Archive | Formación y Universidades

Una docente neuquina de 58 años ganó el Mundial de Escritura, del que participaron 13 mil personas

Tags:

Una docente neuquina de 58 años ganó el Mundial de Escritura, del que participaron 13 mil personas

Posted on 12 julio 2021 by hj

La ganadora del certamen fue Violeta Jiménez. El jurado integrado por la escritora argentina Ariana Harwicz, la colombiana Margarita García Robayo y el chileno Alejandro Zambra resolvió otorgar la distinción mayor a Jiménez. En agosto se jugará la quinta edición.

La cuarta edición del Mundial de Escritura, de la que participaron 13 mil personas provenientes de 47 países, consagró como ganadora en su categoría mayor a Violeta Jiménez, una docente neuquina de 58 años que se impuso con un texto titulado «Después de mañana».

En lo que constituyó la mayor convocatoria lograda hasta el momento por este evento, iniciado en 2020, el jurado integrado por la escritora argentina Ariana Harwicz, la colombiana Margarita García Robayo y el chileno Alejandro Zambra resolvió otorgar la distinción mayor a Jiménez.

En paralelo a la performance individual de Jiménez, se consagró también ganador en la categoría general su equipo, llamado Pehuenia e integrado por María Amelia Bustos Fernández, Gustavo Genovese, Analía Lezcano, María Angélica Reybet, María Bernarda Torres y Cintia Valenzuela.

Ese grupo obtuvo el puntaje más alto entre todos los combinados, al sumarse el rendimiento obtenido por el escrito ganador y el puntaje por efectividad alcanzado colectivamente durante el juego.

Consagrada paralelamente por decisión del jurado y como favorita en el voto del público, la autora del texto elegido es de Neuquén, tiene 58 años, estudió profesorado y licenciatura en Letras, y fue docente de Literatura y Lengua.

«Desde pequeña recitaba versos con mi abuelo español, quien me hablaba de libros y de autores. Participo de un grupo de escritura ficcional y mi deseo central es leer. Leer y escribir son mi forma de vida», contó la ganadora.

«Tiene una inversión excelente en descripciones e imágenes y, aunque desde el principio se sospecha lo que sucede, nunca lo revela ni lo explica. Está lleno de detalles en la caracterización de los padres, se puede ver muy claramente cada una de sus acciones y la carga emocional con la que son realizadas, pero está escrito de un modo sobrio y seco que endurece la situación narrada y evita el sentimentalismo», caracterizó García Robayo al trabajo ganador.

El segundo lugar se lo llevó «El semental», de Ivana Schiaffino, una actriz argentina de 30 años, actriz egresada de la Escuela Metropolitana de Arte Dramático, donde también realizó el curso de Dramaturgia, en tanto que el tercer puesto fue para «Cecilia Terciopelo», de Milena González, una joven de 22 años que vive en La Plata y también es actriz, además de estudiante de Artes de la Escritura en la Universidad Nacional de las Artes.

«Escribir siempre es el ejercicio de ir al extremo de algo, a su hipótesis final. Es también ir a ver lo que nadie ve. ‘El semental’ intenta una forma, un ritmo y una voz. Intenta armar una fábula marginal, falopera, alucinada», describió Harwicz.

En tanto Zambra, otro de los miembros del jurado resumió: «No fue fácil elegir, los diez cuentos me parecieron muy buenos. De algunos recordaré siempre su calidez, su condición ‘conversada’, por así decirlo, y de otros su sentido del vértigo, su osadía».

De esta manera llegó a su fin esta cuarta convocatoria del Mundial de Escritura en el que durante dos semanas se produjeron más de 100 mil textos de los que surgieron los desempeños individuales y grupales ganadores de las tres categorías que se disputaban: general, adolescentes y niños.

