Archive | Inventos y descubrimientos argentinos

dinosaurio3

Descubren en Argentina un dinosaurio que podría ser el más grande de la historia

Posted on 18 enero 2021 by hj

Paleontólogos del Conicet hallaron los huesos de una especie que vivió hace 98 millones de años y supera en tamaño al Patagotitan, descubierto en 2014, también en Argentina, que era el dinosaurio más grande conocido hasta ahora

Un equipo de científicos del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas ( Conicet) descubrieron huesos de un nuevo y gigantesco dinosaurio que vivió hace 98 millones de años y podría ser la especie más grande conocida hasta el momento.

Las piezas, encontradas en Neuquén, fueron identificadas como perteneciente a la familia de los dinosaurios saurópodos, que tenían cuellos y colas inmensamente largos, patas en forma de pilares e incluye especies que crecieron hasta alcanzar el tamaño más grande conocido para un animal terrestre.

Los hallazgos fueron publicados en un estudio recién aparecido en Cretaceous Research, donde los científicos explican que se trata de un titanosaurio, un grupo de dinosaurios saurópodos de cuello largo cuyas distintas especies prosperaron en todo el mundo.

Sin embargo, los últimos titanosaurios vivieron en América del Sur, donde evolucionaron hasta convertirse en gigantes. Cabe recordar que en mayo de 2014, en el centro de la Patagonia argentina apareció un ejemplar enorme, llamado Patagotitan.

El descubrimiento del Patagotitan y el tamaño del nuevo dinosaurio

El Patagotitan fue anunciado por paleontólogos en 2014, luego de que se descubrieron los primeros huesos en la Patagonia en 2013. Se cree que pesaba casi 60 toneladas, alcanzaba longitudes de más de 31 metros y en ese momento los expertos dijeron: “Dado el tamaño de estos huesos, que superan a cualquiera de los animales gigantes conocidos anteriormente, el nuevo dinosaurio es el animal más grande conocido que caminó sobre la Tierra«.

«El registro de saurópodos titanosaurios de gran tamaño ha sido tradicionalmente extremadamente fragmentario, aunque los descubrimientos recientes de taxones más completos han revelado información anatómica significativa que antes no estaba disponible debido a sesgos de conservación», agregaron.

El tamaño del Patagotitian

El pariente más cercano a este ejemplar y al nuevo descubierto es el Andesaurus, un tipo de «titanosaurio de gran tamaño» que existió durante la mitad del período Cretácico en América del Sur. Estos grandes saurópodos llegaron a medir 18 metros de largo.

Sin embargo, los fragmentos de huesos fosilizados indican que el nuevo titanosaurio era mucho más grande, superando fácilmente en tamaño al Andesaurus, por lo que probablemente es el animal terrestre más grande conocido. Detrás quedan otros dinosaurios gigantes: el Patagotitan y el Argentinosaurus, ambos tipos de saurópodos.

El nuevo espécimen es «considerado uno de los saurópodos más grandes jamás encontrados, probablemente superando el tamaño de Patagotitan», declararon los autores.

La convivencia de los dinosaurios

El hallazgo proporciona a los paleontólogos una mayor comprensión de la aparición de dinosaurios saurópodos gigantes, de cómo evolucionaron y cómo vivieron. Parece que numerosas especies de saurópodos vivían una junto a la otra, lo que sugiere que ocuparon diferentes roles en la red alimentaria, dijeron los científicos.

«El espécimen aquí reportado sugiere fuertemente la coexistencia de los titanosaurios más grandes y medianos con rebaquisáuridos de tamaño pequeño (una familia de dinosaurios saurópodos) al comienzo del Cretácico Superior en la provincia de Neuquén, lo que indica una supuesta partición del nicho».

Los dinosaurios saurópodos alguna vez estuvieron muy extendidos, y se han encontrado restos fosilizados en todos los continentes de la Tierra, incluida la Antártida.

En Neuquén se exhibe el Patagotitan

Cuando los primeros paleontólogos estudiaron por primera vez los huesos de estos enormes dinosaurios durante el período victoriano, comúnmente se pensaba que debido a su tamaño, las especies de saurópodos eran en gran parte animales que vivían en el agua; sin embargo, investigaciones posteriores revelaron las adaptaciones que permitieron que estas enormes criaturas vivieran en la tierra.

Estos incluyen un sistema de sacos de aire, cuya existencia se indica mediante hendiduras y cavidades en la mayor parte de las vértebras, y huesos neumáticos, huecos, similares a los de las aves actuales, que aligeraban sus enormes extremidades.

El animal más grande que jamás haya existido sigue siendo la ballena azul, que puede alcanzar un tamaño máximo de 33.5 metros de largo y pesar 173 toneladas.

