una capacidad de 375 mililitros y permite operar a temperaturas de entre 350 a 375ºC y presiones hasta 125 bar, respectivamente. Otras características técnicas que lo distinguen son que cuenta con una función de agitación magnética de reactivos para asegurar el correcto mezclado de los mismos a alta temperatura y presión y un método de cierre mediante una junta especial para evitar las fugas del material durante la experiencia. Además, su tapa posee tres conexiones que permiten la colocación de instrumentación, la alimentación de reactivos, y el muestreo de productos.

Un recipiente de alta presión externo al reactor posibilita la purga del sistema, la toma de muestras, y el apagado de la reacción mediante la extracción y enfriamiento de los productos. Contiene también varios elementos auxiliares: camisa de calefacción, motor de agitación, controlador y lector de temperatura y una estructura elevadora del reactor.
El grupo de investigación de PLAPIQUI, que además de Hegel lo integran las doctoras Selva Pereda y Natalia Cotabarren, investigadora y becaria del CONICET respectivamente, quienes elaboraron también un manual de funcionamiento, un protocolo experimental y un video instructivo sobre el uso del Reactor Experimental de Alta Temperatura y Presión.

Fuente: Conicet

https://www.conicet.gov.ar/desarrollan-y-exportan-un-reactor-experimental-de-alta-temperatura-y-presion/

Comments (0)

equipo-web-1

Tags:

Un desarrollo de un equipo de investigación del CONICET permite la desalinización del agua de mar para consumo humano

Posted on 01 febrero 2022 by hj

El equipamiento trabaja con hidrógeno verde en un circuito que no produce impacto ambiental.

Imagen: gentileza investigadores/ as

Motivados por la problemática de escasez de agua potable en Caleta Olivia, provincia de Santa Cruz, un equipo de investigación bajo el liderazgo de Adrian Brunini, científico del CONICET en la Unidad Académica Caleta Olivia (UACO, Universidad Nacional de la Patagonia Austral), logró desarrollar un calentador de agua de mar para la obtención de agua potable. El equipo, que no genera consecuencias ambientales nocivas, podría funcionar, además, con hidrógeno verde.

“Tratamos de buscar una solución, algo que tuviese impacto en la comunidad”, explica Brunini sobre las motivaciones del desarrollo. Y continúa: “Comenzamos a trabajar en una tecnología que reproduce el ciclo del agua. Es una energía térmica, eficiente y que no requiere grandes avances tecnológicos para funcionar en una planta desalinizadora”.

El equipo de investigación construyó una planta piloto desalinizadora que funciona con la quema de hidrógeno, por lo tanto no afecta al medioambiente: “El hidrogeno sólo produce vapor de agua y eso es importante porque no genera ningún gas de efecto invernadero”, argumenta el investigador.

La tecnología imita el ciclo natural del agua. “Se calienta el agua de mar y se la pone en contacto con aire seco, al hacer eso inmediatamente el aire seco se humedece”, explica Brunini. El aire absorbe la humedad del agua, “la cuestión es que sólo absorbe el agua, no la sal”, agrega. El siguiente paso será condesar la humedad del aire para recuperar el recurso que se encontraba, hasta ese momento, en forma de vapor.

El investigador advierte que el equipo tiene un diseño termodinámico especial que permite recuperar la mayor parte de energía utilizada. Además, para Brunini, si a este proceso se le sumara la producción de hidrógeno por medio de energías limpias, como paneles solares o molinos eólicos, sería posible hablar de un circuito doblemente noble.

Hacia el futuro, la intención es continuar mejorando el rendimiento en aspectos como la presión y la incorporación de nuevos prototipos que puedan contribuir a la mejora de la tecnología. Para Brunini, el desarrollo tecnológico es indispensable para afianzar la soberanía como país: “Tenemos que desarrollar la tecnología necesaria no solo para producir el hidrógeno, sino también para utilizarlo”, finaliza.