Por su parte, el jurado de la categoría de chicos y chicas, conformado por Pablo Bernasconi, María Inés Falconi y la colombiana Yolanda Reyes definió como ganador el texto «Una oportunidad imperdible (para la seño)», de Jimena Zurschmitten. La ganadora tiene 13 años y vive en San Jerónimo Norte, provincia de Santa Fe. El segundo lugar fue para «Terror adorable», de Malena Iadanza, mientras que en el tercer puesto quedó «Hablemos de negocios» de Milagros Ruppel.

Por su parte, Los Grimm es el equipo campeón de la categoría, sus integrantes son Teresa García Re (12), Lorenzo Fumagalli (12), María Eugenia Hilal Ferrara (13), Franca Rossi Pompilio (13), Milagros Ruppel (13), Camila Ruzzier (11), Josefina Ruzzier (12), Manuel Spinelli (13) y Trinidad Wechsberg (12).

En la categoría adolescentes, Julia Moret, María José Navia y Julia Szjenblum definieron como ganador al texto «El trinar de los horneros», de Lara Ubierna, que tiene 18 años y vive en Garín, provincia de Buenos Aires. Los textos «Los ángeles oscuros de la pintura en aerosol», de Francisca Fantini, y «La tempestad», de Beltrán Albareda, ocuparon el segundo y tercer lugar respectivamente.

Los autores de los textos finalistas serán parte de un taller exclusivo de escritura creativa y los ganadores podrán acceder a distintos cursos de literatura en la Escuela de Escritura del escritor Santiago Llach, uno de los organizadores de la iniciativa, que desde su primera edición, en abril de 2020, convocó más de 15.000 personas de 50 países que fueron parte de la experiencia, en la que también participaron escritores nacionales e internacionales como los argentinos Beatriz Sarlo, Claudia Piñeiro, Tamara Tenenbaum, la colombiana Carolina Sanín, la española Milena Busquets, el escocés Irvine Welsh o el galés Cynan Jones, entre otros.

Todos los textos ganadores y finalistas se pueden leer acá.

En agosto se jugará la quinta edición, que incluirá también un Mundial de Poesía al que todos los participantes podrán sumarse de manera optativa y otras novedades.

Fuente: Telam

https://www.telam.com.ar/notas/202107/561077-mundial-de-escritura.html

Comments (0)

Con parálisis cerebral, logró recibirse de programador en la Universidad Nacional de Cordoba

Con parálisis cerebral, logró recibirse de programador en la Universidad Nacional de Cordoba

Posted on 01 julio 2021 by hj

El 14 de febrero de 2002 marcó para siempre la vida de Maximiliano Tejerina, un adolescente de 12 años. En ese momento fue alcanzado por varias perdigonadas que dañaron la cavidad craneal. Sobrevivió, terminó el secundario y logró ingresar a la carrera de Computación de la FAMAF. Estudiando, conoció a Elizabeth, y se enamoraron. Se recibió como analista y desea conseguir trabajo para poder casarse y construir la casa donde vivirán juntos.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 720.webp

Maximiliano, a sus 12 años, fue herido en el cuello y abdomen de varios escopetazos, disparados por un chacarero en un campo perteneciente a la Fuerza Aérea, por ruta 20 colindante con barrio villa La Tela, en el oeste de la ciudad de Córdoba.

En el mismo ataque, también fueron heridas su abuela y una joven de 18 años, quienes afortunadamente sufrieron heridas más leves.

El adolescente recibió varios disparos de escopeta cuando “cortaba pasto del campo para darles a sus conejos”, según dijeron sus familiares en aquel momento a La Voz del Interior.

Los proyectiles dañaron la cavidad craneal del niño.

Primero fue atendido en el dispensario del barrio, luego en el Hospital San Roque y finalmente en el Hospital de Niños.

Por las graves lesiones cerebrales, los médicos sólo atinaban a esperar el peor resultado. «Todo quedó en manos de Dios”, rezaba la familia.

Maximiliano pudo sobrevivir con las severas consecuencias de la parálisis cerebral, que lo afectó, principalmente, en actividades motoras y en el habla.