Parásitos fósiles, otro descubrimiento que emociona a paleontólogos

El pasado octubre del 2020 un equipo de investigadores de tres universidades de Brasil identificó la presencia de decenas de microorganismos preservados dentro del hueso de un dinosaurio de más de 80 millones de años y se pudo determinar que pertenecían a algún tipo de parásito sanguíneo.

Los especialistas relataron que era la primera vez que se realizaba un descubrimiento así dentro de los estudios de la paleontología. En el pasado, los parásitos fósiles se habían identificado sólo asociados con insectos conservados en ámbar o en coprolitos (heces fosilizadas). Además, través de una tomografía se pudo señalar que el ejemplar padecía osteomielitis aguda.

El análisis geoquímico indicó la fosilización de estos organismos mediante un proceso llamado fosfatación, que habría ocurrido rápidamente, lo que permitió la preservación de los cuerpos de los microorganismos dentro de los canales vasculares del huésped, antes de que se degradaran.

Fuente : BAE

https://www.baenegocios.com/sociedad/Descubren-en-Argentina-un-dinosaurio-que-podria-ser-el-mas-grande-de-la-historia-20210118-0049.html?fbclid=IwAR1YGyCYYCMJ0Ri0tDTsvjHItD3FI1IPXQhO95LMphvqscJfI9ihnvIW4zM

Comments (0)

incubable-y-manuscrito-collage

Investigadora Argentina descubre el diccionario más antiguo de la lengua castellana

Posted on 18 diciembre 2020 by hj

Una investigadora del CONICET halló fragmentos del incunable en una biblioteca de la Universidad de Princeton. También se pudo determinar que su autor fue Alfonso de Palencia, uno de los más grandes humanistas del siglo XV.

Hallan el diccionario más antiguo de la lengua castellana. Fotos: cortesía de la Princeton University Library (Special Collections) y de la Real Biblioteca del Escorial (Colecciones Reales)

Se denomina incunables a aquellos libros que fueron impresos entre mediados y fines del siglo XV; más precisamente, entre el momento en que Johannes Gutemberg inventó la prensa de imprenta con tipos móviles y el año 1501. La posibilidad de hallar un incunable totalmente desconocido es tan poco habitual que se estima que -con suerte- ocurre una vez cada quince años para cada lengua, pero siempre que sucede significa un hecho de gran trascendencia para el campo de la historia del libro.

En este sentido, recientemente, Cinthia María Hamlin, investigadora del CONICET en el Instituto de Investigaciones Bibliográficas y Crítica Textual (CONICET, IIBICRIT), fue protagonista de un hallazgo de gran importancia, al encontrar, en la Firestone Library de la Universidad de Princeton (New Jersey, Estados Unidos), dos folios -es decir, dos hojas- de lo que pudo determinar que es el más antiguo vocabulario (diccionario, en términos actuales) castellano del que se tenga conocimiento.

Hasta ahora, el diccionario español-latino más antiguo que se conocía es el que elaboró Antonio de Nebrija, impreso entre 1494 y 1495. Pero Hamlin, con la colaboración de Juan Héctor Fuentes, latinista y también investigador del CONICET en el IIBICRIT, pudo determinar que las hojas halladas en la biblioteca de Princeton fueron impresas unos años antes, entre 1492 y 1493.

Aunque solo fueron encontradas dos hojas del incunable, que incluyen el prólogo completo y setenta y siete entradas de la letra ‘A’, Hamlin y Fuentes establecieron su correspondencia con un vocabulario manuscrito completo (aunque sin prólogo) del siglo XV, del cual hasta el momento no se había podido determinar el autor ni la fecha precisa de su realización, motivo por el cual había pasado casi desapercibido para la crítica. Ahora que se sabe que su confección fue anterior a la impresión del Vocabulario español-latín de Nebrija, adquiere otra relevancia.

“Hay que aclarar que existe un vocabulario previo que contiene palabras en castellano, pero no en un rol protagónico. El primer diccionario que presenta palabras en español entre sus definiciones es el Universal Vocabulario en latín y en romance (UV) de Alfonso de Palencia de 1490: en una columna es un diccionario latín-latín (palabras latinas,  definidas en esa misma lengua), definiciones que son en la columna de al lado traducidas al castellano. Pero lo que encontramos nosotros es el primer diccionario castellano-latino, en el que los lemas -las palabras que se definen- están en castellano, utilizado también en las definiciones para explicar y/o acompañar la equivalencia latina. O sea, que es un diccionario sobre el castellano, mientras UV no dejaba de ser sobre el latín”, señala Hamlin, quien al avanzar con la investigación pudo también determinar que el autor del vocabulario copiado en el manuscrito y, por lo tanto, del incunable, es nada menos que el propio Alfonso de Palencia, considerado uno de los humanistas más importantes del siglo XV. Los resultados de esta parte de la investigación serán próximamente publicados en la revista Boletín de la Real Academia.

