Archive | noviembre, 2006

Tags: ,

Los que se largan

Posted on 19 noviembre 2006 by hj

Cerro Motos apunta a un 50% de integración local

La empresa trabaja contrarreloj. Y no es para menos, el 30 de noviembre la primera etapa de la planta de Cerro Motos, sobre avenida Juan B. Justo tiene que estar reluciente para el corte de cintas, al que está invitado hasta Néstor Kirchner. La empresa arrancará con una dotación de 100 personas y, en el primer año, planean ensamblar tres mil unidades por mes, con una composición nacional de 10 por ciento. «El objetivo es tener una participación de autopartes nacionales de 50 por ciento en el tercer año», remarca Claudio Barrera (foto), presidente de la empresa. Para lograr ese objetivo, la firma invertirá 24 millones de pesos en cinco años (seis millones en el arranque) y dará trabajo a 500 personas en forma directa y a otras dos mil, indirectamente.

La UOM avanza con un polo productivo de motos

Todavía figura en los papeles, pero el proyecto está listo para arrancar. Sólo resta que aparezca un inversor con 500 mil pesos, que alcanzarán para cubrir maquinarias y asesoramiento. Esa unidad fabril puede producir 500 motos al mes. La idea no es de una empresa, pertenece a la Unión Obrera Metalúrgica (UOM). «La producción de motos avanza, genera mano de obra y tiene un fuerte efecto multiplicador en la economía si se participa a los motopartistas del país, a eso apuntamos». Así resume Augusto Varas la iniciativa que ya tiene cuatro interesados. Para Varas, con sólo desarrollar proyectos de armados en el país, se lograría generar unos 10 mil proyectos en forma directa y otros 25 mil indirectos. «Estamos hablando de un polo productivo integral que reúna a todos los actores», dice el dirigente. De arranque, el proyecto parte de la nacionalización de piezas en un 40 por ciento. La iniciativa contempla el asesoramiento, la red comercial, el entramado de proveedores, la capacitación del personal y hasta la construcción de una marca. «La idea es hacer un programa sustentable», dice Varas. Informes: (0351) 419-6058.

Graglia, un fabricante que vuelve al ruedo

En Córdoba, los Graglia son sinónimo de producción de motos. Es que durante varios años, la empresa Graglia Hermanos fabricó el ciclomotor marca Fencor. En la década pasada, la importación de motos y la desaparición sistemática de las terminales los arrastró hacia una crisis sin retorno. Hoy, la empresa sólo fabrica motopartes. Sin embargo, el sueño productivo parece encontrar un nuevo impulso. Al menos ése es el objetivo de Hugo Graglia, uno de los directores de la empresa, que en pocos meses pondrá en marcha su propio emprendimiento al que bautizó Malvinas, por estar ubicado en la localidad cordobesa de Malvinas Argentinas. Aunque se queja de las condiciones de pérdida de competitividad, Hugo Graglia pone sus fichas sobre su nuevo proyecto. «La idea es fabricar para nichos, tenemos desarrollada una motocarga, un sidecar y un adaptador para motos, que permite aumentar su capacidad de carga», dice el empresario, quien también preside la Cámara de la Motocicleta de Córdoba. Desde ese lugar, mira con moderado optimismo las iniciativas en danza. «Vamos a esperar a que se concreten», señala.

Zanella arranca en marzo en Cruz del Eje

La planta de nueve mil metros cuadrados espera por las maquinarias que vienen en camino y que se podrían poner en marcha en marzo próximo. Al menos ése es el objetivo de la firma Zanella. «Vamos a arrancar con la producción de cuatriciclos; unas 200 unidades por mes en el primer año», comenta Cecilia Fraire (foto), gerenta comercial de la firma. En la primera etapa, tendrá entre 40 y 50 empleados, para subir a 200 en el mediano plazo. «Para crecer necesitamos de los proveedores locales, nosotros estamos dispuestos a ayudarlos y necesitamos que se acerquen», dice la ejecutiva. Los modelos que se fabricarán en Córdoba (y que planea exportar a todos los mercados posibles), tienen una alta composición nacional, serán de 200 y 250 centímetros cúbicos y cuestan entre 10.900 y 11.900 pesos.

http://www.lavoz.com.ar/suplementos/economia/06/11/19/nota.asp?nota_id=19489&origen=relacionadas

Comments (0)

Investigadores del Conicet y del Centro Atómico Bariloche logran duplicar la eficiencia de los calefactores comerciales

Tags: , ,

Investigadores del Conicet y del Centro Atómico Bariloche logran duplicar la eficiencia de los calefactores comerciales

Posted on 13 noviembre 2006 by hj

Es un trabajo de investigadores del Conicet y el Centro Atómico Bariloche.

