Archive | Tecnología argentina

aloe

Tags:

Alumos salteños crearon una pintura ecológica a base de aloe vera

Posted on 14 diciembre 2020 by hj

Puede reemplazar a las pinturas químicas convencionales con un menor costo, y fue diseñada por alumnos de una escuela técnica de la localidad de Aguaray.

Una pintura ecológica a base de aloe vera, una planta rica en propiedades que abunda en el norte argentino, puede reemplazar a las pinturas químicas convencionales con un menor costo, y fue diseñada por alumnos de una escuela técnica de la localidad de Aguaray.

La pintura ecológica se hace con el gel que se encuentra en el interior de la hoja de la planta. En primer lugar, se lo hierve hasta que se ablanda y adquiere una consistencia líquida, para luego mezclarlo con cal. “Estos son los dos componentes principales, que logran que se adhiera a la pared y se pueda pintar fácilmente. El aloe vera es un muy buen componente y en Aguaray, como en todo Salta, es abundante. Con la materia prima de esta planta se puede hacer muchísimas de cosas, no solo curativas”, explicó David Alemán, alumno del último año de la Escuela de Educación Técnica Nº 3143 y mentor de la iniciativa, que desarrolló junto a nueve compañeros.

El proyecto se enmarcó en el programa Construyamos Nuestros Sueños, el cual forma parte de la estrategia de Responsabilidad Social Empresaria de Pan American Energy (PAE), compañía global líder en energía en Argentina y la región, en un trabajo articulado con la Fundación Construyamos y el Ministerio de Educación de la Provincia de Salta.

Durante el 2020, seis escuelas técnicas de Salta fueron parte del programa, convocando a 300 estudiantes. Desde su inicio, ya participaron más de 5.000 alumnos a través de más de 90 proyectos presentados. 

“Desde Pan American Energy creemos en la articulación público-privada. Consideramos que la educación es el camino a través del cual se pueden lograr cambios genuinos y esa es la razón por la que apostamos a este tipo de proyectos.

En esta oportunidad, hemos logrado resultados concretos que responden a las necesidades de nuestras comunidades en contextos particulares como es el de la pandemia del COVID-19”, destacó Agustina Zenarruza, gerente de Sustentabilidad de Pan American Energy.

La iniciativa fomenta el emprendedurismo en estudiantes de escuelas técnicas y este año, a raíz del aislamiento social, fue continuada a través de plataformas online con un énfasis especial en temáticas de reconversión digital en un mundo pospandemia, aprendizajes sobre e-commerce, bancarización y métodos de pagos digitales.

David Alemán explica cómo se le ocurrió trabajar en esta idea: “Vi que las casas de mi zona estaban despintadas y al preguntar el motivo, me encontré con que a la gente le interesan alternativas de pinturas que sean más sustentables y no tan caras como las que venden en los negocios. Así nació mi proyecto: una pintura a base de aloe vera, ecológica y más barata que las pinturas convencionales. Al menos en mi ciudad, las pinturerías no están vendiendo ninguna alternativa ecológica a las pinturas convencionales, y yo creo que, si hubiera una alternativa ecológica, la gente la elegiría”.

Construyamos Nuestros Sueños se inició en 2017 en Salta, Neuquén y Chubut, con el objetivo de estimular la articulación entre la educación y el mundo productivo, estos proyectos generan desarrollo y empleo local. Así, se busca transformar a la educación técnica en generadora de innovación, buscando desarrollar ideas que contribuyan con las necesidades de las economías locales y a la vez les representen una salida laboral.

El programa promueve que los jóvenes trabajen en el ciclo completo de la innovación.


Fuente: El Tribuno Salta

Alumnos salteños crearon una pintura ecológica a base de aloe vera

Comments (0)

aqua_500_765

Tags:

Crean en Argentina un robot subacuático para inspeccionar centrales nucleares

Posted on 02 diciembre 2020 by hj

Foto: UNCUYO

Se trata de Aquadrone, desarrollado por investigadores de la CNEA, un proyecto que busca cambiar la forma en la que se inspeccionan las instalaciones nucleares.