Ayudar a la suerte

El descubrimiento realizado por Hamlin y Fuentes, al igual que sucede con muchos otros en distintas áreas del campo científico, tuvo un aspecto fortuito. La investigadora estaba trabajando en febrero de 2018 en la Firestone Library de la Universidad de Princeton en la revisión del ejemplar de un libro de 1515, cuando el curador de la Rare Books and Special Collections de la biblioteca, Eric White, se le acercó con un tomo del UV de Palencia y le comentó que, insertos al comienzo y al final del libro, se encontraban dos folios de un vocabulario castellano que no pertenecían a dicho ejemplar, y que nadie había logrado identificar hasta ese momento. La posibilidad de poder identificar los folios entusiasmó a la investigadora, quien se puso a trabajar en ello al regresar a Buenos Aires.

“El primer avance, gracias a la colaboración de Eric White y un investigador alemán de la Gesamtkataloge der Wiegendrucke (gran catálogo de incunables y tipos móviles), fue identificar la tipografía de los folios como propia de una imprenta sevillana en el período 1491-1493. Hay que tener en cuenta que los tipos móviles –las letras de molde- se rehacían cada dos o tres años, porque se gastaban rápidamente, y eran artesanales, por lo que cada fundición era distinta”, señala la investigadora.

Una vez establecido esto, la lectura del prólogo, en el que el que el autor dedica su ‘vocabulista’ (así lo llama) a Isabel la Católica, permitió acotar más aun la fecha posible de impresión, ya que entre los diferentes títulos que le adjudica a la célebre monarca de Castilla, se agrega el de Reina de Granada, cuya conquista recién se produjo en enero de 1492.

“Luego, fue Juan Fuentes quien llegó al dato que permitió identificar el texto conservado en los folios con el de un vocabulario castellano-latino del siglo XV que permanecía anónimo y sin título en un manuscrito del Escorial. Al cotejarlo con las setenta y siete entradas del segundo folio del incunable -el primero contenía el prólogo-, nos sorprendimos al comprobar que la coincidencia era absoluta. Esto comprobaba que el texto del manuscrito había llegado, aunque sea de modo parcial, a la imprenta y que su confección era anterior a la impresión del vocabulario de Nebrija”, explica Hamlin.

De acuerdo con la investigadora, la dedicatoria a Isabel La Católica es una huella de la política real a la que respondió la elaboración de ese vocabulario castellano-latino, pero también, por ejemplo, la del UV de Palencia y la del Vocabulario español-latín de Nebrija.

“Hacia finales del siglo XV, Isabel La Católica comienza a impulsar políticas de reforma educativa que intentan mejorar el conocimiento del latín y, a la vez, equiparar en prestigio al castellano con la lengua de Roma, para lo cual se necesitaba fomentar la producción de diccionarios y gramáticas. De hecho, la primera gramática castellana es también de estos años y su autor es Nebrija. La Corona de Castilla buscó acompañar a nivel lingüístico –es decir, cultural- la expansión que anhelaba a nivel territorial, cuyo gran hito fue el casamiento de Isabel con Fernando el Católico, que sería rey de Aragón y de Sicilia. La política expansionista y unificadora de los Reyes Católicos tendría en la paulatina promoción de una sola lengua –la castellana–– uno de sus pilares culturales: ‘siempre la lengua fue compañera del Imperio, explica Nebrija en su Gramática. Que en Latinoamérica nuestra lengua sea hoy el castellano y no, por ejemplo, el aragonés o el catalán, es en parte resultado de las políticas lingüísticas que comenzaron a gestarse a fines del siglo XV”, asegura Hamlin.

La identificación del autor: una tarea detectivesca

Una segunda parte de la investigación consistió en identificar al autor del vocabulario. “El estilo del prólogo, su formato y las fórmulas de tratamiento de la reina, junto con el hecho de que los dos folios del incunable habían sido insertados en un ejemplar del UV -en el caso del prólogo seguramente con la intención de reemplazar a su argumentum, presente en otros tomo, pero no en este-, me llevó la hipótesis de que el autor debía ser Alfonso de Palencia, algo que pude corroborar luego de una tarea casi detectivesca”, señala la investigadora.

Lo que hizo Hamlin fue no solo cotejar el UV de Palencia con el vocabulario del manuscrito, sino también con las distintas fuentes lexicográficas con las que pudieron haber trabajado sus autores, a través de metodologías propias de la disciplina conocida como Crítica Textual.

“En primer lugar, pude comprobar que el método lexicográfico usado en ambos vocabularios es exactamente el mismo, pero difiere del utilizado por otros autores contemporáneos como Nebrija y Santaella. En este mismo sentido, detecté la particularidad de que ciertos términos latinos que suelen variar ortográficamente aparecían igual en ambos vocabularios. Por otro lado, la correspondencia entre término latino y equivalencia castellana del manuscrito y el UV de Palencia resultó ser de un 76 por ciento. Finalmente, me dediqué a cotejar de forma exhaustiva las citas de autoridad, que en la mayoría de los casos coincidían”, relata la investigadora.