Logran duplicar la eficiencia de los calefactores comerciales

Introduciendo algunas modificaciones de diseño, un equipo de investigadores del Centro Atómico Bariloche (CAB) logró aumentar -y hasta duplicar- la eficiencia de los actuales calefactores comerciales. El costo de incluirlas en una línea de producción industrial no sumaría más de veinticinco pesos. En épocas de urgencias energéticas, esta noticia no debería pasar inadvertida…

El trabajo, realizado por los doctores Luis Juanicó y Alejandro González, del Conicet, y el ingeniero Sebastián Gortari, de la Comisión Nacional de Energía Atómica, consistió sencillamente en aplicar los conocimientos de la física al funcionamiento de estos equipos y en desarrollar, a partir de las conclusiones obtenidas, nuevos prototipos.

Los resultados acaban de presentarse en la II Conferencia Regional Latinoamericana de la International Solar Energy Society (ISES) y la XXIX Reunión de Trabajo de la Asociación Argentina de Energías Renovables y Ambiente (Asades), y dieron lugar a dos patentes. Dentro de unos días se expondrán ante los empresarios reunidos por la Cámara Argentina de Fabricantes de Artefactos a Gas.

«Lo primero que hicimos fue tomar un calefactor comercial y estudiarlo en el laboratorio para caracterizar su funcionamiento térmico y aerodinámico, y conocer su eficiencia en funcionamiento -explica Juanicó, desde Bariloche-. Una de las cosas que vimos es que hay una gran dispersión de temperaturas en la cámara. El punto más caliente está a 600 grados y el más frío, a 100.»

Pero fue midiendo la corriente de gases de calefacción que los investigadores, asistidos por ingenieros y técnicos del CAB, descubrieron el talón de Aquiles de los aparatos: «La explicación es que en los equipos comerciales no se regulan los gases de tiraje, y al haber mucho caudal de aire se pierde calor», detalla el especialista.

Según Juanicó -tecnólogo, especialista en fluidodinámica y profesor de transferencia de calor en el Instituto Balseiro-, actualmente se indica cuánto consumen (por ejemplo, 3000 kilocalorías por hora=alrededor de un tercio de metro cúbico de gas), pero no cuánto calor útil entregan los calefactores.

Medida en el laboratorio la eficiencia en operación, los científicos comprobaron que ésta alcanza el 60% cuando el calefactor se instala con tubos de tiraje horizontal y el 40% cuando se instala con tiraje vertical.

«Nosotros inventamos un sistema que mejora la eficiencia -cuenta Juanicó-. Opera en forma totalmente pasiva y es de muy bajo costo: un peso. Por ahora, es información confidencial porque la patente está en trámite.»

Los 24 pesos restantes se invierten en mejorar el rendimiento aerodinámico del aparato, algo que los científicos lograron realizando cambios en el diseño.

l Instalaron ventiladores de PC que, comprados en grandes cantidades, pueden costar un peso cada uno. «Tienen muy bajo consumo eléctrico, unos 10 Watts en total, y mejoran muchísimo la homogeneización del calor dentro del ambiente», subraya el investigador.

l Para mejorar la transferencia de calor por radiación, y no sólo por convección, volvieron al diseño de «malla» en el frente y los laterales de la carcasa. Y en lugar de pintarla de plateado, como se hace habitualmente, la pintaron de negro.

Las ventajas de este modelo incluyen un menor desecamiento del aire ambiente, mayor homogeneización de la temperatura, menor contaminación por gases NOx y una fuerte reducción (de una hora a un minuto) del tiempo de arranque inicial, desde que se prende el calefactor frío.

«Son cosas muy sencillas que surgen de aplicar principios térmico-aerodinámicos -comenta Juanicó-. Teniendo esto en cuenta, incluso sin modificar la parte interna del calefactor, un usuario podría aumentar la eficiencia en su propia casa.»

En ambos casos, los científicos lograron pasar de un 40 o 60% de eficiencia al 85%; es decir, llegaron a duplicar el rendimiento. Calculan que, si se universalizara el uso de esta tecnología, se podría liberar una importante cuota de gas que pasaría de los usuarios residenciales a los industriales: 20 millones de metros cúbicos diarios, casi lo que se importa de Bolivia.

«Este diseño reduce las tensiones térmicas en la cámara de combustión, por lo que aumenta la vida útil de los calefactores -concluye el investigador-. Pero además libera menos gases de efecto invernadero a igual calefacción. Por lo tanto, les otorgaría ventajas comerciales y tecnológicas a las empresas locales que ya exportan estos equipos a 25 países del mundo.»

Este trabajo se realizó con un subsidio de la Dirección de Programas Especiales de la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva. Ahora los investigadores están a la espera de nuevos subsidios para seguir adelante.

Por Nora Bär
De la Redacción de LA NACION

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=858237

Comments (0)


Estimados amigos:
Este sitio no recibe apoyo privado ni estatal. Preferimos que sea así para poder publicar lo que consideramos "buenas noticias" sobre nuestro país de manera independiente. Si te gusta este sitio y querés colaborar para que sigamos online seleccioná un monto y hacé click en Donar.
Gracias por leernos y por tu colaboración!!
Donar:

Las Malvinas fueron, son y serán argentinas!

Humor


Sendra | Sendra


44.gif


DANIEL PAZ & RUDY | Página 12

Daniel Paz & Rudy