Por ello, para comunicarse debe apelar a un sistema en una computadora, que debe trasladar a todas partes.

A pesar de todo, nunca bajó los brazos.

Programador enamorado

Hoy, Maxi tiene 31 años y sigue persiguiendo sus sueños.

Tras recibirse de la carrera en Ciencias de la Computación en la Facultad de Astronomía, Matemática, Física y Computación (FAMAF) de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), busca trabajo como programador para poder construir su casa donde vivirá con Elizabeth, su novia que conoció mientras estudiaba. 

Los pasillos de la FAMAF son su lugar en el mundo.

«Mazzi», como le dicen cariñosamente, decidió estudiar esta carrera universitaria gracias a un profesor de Matemáticas en la secundaria que lo impulsó a continuar estudiando.

Junto a su profesor fueron a inscribirse para el ingreso a la Facultad. Si bien ya había definido qué estudiar, era el momento de prepararse para el examen de ingreso, y así fue que se preparó en más de dos cursillos, en el FAMAF y también en la UTN.

Una vez aprobado el ingreso y ya sumergido en la vida universitaria, siempre se enfocó en recibirse y ser la primera generación de la familia Tejerina en tener un título universitario.

Con su constancia y el apoyo de la Secretaría de Asuntos Estudiantiles (SAE) de la FAMAF avanzó en su camino.

Ya recibido, Maxi continúa escribiendo su propia historia, con nuevos desafíos y metas por alcanzar. Va por un trabajo que le permita tener ingresos y poder construir su casa. 

Un hogar que compartirá con Elizabeth, el amor de su vida, que conoció en la Facultad y que, muy pronto, desean casarse. 

«No hay nada mas hermoso en la vida que ser aceptado, y sentir que perteneces a algo grande. Busca la Paz, es alcanzable en cualquier punto de la vida, no te detengas, si tenés un sueño, un propósito, alcanzalo. Si tenés pocas fuerzas, en Dios podes encontrarla, excluyendo de sí, cualquier tipo de creencia, Dios está. De alguna manera amando con pasión lo que haces, da lo mejor de vos y eso no solo te ayuda a vos, sino repercute en los demás, la junventud es la sal del mundo, ESCRIBÍ HISTORIA…”

Escrito de Maximiliano Tejerina

Fuente:CBA24

https://www.cba24n.com.ar/medios/canal-10/cronica-matinal/con-paralisis-cerebral–logro-recibirse-de-programador-en-la-unc-y-busca-trabajo_a60db1da88b06bd67d80f676f?fbclid=IwAR0PGaA9exIQszak-C8Ab4wqxnBVpSMtu4YXsJT2WnehzO3grsU_64Sli90

Comments (0)

En pandemia, un maestro rural Argentino siguió dando clases por radio y ganó un premio internacional

Tags:

En pandemia, un maestro rural Argentino siguió dando clases por radio y ganó un premio internacional

Posted on 27 junio 2021 by hj

El correntino nunca interrumpió el trabajo con sus alumnos durante el aislamiento estricto de 2020 y el IICA reconocerá su trabajo como “Líder de la Ruralidad”.

Daniel Bruno nació, creció y vivió toda su vida en San Roque, una ciudad de unos 10.000 habitantes en la provincia argentina de Corrientes, en el noreste de nuestro país.

En dicha región de suelos fértiles y abundante humedad, la producción agropecuaria es el medio de vida para la mayor parte de la población, donde se destacan los cultivos de arroz, frutas y hortalizas que sirven para autoconsumo y para comercialización, que a su vez son el sustento de los agricultores familiares que trabajan en pequeñas parcelas de entre 20 y 40 hectáreas.

En la zona donde también abundan la ganadería vacuna y la actividad forestal, pero sin embargo Bruno no se dedica la actividad agropecuaria, sino que siempre ha contribuido con su comunidad como maestro de escuela rural y periodista.