Las citas de autoridad son, justamente, citas de textos clásicos, como la Eneida de Virgilio, a través de las cuales se ejemplificaba el uso de los términos que se definían en los diccionarios, y están presentes en una buena parte de las entradas del UV de Palencia y del vocabulario del manuscrito.

“La intención de esta tarea fue, en primer lugar, intentar identificar las fuentes utilizadas y, en segundo término, analizar su tratamiento. Esto me permitió identificar errores comunes en citas iguales, que no se registran en ninguna de las fuentes lexicográficas posibles, lo que me llevó a concluir que ambos vocabularios debían tener necesariamente al mismo autor: Alfonso de Palencia”, afirma Hamlin.

Alfonso de Palencia moriría en marzo de 1492, poco tiempo después de la conquista de Granada. Tal vez este hecho explique que en el manuscrito hayan quedado algunos lemas sin definir. Así como también, la importancia de su autor quizás sea la razón que permita explicar que un trabajo con detalles sin terminar haya llegado a la imprenta. Es posible también, que al advertir su estado incompleto se haya decidido dejar de imprimirlo, pero tampoco se puede descartar que haya circulado como libro y el resto de sus partes se encuentren perdidas. Pero lo que, de acuerdo con Hamlin, se puede descartar de manera concluyente es que los folios encontrados se tratasen de una mera prueba de imprenta, ya que uno aparece impreso a doble faz, lo que, por las dificultades técnicas que implicaba, solo se hacía para las versiones con las que se armaban los cuadernillos -que luego componían los libros–, o para lo que se conocía como pruebas definitivas.

Por Miguel Faigón

Referencia bibliográfica

Hamlin, C. M., & Fuentes, J. H. (2020). “Folios de un incunable desconocido y su identificación con anónimo Vocabulario en Romance y en Latín del Escorial (F. II. 10)”. Romance Philology74(1), 93-122.  https://doi.org/10.1484/J.RPH.5.119970

Hamlin, C.M. (2021). “Alfonso de Palencia: ¿autor del primer vocabulario castellano latín que llegó a la imprenta?”, Boletín de la Real Academia Española, T. 101, en prensa.

Fuente: Conicet

https://www.conicet.gov.ar/descubren-el-diccionario-mas-antiguo-de-la-lengua-castellana/?fbclid=IwAR0A2gZpRWK2zWd63eHIPegWmOcCYguDUyFrt7bjqyoaP1kliKFpxX01H9E

Comments (0)

llama2

Tags:

Avance argentino: neutralizan coronavirus con anticuerpos derivados de huevos y llamas

Posted on 19 octubre 2020 by hj

Los desarrollaron en solo 7 meses. Los ensayos en laboratorio mostraron que inhibe la infección provocada por el SARS-CoV-2. Esto podría llevar a nuevos tratamientos contra la Covid-19, complementarios a la vacuna y a otros métodos.

Científicos del Conicet y del INTA desarrollaron anticuerpos y nanoanticuerpos capaces de neutralizar el coronavirus SARS-CoV-2.

Investigadores del INTA y del Conicet lograron neutralizar el virus que causa el coronavirus con nanoanticuerpos VHH derivados de llama y anticuerpos IgY derivados de la yema de los huevos de la gallina, se informó hoy oficialmente.

«En sólo siete meses, un equipo de investigadores del INTA, Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca y del Conicet, Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, obtuvieron los nanoanticuerpos VHH provenientes de las llamas y los anticuerpos IgY, derivados de la yema de los huevos de gallina, con capacidad de neutralizar la infección por coronavirus«, se indicó en un comunicado.

El desarrollo científico fue presentado este lunes con la presencia de los ministros de Agricultura y de Ciencia, Tecnología e Innovación, Luis Basterra y Roberto Salvarezza, junto con la presidenta del INTA, Susana Mirassou.

«Los ensayos de neutralización llevados a cabo tanto con pseudovirus como con el virus salvaje confirmaron que estas moléculas inhiben la infección viral provocada por el SARS-CoV-2, resultando tratamientos innovadores contra la enfermedad de Covid-19 y complementarios a las vacunas y otros métodos disponibles», se precisó.

Luis Basterra, ministro de Agricultura de la Nación, dijo que «este logro tiene calidad de anuncio internacional en términos de logro científico y nos pone a la vanguardia de lo que son las distintas alternativas para la lucha contra la Covid-19»

Para Basterra, «este es el camino, el del compromiso y la interacción público privada para que este tipo de desarrollos contribuyan a resolver un problema tan grave como la Covid-19, pero, a la vez, formar capacidades para resolver estos problemas en el campo de la salud humana, animal y vegetal».