A través de un evento virtual y abierto a toda la comunidad, el 27 de noviembre se dieron a conocer los premios de la décima edición del concurso IB50K, certamen que destaca anualmente los mejores planes de negocios con base tecnológica elaborados por jóvenes argentinos. En este contexto, el equipo integrado por ingenieros e investigadores de CNEA obtuvo un reconocimiento a partir del desarrollo de un robot sumergible que puede bucear el interior de reactores y centrales nucleares.

El proyecto tecnológico Aquadrone propone brindar servicios de inspección de ambientes subacuáticos confinados, utilizando robots sumergibles que son operados de forma remota. Este desarrollo es particularmente valioso para la industria nuclear ya que ofrece una solución robotizada para tareas de control que normalmente se realizan de forma manual, permitiendo agilizar tiempos, aumentar la precisión en los controles visuales y -fundamentalmente- minimizar la exposición de personas al ambiente radiactivo de una central nuclear.

Gestado en la División de Robótica y Automatización del Proyecto CAREM y el ámbito académico del Instituto Balseiro, el grupo que lleva adelante la propuesta está conformado por Matías Robador, Héctor Francisco Ortiz Villasuso, Lautaro Acha, Fernanda Suarez, Santos Gabriel Rueda, completando el equipo Flavia Guzman de la Universidad Católica de Salta.

Durante su exposición, el líder del equipo, Matías Robador, hizo mención a la importancia de realizar inspecciones periódicas en los recipientes principales de un reactor, así como en las piletas de almacenamiento de Elementos Combustibles Gastados. Y agregó: “Nos proponemos revolucionar la forma en que se inspeccionan los reactores nucleares a través de las nuevas tecnologías, como es la robótica. Posibilitando inspecciones rápidas, seguras y económicas”.

Aquadrone es un robot de forma esférica que cuenta con cuatro microbombas hidráulicas, lo que le permit movilizarse en todas las direcciones. Su diseño comenzó a elaborarse en 2014 a partir de la necesidad de inspeccionar los componentes internos del recipiente a presión del reactor CAREM, arribando de esta manera a una eficiente e innovadora posibilidad de resolver una demanda puntual de la industria nuclear.

La participación en el concurso IB50K le valió al equipo una distinción del jurado, quien destacó la potencial proyección al mercado internacional de este desarrollo, otorgando al equipo Aquadrone un reconocimiento que incluye servicios tecnológicos, capacitaciones y asesoramientos por parte de diversas instituciones y empresas del sector.

Fuente: Argentina.Gob.Ar

https://www.argentina.gob.ar/noticias/un-robot-subacuatico-para-inspeccionar-centrales-nucleares-fue-reconocido-en-el-concurso?fbclid=IwAR0VdR_V40YTTcuRBX3X8vdzPv6WzpHLopb4p-qm60itdR925lrZCMrB-6Y

Comments (0)

ozono

Tags:

Investigadores de la UNLP construyen un cañón de ozono que desactiva virus y bacterias

Posted on 25 noviembre 2020 by hj

Este gas es el esterilizante y desinfectante más efectivo que se conoce, tiene la capacidad de adherirse a los virus o bacterias y destruirlos

Científicos de la Universidad Nacional de La Plata finalizaron la construcción del  prototipo de un cañón de ozono, un equipo que permite generar altas concentraciones de ese gas para posteriormente diseminarlo en diferentes espacios públicos y así eliminar de forma rápida y segura, virus como el COVID-19, bacterias y otros gérmenes.

Se trata de un desarrollo diseñado y  construido en el Instituto Argentino de Radioastronomía (IAR, UNLP-CONICET-CICPBA), que se encuentra en la etapa final de pruebas respondiendo a todos los parámetros previstos. El ozono, en justa medida, es el esterilizante y desinfectante más efectivo que se conoce, tiene la capacidad de adherirse a los diferentes virus o bacterias y destruirlos.  Además  es inofensivo para seres humanos y animales.