Desde hace unos años es el docente a cargo de la materia Lenguaje artístico y comunicacional, en la que les enseña a los estudiantes del colegio secundario Madre Teresa de Calcuta a perderle al miedo al micrófono y hacer radio.

La pandemia

En marzo de 2020 el Gobierno Nacional determinó que la población argentina debía cumplir con el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) para mitigar los efectos de la pandemia mundial. La medida oficial que tenía una vigencia de tan sólo unos 15 días, se extendió en el tiempo y modificó nuestra vida cotidiana, quizás, para siempre.

En ese contexto de complicación social y sanitaria, Daniel Bruno tuvo una idea maravillosa que hoy es premiada: el maestro continuó dando clases a sus alumnos a través de la radio.

Al principio, y con las clases presenciales suspendidas, Bruno intentó continuar sus clases por los canales que se estaban utilizando en otras ciudades como teléfono celular y WhatsApp, sin embargo, advirtió que ese método enfrentaba obstáculos demasiado grandes como conectividad, disponibilidad y más.

» Hice un sondeo y supe que de los 44 chicos solamente 27 tenían Whatsapp, e incluso para ellos era muy difícil conectarse porque no existe red Wi-Fi en el campo y la señal de teléfono celular a veces es deficiente o bastante precaria. Tanto es así que uno de los alumnos, cada vez que tenía que enviarme la tarea, se subía a un molino para asegurarse la señal. Entonces había que sortear la brecha de conectividad con las escasas herramientas que teníamos”, cuenta Bruno.

La radio

Fue en ese entonces que Bruno demostró que para “innovar” no hace falta crear una app prestigiosa y valuada en millones de dólares, sino más bien adaptarse y resolver un problema en concreto.

Para poder seguir las clases, Bruno decidió recurrir a la radio, más concretamente a la emisora FM de San Roque, la más escuchada en la zona.

«No en todas las casas de las zonas rurales hay teléfonos celulares. Pero en casi todas hay una radio, que es una compañía que sigue ocupando un lugar muy importante en la vida cotidiana y la cultura de los agricultores. Por eso, dando las clases a través de la radio, aumentaban mucho las posibilidades llegar a todos los alumnos”, dijo.

El profesor está convencido de que la educación es clave para generar arraigo en las zonas rurales y oportunidades de desarrollo personal y colectivo, por eso afirma: “Donde hay un maestro, hay esperanza”.

Hoy complementa las clases que da dos veces por semana a través de la radio con material escrito que vuelca en cuadernillos. Cada tanto recorre decenas de kilómetros en su camioneta, para que esos textos impresos lleguen a manos de sus alumnos.

La educación favorece el anclaje e identificación de la gente con el medio rural. Sueño con seguir generando oportunidades no sólo para nuestros chicos, sino para las personas que quedaron en el camino y no pudieron terminar su escolaridad, por razones de trabajo o falta de condiciones adecuadas”, finaliza.

Por estos motivos el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) decidió reconocer a Daniel Bruno con el premio “Alma de la Ruralidad”, que ofrece a los “Líderes de la Ruralidad de las Américas”.

Fuente : InfoCampo

En pandemia, un maestro rural siguió dando clases por radio y ganó un premio internacional

Comments (0)

Desarrollan en la Universidad de Morón un dispositivo portátil que elimina el coronavirus de superficies sin usar químicos

Desarrollan en la Universidad de Morón un dispositivo portátil que elimina el coronavirus de superficies sin usar químicos

Posted on 26 junio 2021 by hj

UNIMORON-Desinfector© es el nombre del innovador sistema portátil que utiliza radiación UV-C para desinfectar superficies. El dispositivo recibió recientemente la patente del diseño industrial, lo que habilita a iniciar su producción a escala.

Hoteles se podrían beneficiar de este dispositivo (Foto: Pixabay)

Con el foco puesto en aportar una solución frente a la pandemia por Covid-19, la Universidad de Morón -a través de su área de Investigación, Desarrollo e Innovación- desarrolló un dispositivo portátil que elimina el virus SARS-CoV-2 de las superficies sin utilizar químicos, informó la institución en un comunicado.