Los ministros de Agricultura y de Ciencia, Tecnología e Innovación, Luis Basterra y Roberto Salvarezza, junto con la presidenta del INTA, Susana Mirassou, presentaron este avance.

Por su parte, Roberto Salvarezza se refirió al logro de los anticuerpos monoclonales de llama y a los policlonales de yema y los consideró «dos posibilidades de terapia que se suman a otras que han desarrollado científicos y científicas, investigadores e investigadoras que, nuevamente, muestran las capacidades de nuestros investigadores de trabajar y lograr, en tiempos récord, productos de innovación».

En este sentido, agregó: «Es una muestra de la capacidad que tiene nuestro país y de nuestros investigadores. En esta pandemia estamos viendo el camino, el de búsqueda de que nuestro conocimiento llegue a la sociedad a fin de solucionar los problemas».

En tanto, Susana Mirassou señaló que es «un gran honor para el INTA estar a la altura de las circunstancias, en un momento de pandemia aportando conocimiento y desarrollos científicos, tales como la producción de nanoanticuerpos monoclonales».

En este sentido, indicó que se trata de «un momento realmente muy importante gracias a los equipos de trabajo de INTA asociados con Conicet que vienen transitando un largo camino desde 2005».

«Es realmente un gran orgullo», dijo la presidenta del organismo, quien resaltó que se trata de «un paso importantísimo que da muestra de la sinergia que se genera cuando se trabaja de manera colaborativa fruto de la articulación publico privada, así se dinamiza, es la forma de trabajar: unidos y buscando soluciones, aportando a mejorar las soluciones para esta pandemia».

Fuente: Ambito

https://www.ambito.com/coronavirus/avance-argentino-neutralizan-anticuerpos-derivados-huevos-y-llamas-n5141422

Comments (0)

inmune

Tags:

Científicos argentinos descubrieron por qué el coronavirus evade el sistema inmune

Posted on 20 agosto 2020 by hj

La investigación puede ayudar a disminuir los efectos perjudiciales y las secuelas de la infección y también podría usarse para diseñar virus atenuados para el desarrollo de vacunas.

Un equipo de investigadores de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y del Conicet logró determinar los mecanismos por los que el coronavirus es capaz de evadir la respuesta inmune innata en los seres humanos y cómo es que se producen algunos de los efectos colaterales de la enfermedad, como el síndrome respiratorio agudo severo (SARS).

Este conocimiento puede ayudar a disminuir los efectos perjudiciales y las secuelas de la infección y también podría usarse para diseñar virus atenuados para el desarrollo de vacunas.

Los descubrimientos se hicieron en el Laboratorio de Biología de Sistemas del Centro Regional de Estudios Genómicos (CREG) y determina que la Covid-19 tiene un mecanismo viral que le permite regular la expresión de genes de las células invadidas y así controlar su respuesta inmune.

El aporte fundamental que acaba de hacer el estudio consiste en la descripción de este nuevo mecanismo de interacción entre SARS-Cov-2, el virus responsable de la infección, y las células que ataca.

El hallazgo de los investigadores Luis Diambra y Andrés Alonso se publicó hoy en la revista Frontiers in Cell and Developmental Biology, y es uno de los primeros trabajos argentinos sobre el tema en ser reportado internacionalmente.

Según explicaron los científicos, para multiplicarse los virus utilizan la maquinaria de la célula que invaden. «Dentro de esos recursos que aprovechan hay unos llamados ARN de transferencia o tRNAs, por sus siglas en inglés, unas pequeñas moléculas que sirven para fabricar las proteínas necesarias tanto para el invasor como para el huésped», dijeron.

«Ese uso hace que el virus provoque una deficiencia de ciertas proteínas en la célula y lo que nosotros hicimos fue buscar específicamente cuáles son los más utilizados por el coronavirus y de qué manera repercuten los déficits que traen aparejados», explicó Diambra.

También remarcó que en este estudio se centraron «en el análisis de la composición de codones usado por las proteínas virales y su relación con la síntesis de proteínas de la célula huésped, es decir las células del pulmón infectadas».

El especialista agregó que el análisis funcional de los 27 genes indicados por este estudio «ayuda a comprender cómo este virus evade la respuesta inmune innata, como así también es la causa de algunos efectos colaterales como la tormenta de citocinas, una respuesta inmune descontrolada que daña las células sanas causando inflamación, trastornos de la coagulación y el síndrome de Keutel (que provoca calcificación de cartílagos y tejidos blandos y erupciones permanentes en la piel), observados en forma temporal en los pacientes con Covid-19».

La investigación detectó distintos genes que están regulados negativamente por el nuevo mecanismo viral de la Covid-19, en tres procesos diferentes.