El Doctor Gustavo Esteban Romero, Director del IAR explicó que “el cañón utiliza el aire de la atmósfera, para producir una gran concentración de ozono. Esto se logra  a través de un importante número de microdescargas eléctricas originadas entre placas cerámicas o en tubos de vidrio, a los que se aplica un potencial que puede variarse de 8-mil a 10 mil voltios. Una vez producido el gas ozono, este se esparce, durante un tiempo controlado por el cañón, en distintos espacios públicos, como pueden ser por ejemplo, edificios escolares, ministerios, hospitales, trenes, micros, aviones o cualquier espacio cerrado”.

Martin Salibe, responsable de Vinculación Tecnológica del IAR expresó, “en estas últimas semanas, han logrado terminar con éxito el primer prototipo encontrándose  en este momento, en una etapa de prueba, calibración y ajuste del sistema.  El prototipo cuenta con un sistema micro controlado que genera ozono en su justa medida para cumplir con todos los requisitos de los estándares de seguridad. El mismo, funciona como un dosificador capaz de proveer, una cierta cantidad de partes por millón de o3, en un tiempo controlado, para disolver la membrana lipídica de todo tipo de bacterias y virus, destruyendo su núcleo y desactivándolos por completo .Dicho sistema además de generar la desinfección, genera un reporte, del tiempo, de la cantidad de ozono aplicado, de la temperatura y de la humedad, en la cual se realizó dicha desinfección”.

Los investigadores del IAR manifestaron que están trabajando en la articulación con la Fundación Tierra de Nuestros Hijos, y con empresas de amplia trayectoria en ozono y acero, para gestionar los fondos, y la fabricación de estos equipos a gran escala, en la próxima etapa.

“Las ventajas que tiene el cañón de ozono respecto a otros métodos de esterilización son múltiples ya  que en primer  lugar su base es el oxígeno, al que ninguna persona es alérgica, por otro lado al ser un gas logra expandirse llegando a todos lados”, remarcó Romero.

Se espera que para mediados de diciembre el equipo esté listo para  ser presentado ante el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI),  para su aprobación y  posterior comercialización. La meta es contar con los dispositivos para su utilización a principios del año próximo, de esta manera poder ser implementado por las universidades, escuelas y hospitales

Fuente: UNLP

https://investiga.unlp.edu.ar/cienciaenaccion/investigadores-de-la-unlp-finalizaron-la-construccion-de-un-canon-de-ozono-para-desinfectar-espacios-publicos-19631?fbclid=IwAR26fXYa-KoAQIBVEg3gP3kKzd_EgfEKTi6PSn8_0tsOtU03ICT6DxvWZ5s

Comments (0)

spray

La Plata: científicas crearon un spray que elimina y repele el coronavirus

Posted on 06 noviembre 2020 by hj

Su eficacia está comprobada y es de larga duración. El desarrollo está pensado para que pueda ser utilizado por el personal sanitario en la ropa y en materiales de protección.

Científicas platenses desarrollaron una spray que podría ser muy útil en la lucha contra el coronavirus. La formulación está pensada para ser utilizada en elementos de protección por parte del personal de salud y reducir los contagios.

El desarrollo se basa en nanopartículas que evitan la adherencia del virus en superficies y lo desactivan, la eficacia de la formulación fue probada recientemente en laboratorios certificados por ANMAT, de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA.

Las científicas Guadalupe Canosa, del Conicet; y Paula Alfieri, de la Comisión de Investigaciones Científicas (CIC), reorientaron sus líneas de investigación para producir una sustancia que pueda ser utilizada por el personal sanitario para proteger materiales y evitar el contagio.

“De esta manera los médicos se podrían aplicar el spray y estar protegidos contra el coronavirus por un tiempo prolongado”, afirman las investigadoras.