Por Yasmín Noel Daus

Referencia bibliográfica : Adrian Brunini et al 2021 Environ. Res.: Infrastruct. Sustain. in press

Fuente: Conicet

https://www.conicet.gov.ar/un-desarrollo-de-un-equipo-de-investigacion-del-conicet-permite-la-desalinizacion-del-agua-de-mar-para-consumo-humano/?fbclid=IwAR1t6Ri3En1np-JidLosep1k7glR_7vosim75eH07m9tDBRhU30t1H5jzbs

Comments (0)

rosarinos

Tags:

Idea revolucionaria: estos rosarinos usan moscas para transformar desechos en alimento balanceado

Posted on 31 enero 2022 by hj

Dos amigos pusieron en marcha un proyecto de biotecnología que transforma los residuos de la industria cervecera en harina, aceite y fertilizante a través de la ayuda de un tipo de mosca.

Mosquita Feed Co convierte materiales orgánicos y residuos de poco valor en productos sostenibles, bioseguros, de alto valor e impacto para la alimentación y agroindustria. Sus creadores son Juan Ubieta y Gianfranco Speciale, quienes co-crean junto a científicos y emprendedores soluciones simples, con un modelo de negocio que potencia la cadena de valor de la industria cervecera, revalorizando su principal residuo: el «bagazo cervecero». 

Usan una herramienta biológica, la Hermetia Illucens o mosca soldado negro, para obtener tres productos que sirven luego como insumo para producir alimento balanceado animal: Mosquita Meal, una harina proteica; Mosquita Oil, un mix de aceites; y Mosquita Ferti, un fertilizante orgánico.

Este proyecto fue uno de los ganadores de la quinta edición de la StartUp Competition de la Universidad de San Andrés y el Centro de Emprendedores de la universidad, una de las más destacadas iniciativas en el país, que busca impulsar los proyectos o ideas de emprendedores y emprendedoras.

¿Cómo nació el proyecto?

Los rosarinos Ubieta y Speciale se conocieron cuando eran estudiantes de Administración de Empresas, y emprendieron luego de recibirse. Fue su primer trabajo porque, según cuentan, siempre quisieron ser emprendedores y dar soluciones a problemas. Sabían que la industria cervecera desechaba bagazo, un residuo de bajo valor que, si se quiere aprovechar, tiene que hacerse en las propias instalaciones de la industria porque si no, su traslado es muy caro. Arrancaron en 2019 y salieron a validar su idea. Luego, se aliaron con la venture builder Xerendip, que aportó capital y los ayudó a crecer.

¿Qué hacen?

Se dedican a la biotransformación del bagazo cervecero, el principal desecho de la industria, para transformarla en insumos para alimentación animal: harinas proteicas, aceites y fertilizantes orgánicos. Su principal aliada en esta misión es un tipo de mosca, la soldado negro, que se encarga del proceso que le permite revalorizar más de 135 veces este residuo.

Sus clientes son los formuladores de alimento balanceado, y las empresas cerveceras son partners, quienes les permiten montar plantas de bioconversión de bagazo en las cercanías de sus plantas, que son modulares y escalables para la necesidad de cada cervecería. En ellas se desarrolla todo el proceso biotecnológico hasta el procesamiento para dar con el producto final.

¿Qué planes tienen para 2022?

El 2022 será el año en que monten la primera planta industrial. Hasta ahora solo contaban con una planta piloto en la ciudad de Rosario, pero el próximo paso será comenzar con la construcción de esta planta para luego ir expandiéndose a través de nuevos clientes. Su visión es hacer de esto un proyecto con clientes en toda la región.

En cifras

  • Fundación: 2019
  • Inversión total hasta la fecha: US$ 150.000
  • Cantidad de empleados: 10
  • Facturación 2022 (p): US$ 500.000

La versión original de esta nota se publicó en el número 336 de revista Apertura.

Fuente: Cronista

https://www.cronista.com/apertura/emprendedores/idea-revolucionaria-estos-rosarinos-usan-moscas-para-transformar-desechos-en-alimento-balanceado/

Comments (0)

Estimados amigos:
Este sitio no recibe apoyo privado ni estatal. Preferimos que sea así para poder publicar lo que consideramos "buenas noticias" sobre nuestro país de manera independiente. Si te gusta este sitio y querés colaborar para que sigamos online escaneá el código QR con la App de Mercado Pago.
Gracias por leernos y por tu colaboración!!


Las Malvinas fueron, son y serán argentinas!

Humor


Sendra | Sendra


29.gif


DANIEL PAZ & RUDY | Página 12

Daniel Paz & Rudy