Los científicos aseguran que así como el virus «regula la traducción del huésped mediante el uso de codones, la manipulación biotecnológica de la frecuencia de los codones podría usarse para diseñar virus atenuados» para el posterior desarrollo de vacunas.

«Creemos que nuestros resultados arrojan luz sobre cómo es la patogenia del virus, proceso que ocurre cuando el virus infecta a un hospedador. Este conocimiento podría ayudar a disminuir los efectos perjudiciales y secuelas de la infección», subrayó Diambra.

Fuente: Ambito

https://www.ambito.com/cientificos-argentinos-descubrieron-que-el-coronavirus-evade-el-sistema-inmune-n5126510

Comments (0)

estrellas-enanas-en_nebulosa

Tags:

Astrónomos Argentinos hallaron siete estrellas «enanas blancas» dentro de nebulosas planetarias

Posted on 04 mayo 2020 by hj

Cuatro astrónomos argentinos, tres de Córdoba y uno de La Plata, Buenos Aires, hallaron siete estrellas enanas blancas que se suman a las 30 que se conocen de este tipo entre las más de 250 millones de estrellas que componen la Vía Láctea.

“En las etapas finales de sus vidas, cuando ya agotaron el combustible que alimenta las reacciones nucleares en su interior, la mayoría de las estrellas como nuestro Sol se convierten en enanas blancas. En ese momento, son objetos increíblemente densos: en la Tierra, una cucharadita de su materia pesaría tanto como un camión de cinco toneladas y media o una ballena Franca bebé. Y aunque generalmente poseen una masa similar a la del Sol, su tamaño es cien veces menor”, explican desde el Observatorio Astronómico de Córdoba (OAC) para dar a conocer esta investigación que demandó dos años, cuyos y resultados no se corresponden con las predicciones de los modelos de evolución estelar.

Se trata de estrellas muy difíciles de detectar, al punto que en la actualidad solo se conocen 30 de este tipo, entre las más de 250 millones de estrellas que componen la Vía Láctea, la galaxia donde se encuentra nuestro sistema solar. Se caracterizan por emitir un color azul blanquecino muy peculiar, su brillo es tan débil y son tan pequeñas que resulta muy difícil observarlas.×

«Hay modelos en la actualidad que explican cómo es la vida de una estrella, pero que mantienen abiertos numerosos interrogantes. Para responderlos debemos realizar más observaciones, fundamentalmente usando espectroscopía. El problema es que las estrellas son muchas, y hay que elegir cuáles observar”, explica Walter Weidmann astrónomo del OAC y uno de los autores del reciente descubrimiento.

Los modelos existentes predicen que estrellas cuya masa es entre 0,8 y 8 veces la del Sol terminarán sus días como una nebulosa planetaria (NP), tras expulsar sus capas de gas más externas. “Es como si se desprendiera de su piel y nos permitiese mirar su interior. Esto demora varios cientos de años y lo que queda es una enana blanca, una estrellita muy caliente envuelta por una nebulosa en expansión. Esta ‘nebulosa planetaria’ será visible unos 20 mil años, que en términos de la vida de una estrella es un lapso de tiempo insignificante” explica Weidmann.

Se necesitan telescopios muy potentes para observarlas. En Argentina, pocos instrumentos reúnen estas características. Pero nuestro país integra un consorcio internacional que cuenta con dos telescopios gemelos, de ocho metros de diámetro, denominados Gémini, uno ubicado en Chile y otro en Hawaii, Estados Unidos.

Argentina puede utilizarlos aproximadamente 80 horas al año, lo cual resulta insuficiente para las múltiples investigaciones en curso. “Para obtener tiempo de observación, armamos una propuesta que compitió con otras y finalmente –en el lapso de dos años– logramos observar completamente siete objetos previamente seleccionados”, explica Weidmann.

Utilizando trabajos previos que apuntan al color blanquecino como una característica distintiva de este tipo de estrellas, los investigadores del OAC seleccionaron y fotografiaron así siete candidatas con los telescopios Gémini. En una segunda etapa volvieron a observar con los telescopios utilizando la espectroscopia, que les permite “mirar” a las estrellas muy distantes y tenues en la banda infrarroja del espectro (que resulta invisible al ojo humano).

El trabajo de selección del equipo de astrónomos rindió sus frutos: los siete objetos estelares observados resultaron ser enanas blancas. “Pudimos determinar su temperatura, su gravedad superficial y comparar los valores obtenidos con los predicho por los modelos de evolución estelar. Cuatro de ellas son ricas en hidrógeno”, apunta Wiedmann.

Como los datos obtenidos no se ajustan perfectamente a lo predicho por los modelos astronómicos, el futuro de la investigación tiene ahora dos caminos: o se deberán ajustar los modelos de evolución estelar o habrá que refinar los modelos para determinar temperatura y gravedad de estas estrellas.