 “Con el objetivo de contribuir al esfuerzo mundial por frenar la pandemia y evitar el contagio y la propagación en nuestro entorno, desde la Universidad de Morón nos propusimos desarrollar un sistema portátil de desinfección por radiación ultravioleta tipo C, práctico, efectivo y de bajo costo. Confiamos en que este dispositivo innovador será de utilidad para nuestra comunidad, lo cual nos llena de orgullo y satisfacción”, sostuvo el doctor Pablo Navarro, Secretario General de la Universidad.

Concluida recientemente la etapa de diseño y puesta a punto del prototipo 4.0, en la que se trabajó junto a la compañía SAMS, la casa de altos estudios buscará fabricar el UNIMORON-Desinfector© en conjunto con una empresa que esté interesada en asociarse para la producción en escala.

Es sabido que el coronavirus, causante del Covid-19 se puede adquirir tanto a través tanto por aire como, en menor medida, a partir de superficies y objetos. Para prevenir la infección por contacto con materiales contaminados, la irradiación ultravioleta germicida (IUVG) ha sido reconocida como un método eficaz. Aún más, si las tecnologías de desinfección sin contacto son altamente deseables, la radiación ultravioleta (UV) -en particular UV-C (200–280 nm)- es uno de los enfoques más fiables y ampliamente aceptados, lo que ha sido demostrado en diversas investigaciones sobre inactivación de virus en superficies.

“Nuestro sistema portátil de desinfección por UV-C es un método para eliminar microorganismos sin contacto y a seco. Esto otorga ventajas al método tradicional de limpieza con productos químicos, entre las que se destacan: ser seguro para el operador y ser apto para la desinfección de tableros de comando y teclados de equipamiento crítico en estado de funcionamiento, donde el método tradicional húmedo es inaplicable”, rescató Gabriela Leiton, Secretaria de Ciencia y Tecnología de la Universidad de Morón, quien formó parte del equipo que desarrolló el proyecto, junto a Marcelo Mignone, Claudio Cervino, Jorge Almandoz, Martín Salinas y Alfredo Irusta.

Desde la institución educativa  destacaron que en los LED UV-C con longitud de onda de 280 nm, como la que utiliza este sistema, son “una opción óptima para lograr una alta eficiencia de inactivación con un consumo mínimo de energía”.

Actualmente, hay diversos sistemas de esterilización mediante luz UV para superficies, utilizados principalmente en la industria alimentaria y en los hospitales, pero son equiposvoluminosos y debe permanecer un tiempo prolongado en el lugar para que la radiación UV haga efecto. No tan desarrollados están los sistemas portátiles de luz UV para uso rápido y eficiente en ámbitos donde la instalación de sistemas UV no es factible (como hoteles, restaurantes, casas particulares) o donde la desinfección debe ser asidua y efectiva (lugares públicos y de alto tránsito). Estos espacios pueden ser tratados con rayos UV-C, alcanzando porcentajes de esterilización cercanos al 100%.

Desde la Universidad de Morón buscaron reforzar los sistemas portátiles  destinados a  lugarescomo estaciones de trenes y subterráneos, oficinas, bancos, centros sanitarios y centros educativos, restaurantes y hoteles, entre otros. “Por lo tanto,la propuesta de utilizar radiación ultravioleta, un desinfectante natural de bajo costo de generación y fácilmente disponible, resulta una solución práctica y accesible para evitar el contagio y expansión del coronavirus SARS-CoV-2 de las superficies”, cerró el comunicado.

Fuente: Doc Salud

Comments (0)

nasa5

Un grupo de estudiantes mendocinos es finalista de un certamen organizado por la NASA

Posted on 21 diciembre 2020 by hj

Con un proyecto que propone prevenir y estimar daños por inundaciones, los jóvenes son finalistas del Space App Challenge, una competencia en la que participaron más de 2300 proyectos de todo el mundo.