De la investigación astronómica participaron Marcelo Miller Bertolami (Instituto de Astrofísica de la Universidad Nacional de La Plata); Walter Weideman, Javier Ahumada, y Leila Saker (Observatorio Astronómico Universitario (OAC-UNC).

Fuente: El Federal


Comments (0)

egipto10

Arqueólogos argentinos entraron a una tumba egipcia que escondía secretos de hace 3500 años y nunca había sido explorada

Posted on 07 marzo 2020 by hj

Trece científicos de distintas universidades, aglutinados por el Conicet, viajaron hasta Luxor en el marco de una campaña que tiene como fin profundizar conocimientos en la antigua cultura faraónica. Los secretos que develaron

Por Walter Darío​ Vazquez

Un grupo de argentinos viajó con motivo del proyecto de estudio y conservación de la Tumba Tebana 318 en la ciudad de Luxor

“Tenemos solo algunas cosas sueltas: una foto de ese pasaje tomada en 1939, dos fotos en color de una misión japonesa en 1960, y unos dibujos que hicieron viajeros en el siglo XIX, que copiaron jeroglíficos con distintas escenas. Son ocho paredes en total y tenemos registros de solo dos”, decía hace unos meses la docente de Historia y egiptóloga Andrea Zingarelli.

Hablaba de una tumba que nunca había sido explorada, o de la que al menos no había estudios y publicaciones. No tenían mucha más información que esa. Lo demás era un misterio… que en parte dejó de serlo recientemente.

En el marco de una iniciativa llamada Proyecto Amenmose, un grupo de 13 docentes e investigadores de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), la Universidad de Buenos Aires (UBA), la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y el Conicet viajó recientemente hasta Egipto para adentrarse a una tumba en la que se conserva información que data de 3500 años de antigüedad. La campaña finalizó hace una semana y resultó “muy positiva”, consideró Zingarelli, directora del proyecto, en diálogo con Infobae.

La TT318 se encuentra en el Valle de los Nobles en la colina de Sheikh Abd el-Qurna. Desde lo más alto de la montaña se puede ver como el desierto contrasta con el verde de las tierras de cultivo gracias a las aguas del río Nilo que las fertilizan

El programa se comenzó a desarrollar en enero de 2019, cuando seis de las expertas fueron hasta la ciudad de Luxor para recorrer sitios arqueológicos en busca de una tumba para investigar. Seleccionaron varias, «pero ninguna estaba disponible”, recordó Zingarelli. Desde el Ministerio de Antigüedades de Egipto les ofrecieron, entonces, una alternativa: explorar la Tumba Tebana 318. Esta corresponde a Amenmose, un noble egipcio que vivió durante los reinados de Hathsepsut y Tutmosis III, entre 1479 y 1458 antes de Cristo. Zingarelli y su equipo elaboraron un plan para restaurarla.

Como parte del plan, hicieron un relevamiento del lugar y algunas tareas de conservación

Amenmose era cantero: se dedicó al oficio y al arte de labrar la piedra, siendo el organizador de la construcción de los monumentos de la época. Al morir, fue enterrado en la necrópolis del dios egipcio de la creación, Amón. Su tumba (asignada con el número TT 318) se encuentra a 700 kilómetros al sur de El Cairo, en la orilla occidental tebana.

Precisamente, se localiza en el Valle de los Nobles en la colina de Sheikh Abd el-Qurna, en Luxor. Está entre numerosas capillas funerarias distribuidas de manera irregular a lo largo de las colinas occidentales de la antigua Tebas, espacios donde fueron sepultados reyes, reinas y nobles. El lugar constituye una de las mayores fuentes de información de la sociedad egipcia antigua.

En las paredes encontraron imágenes referentes a Amenmose, a dioses egipcios y a la vida cotidiana de la época

Hasta allí fue la comitiva argentina, tras conseguir la autorización y los permisos de trabajo correspondientes. El objetivo fuehacer un relevamiento del estado actualdel monumento, detectar sus daños y, en caso de ser posible,realizar tareas de conservación.

Los resultados permiten profundizar los conocimientos de la antigua cultura faraónica y abren la posibilidad de que a futuro sea un lugar turístico

Partieron el 12 de enero. A Zingarelli la acompañaron Silvana Yomaha, Leila Salem, María Belén Castro, María Sarmiento, María de los Ángeles Suárez, Eva Calomino, Miriam Hara, Liliana Manzi, Yésica Leguizamón, Silvana Fantechi, Pablo Rosell y Fabio de Moraes Lima.

El 21 de enero ingresaron por primera vez a la TT 318. El acceso no fue fácil, ya que la puerta principal estaba tapada por sedimentos. Es por eso que para llegar debieron pasar primero por otra tumba rupestre, la 129, y desde allí arrastrarse a través de un diminuto pasadizo, un boquete de aproximadamente 50 centímetros por 37.