Julieta Porta, Sebastián Calvera y Sergio Dubon, los jóvenes mendocinos finalistas del Space App Challenge. Foto: Gentileza Mars Society.

A fines de noviembre, con el país convulsionado por razones que pocos olvidarán, una noticia pasó desapercibida: un grupo de estudiantes mendocinos (junto a un compañero guatemalteco) es finalista del Space App Challenge, una convocatoria que organiza la NASA con problemáticas relacionadas a la Tierra y el espacio para que los participantes ofrezcan soluciones. “Podía competir desde un niño hasta alguien con un doctorado”, cuenta a DEF Sergio Dubon, integrante del equipo llamado Zonda Incorporated.

De las categorías disponibles, ellos eligieron el tema inundaciones. Tenían dos días para desarrollar un proyecto y presentar el prototipo; dos días tardaron en presentar Flut Mapper, una aplicación que brinda información para prevenir daños por inundaciones en un área determinada.

«Cuando sucede una inundación no se tiene manera de cuantificar el daño causado, tanto a nivel estructural como económico», dice Dubón. Foto: Fernando Calzada.

Se presentaron 2303 proyectos de todo el mundo. De los 30 proyectos finalistas, los seis ganadores globales se anunciarán en enero y recibirán una invitación para presentar sus proyectos a la NASA y otras organizaciones espaciales, como ESA, JAXA, CNES y CSA. Además, si el viaje se considera seguro por las condiciones epidemiológicas, los ganadores serán invitados a visitar las instalaciones de la NASA con el Space Apps Global Organizing Team para ver el lanzamiento de una nave espacial en vivo.

Los participantes que representarán a Argentina son un equipo de cuatro: Julieta Porta (22), estudiante de Ingeniería Comercial; Sebastián Calvera (23), ingeniero mecánico; Sergio Dubon (25), ingeniero químico y estudiante de Telecomunicaciones; y Wenceslao Villegas (23), estudiante de Ingeniería en Sistemas.

‘Podía competir desde un niño hasta alguien con un doctorado’, cuenta a DEF Sergio Dubon, integrante del equipo llamado Zonda Incorporated.

En un encuentro por Zoom, DEF dialogó con Porta, Calvera y Dubon.

P: ¿En qué consiste el proyecto y cómo llegaron a idearlo?

Sergio Dubon: Cuando sucede una inundación, que pasa a menudo en Centroamérica o México, que son azotados por huracanes, no hay una manera de cuantificar el daño causado, ni a nivel infraestructura, ni a nivel económico. El proyecto del área en la que participábamos consistía en una metodología que nos permitiera decir: “El daño fue este, en estas infraestructuras críticas, con un costo aproximado de tanto”, para así poder prevenir y planificar. En este caso, el proyecto es resolver la problemática de cuantificar daños causados por inundaciones. Ese es el problema que nos planteaba la NASA que debíamos resolver.

El proyecto de los mendocinos es uno de los finalistas de la competencia en la que se presentaron más de 2300 ideas de todo el mundo. Foto: Gentileza Mars Society.

Sebastián Calvera: En el Challenge, hay muchos desafíos, uno puede elegir, pero las bases generales las establece la NASA.

SD: En el concurso, primero seleccionaban por categoría, por ejemplo, los que participan en inundación, pero en las instancias finales se mezcla todo. Inundaciones, incendios, todas las categorías.

SC: Son dos días en los que hay que armar todo. El primer día debimos leer mucho, buscar los papers. Sergio encontró uno para correlacionar la profundidad con los daños, más un par de documentos que nos dio la NASA. Pero, a grandes rasgos, sería: la mecánica del procesamiento de datos, la programación de la aplicación en sí, la generación del modelo físico, y después, el modelo de negocios.