Los investigadores accedieron a través de un hueco en una tumba vecina

Una vez adentro, “colocamos las luces e hicimos un proceso de relevamiento en cuadernos de campo, en textos, a través de fotografías. Además elaboramos fichas, registros de cada pared, evaluando sus niveles de deterioro”, detalló Zingarelli. Uno de las primeros trabajos fue elaborar un soporte para asegurar la puerta principal, cuya estructura es de piedra y adobe.

De las ocho paredes que esperaban encontrar, pasaron a contabilizar en total 16. En ellas y en los techos analizaron los relieves pictóricos y la decoración geométrica que aportaron datos de Amenmose. Algunas imágenes, por ejemplo, revelaron que el noble tuvo una hija. Otras son el retrato de la vida cotidiana en aquellos tiempos y hacen referencia a escenas de agricultura, como la trilla y el sembrado, de banquetes, de elaboración de pan y vino, de caza y pesca.

Los investigadores también hallaron una conexión interna: descubrieron un pozo, “un boquete aún más grande” que desciende a otra sala, a la cual no pudieron pasar por no contar con el permiso necesario. “Suponemos que allí hay otra tumba, momias, objetos”, dedujo la directora

Dentro del sepulcro estuvieron alrededor de una hora por la falta de circulación de aire

Cada día, los argentinos fueron acompañados de un conservador egipcio, una inspectora quien tenía la llave para abrir y cerrar la puerta de la tumba, un gerente que hacía de intermediario con el ministerio de Antigüedades y uno o dos trabajadores más, dependiendo de las tareas a realizar.

Al sepulcro entraban usualmente de a tres. En el interior estaban alrededor de una hora, “pero no mucho más por la falta de circulación de aire”. Usaban trajes especiales, unos mamelucos llamados Tybik, además de guantes de latex y barbijos o máscaras de protección, con válvulas de exhalación que facilitan la respiración.

Para ingresar, vistieron trajes especiales, unos mamelucos llamados Tybik, además de guantes de latex y máscara de oxígeno

Tras el relevamiento inicial, realizaron trabajos de limpieza y conservaciónRetiraron la humedad y la suciedad acumuladas con esponjas wishab, manipulando las paredes lo menos posible. A la pintura que se estaba por caer, le aplicaron papel japón y enduido, “una especie de curita”.

También rellenaron con yeso algunos fragmentos: se trata de una prueba para saber si dentro de un período de tiempo el yeso utilizado sufre grietas.

Los resultados permiten profundizar los conocimientos de la antigua cultura faraónica y abren la posibilidad de que a futuro sea un lugar turístico, explican los investigadores.

Los especialistas debieron autofinanciarte el viaje y los gastos de alimentación

Lo que sigue será descifrar textos que no se pudieron leer “porque en esa época se usaba mucho el color azul, que tiende a deteriorarse y perderse”, contó la directora.

Y empezar a trabajar en el desarrollo de la segunda etapa. La idea del equipo es poder realizar una exploración de mayor profundidad en una futura nueva campaña, si es que se presenta la oportunidad. Es que hay dos dificultades.

Una es obtener el permiso para despejar la entrada principal -para lo cual se deberá excavar varios metros- y para acceder a otros sectores de la TT 138, como el patio. Las tumbas, por lo general, tienen un diseño común: dos salas en forma de ‘T’ y adelante un patio. En este caso, fue una zona que no pudieron alcanzar.

El equipo que trabajó durante más de un mes en Egipto

La otra gran dificultad es económica. El proyecto tiene sus costos: implica trámites, la obtención de herramientas, el alquiler del alojamiento y el pago por el trabajo realizado. Para ello contaron solo con la colaboración de la Universidad Nacional de La Plata, que no alcanzó a cubrir los gastos. Cada uno solventó de su bolsillo la comida y la mayor parte de los pasajes. Es por ello que en este contexto, sin financiación externa, tuvieron que iniciar en la plataforma Ideame una campaña para recolectar donaciones bajo el control de la Asociación Civil Amenmose Egipto que ellas mismas crearon.

Fuente: Infobae

https://www.infobae.com/sociedad/2020/03/07/arqueologos-argentinos-entraron-a-una-tumba-egipcia-que-escondia-secretos-de-hace-3500-anos-y-nunca-habia-sido-explorada/

Comments (0)


Estimados amigos:
Este sitio no recibe apoyo privado ni estatal. Preferimos que sea así para poder publicar lo que consideramos "buenas noticias" sobre nuestro país de manera independiente. Si te gusta este sitio y querés colaborar para que sigamos online seleccioná un monto y hacé click en Donar.
Gracias por leernos y por tu colaboración!!
Donar:

Las Malvinas fueron, son y serán argentinas!

Humor


Sendra | Sendra


01.gif


DANIEL PAZ & RUDY | Página 12

Daniel Paz & Rudy