El proyecto del área en la que participábamos consistía en una metodología que nos permitiera decir: ‘El daño fue este, en estas infraestructuras críticas, con un costo aproximado de tanto’, para así poder prevenir y planificar. En este caso, el proyecto es resolver la problemática de cuantificar los daños causados por inundaciones.

P: ¿Cómo resolvieron la condición de que el proyecto fuese rentable?

Julieta Porta: Lo que se busca es que todo proyecto genere más beneficios que costos. Entonces, como estamos enfrentando una problemática que no se puede evitar, tratamos de que se ahorren los costos en daños, que ya se producen solos por la inundación.

Ese fue un punto a favor. Además, las inundaciones son el desastre natural que más muertes causa en Latinoamérica.

«Las inundaciones son el desastre natural que causa más muertes en América Latina», afirma Julieta. Foto: Fernando Calzada.

P: ¿Qué otros requisitos había?

JP: La NASA nos pide prototipar, entonces hicimos una demostración interactiva.

SC: Otra de las cosas que pedía la NASA era cruzar información entre las distintas agencias, por ejemplo, nosotros usamos imágenes que toman misiones de la Unión Espacial Europea y que procesa la NASA, entonces se va cruzando todo.

JP: La información está disponible, pero está sesgada entre los gobiernos, que era lo que planteaba la NASA. Nosotros traducimos esa información, la procesamos y la mostramos para que los gobiernos tomen decisiones. Acortamos la brecha entre la información y las personas que toman decisiones.

Un grupo de estudiantes mendocinos es finalista de un certamen organizado por la NASA. Foto: Gentileza Mars Society.

P: ¿Cuál fue el principal desafío en esos dos días?

SC: Llegar con el tiempo, eso lo primero. Si te plantean el desafío, algo se te ocurre. El tema es encontrar algo que puedas hilvanar con lo que ya está, con lo que es realizable, que cumpla con ciertas expectativas y, sobre todo, que tenga impacto. Estuvimos todo el primer día tratando de definir la idea y ver qué valor podíamos sumar. Por eso, hablamos mucho de compartir la información, de distribuirla, de cortar con el sesgo de que solo el que tiene el satélite puede acceder a la información. Es enfocarse en generar una idea que sume impacto y valor.

SD: Uno de los grandes problemas es que la información estaba muy dispersa. Te daban miles de imágenes satelitales de Europa, Estados Unidos, pero nada muy ordenado. Y las plataformas que hay no son nada intuitivas.

La información está disponible, pero está sesgada entre los gobiernos, que era lo que planteaba la NASA. Nosotros traducimos esa información, la procesamos y la mostramos para que los gobiernos tomen decisiones. Acortamos la brecha entre la información y las personas que toman decisiones.

SELECCIÓN Y VEREDICTO

Los proyectos habían sido preseleccionados a nivel regional por un jurado multidisciplinario de profesionales. Durante 2020, la organización The Mars Society Argentina organizó el evento de forma virtual para las sedes de Mendoza, San Juan y Bariloche. Para el resto de las localidades argentinas que también participaron, otras entidades abocadas al espacio estuvieron a cargo de la organización.

Los seis ganadores serán anunciados en enero. Las categorías son Mejor uso de datos, Mejor uso de tecnología, Impacto galáctico, Más inspirador; Mejor concepto de misión y Mejor uso de la ciencia. El premio para los ganadores será una visita a la sede de la NASA en Cabo Cañaveral. Por otra parte, a algunos de los proyectos finalistas se les otorgará una licencia anual para acceder a datos de las agencias espaciales, instancia fundamental para que el proyecto pueda llevarse a gran escala.

* Esta nota fue producida y escrita por una miembro del equipo de redacción de DEF

https://www.infobae.com/def/desarrollo/2020/12/19/un-grupo-de-estudiantes-mendocinos-es-finalista-de-un-certamen-organizado-por-la-nasa/

Comments (0)

politecnico

Tags:

Estudiantes Argentinos ganaron medallas de oro y plata en la Olimpíada Iberoamericana de Matemática

Posted on 26 noviembre 2020 by hj

De las cuatro medallas que obtuvo la Argentina en la XXXV Olimpíada Iberoamericana de Matemática, dos pertenecen al Instituto Politécnico de Rosario. Se trata de Julián Cabrera y Matías Raimúndez, dos adolescentes expertos en esto de ser premiados en certámenes de matemática, una ciencia que los apasiona y divierte desde muy chicos.

Julián Cabrera tiene 17 años, está en cuarto año y obtuvo medalla de oro (con puntaje perfecto) en el certamen. Matías Raimúndez (18 años y alumno de sexto año), se trajo la medalla de plata. Ambos adolescentes cursan en el Instituto Politécnico, de la Universidad Nacional de Rosario (UNR)

Por las restricciones sanitarias derivadas de la pandemia, este año la XXXV Olimpíada Iberoamericana de Matemática se realizó de manera virtual, del 16 al 22 de noviembre. Fue organizada por Perú y participaron delegaciones de 23 países.

Una pasión

Tanto para Julián como para Matías, la matemática es una pasión que cultivan desde muy chicos y desde hace tiempo que participan en olimpíadas nacionales e internacionales. En septiembre de este año ganaron la medalla de bronce en la 61° Olimpíada Internacional de Matemática que organizó Rusia. Y en julio del año pasado también subieron al podio (medalla de bronce) en la Olimpíada Internacional de Matemática de Bath (Inglaterra).

«Estoy muy contento y feliz por la medalla de oro, por lo que significó el esfuerzo y aparte en un año tan complicado«, dijo Julián este mediodía a La Capital, minutos después que el Poli publicara en sus redes sociales la noticia sobre sus estudiantes premiados.

A diferencia de otros equipos que pudieron competir desde sus casas, los cuatro representantes argentinos se reunieron para las pruebas en la sede de la Olimpíada Matemática Argentina (OMA), de la ciudad de Buenos Aires. Desde allí, los días 16 y 17 de noviembre, participaron del certamen internacional de forma online.

“Hubiese preferido que la olimpíada sea presencial como siempre, con chicos de otros países, pero por la pandemia se tuvo que hacer así y para mí esto es muy importante, porque disfrutamos mucho participar”, señaló Matías Raimúndez a este diario. El joven cursa el último año en el Poli y para 2021 planifica estudiar licenciatura en matemática. Además de los dos rosarinos, al equipo lo conformó un joven de Buenos Aires y otro de La Plata. La prueba consistió en seis ejercicios —tres por cada día— divididos en cuatro áreas: álgebra, geometría, combinatoria y teoría de números.

En una nota con La Capital previa al viaje a la Olimpíada Internacional de Bath, Julián contó que su vínculo con la matemática comenzó «desde muy, muy chico». Primero fue su mamá quien le enseñó pero después él quiso aprender más hasta que se le transformó «en una pasión». Matías, por su parte reveló que el disfrute por la matemática es «de toda la vida», y que por eso las olimpíadas los ayudan y motivan a seguir aprendiendo.

Fuente: La Capital

https://www.lacapital.com.ar/la-ciudad/alumnos-del-politecnico-ganaron-medallas-oro-y-plata-la-olimpiada-iberoamericana-matematica-n2625886.html?utm_source=dlvr.it&utm_medium=facebook

Comments (0)


Estimados amigos:
Este sitio no recibe apoyo privado ni estatal. Preferimos que sea así para poder publicar lo que consideramos "buenas noticias" sobre nuestro país de manera independiente. Si te gusta este sitio y querés colaborar para que sigamos online seleccioná un monto y hacé click en Donar.
Gracias por leernos y por tu colaboración!!
Donar:

Las Malvinas fueron, son y serán argentinas!

Humor


Sendra | Sendra


40.gif


DANIEL PAZ & RUDY | Página 12

Daniel Paz & Rudy