Alfieri contó que se trata de una formulación de base alcohólica que tiene la propiedad de sanitizar: “Además posee una mezcla de nanopartículas que cumplen dos funciones. Por un lado, impermeabilizan la superficie: las microgotas que liberamos, que podrían contener partículas virales, no se adhieren al material. Por otro lado, en el caso de que la carga viral sea importante, las nanopartículas desactivan al virus; lo desestabilizan y hacen que no contagie”, agregó la especialista, remarcando que es un material que no se quita de las superficies, es de larga duración y que “en indumentaria, podría durar entre 5 o 6 lavados”.

Las científicas advierten que la formulación no es de consumo humano, por lo que no debe aplicarse sobre la piel, y su producción no es costosa.

“En la UTN podríamos hacer hasta mil litros por semana, por lo que pasar a nivel industrial no sería un problema”, terminó explicando Alfieri.

Fuente: MinutoUno

https://www.minutouno.com/notas/5145848-la-plata-cientificas-crearon-un-spray-que-elimina-y-repele-el-coronavirus

Comments (0)

gato5

Estudiantes Argentinos imprimen desde sus casas prótesis en 3D para animales discapacitados

Posted on 23 octubre 2020 by hj

Mariana e Ignacio se conocieron el la facultad: ella estudia Bioingeniería, él Ingeniería Industrial. Se convirtieron en socios de un proyecto solidario que la pandemia obligó a realizar lejos del laboratorio del ITBA. Hoy generan sus propias herramientas y crean aparatos especializados para las mascotas

Las prótesis 3D para animales que han tenido accidentes

Mariana Bergamini (27) e Ignacio Lucioni (25) son los protagonistas de una historia, una más, de solidaridad, innovación y también muchos obstáculos en medio de la pandemia. Se conocieron en la facultad y, con la tecnología como motor y una pasión común, se convirtieron en socios de un proyecto que los motiva a hacer, a crear. Nunca pensaron que terminarían el 2020 desarrollando prótesis y aparatos personalizados para animales con discapacidades.

En el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), ella estudia Bioingeniería y él Ingeniera Industrial. Además, Mariana cursa Diseño Industrial en la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo (FADU) de la Universidad de Buenos Aires. Ambos son parte del Laboratorio de Manufactura Digital de ITBA, donde aprendieron de modelado e impresión 3D. Ahí germinó su emprendimiento: Prenta 3D.

“Ya en el laboratorio nos habían empezado a llegar casos de personas que necesitaban prótesis para sus mascotas y nos dimos en cuenta que era un espacio donde faltaban soluciones, porque requiere piezas muy personalizadas a entregarse en un lapso corto para que el animal no empeore su calidad de vida. Así es como empezamos a pensar las primeras soluciones, las primeras prótesis y carritos”, cuenta a Infobae Ignacio, desde su casa en Ramos Mejía, al oeste del conurbano bonaerense.

A partir de la cuarentena y las restricciones de circulación, Mariana tomó la decisión y compró su propia impresora 3D para crear desde su casa

Su idea era empezar a visitar veterinarias y refugios para conocer las necesidades con anticipación y aplicar sus conocimientos en el centro de ITBA. “Pero la pandemia nos trabó”, advierte Ignacio, en referencia a las restricciones generadas por el aislamiento social, preventivo y obligatorio en todo el país. Y Mariana, que es de Junín, corrige y complementa: “Esto, en cierto punto, también nos ayudó. Yo no compraba la impresora porque nunca estaba en casa. Nos motivó para trabajar y emprender”.

Oportunidad en medio de la crisis

Eso se dijeron. Y se dieron cuenta que adaptando los sistemas desde sus hogares podían hacer su aporte. Así, hicieron el esfuerzo. Primero se sumaron a la red de voluntarios que en abril donó máscaras faciales impresas en 3D para trabajadores de la salud en hospitales, como parte de la campaña nacional conocida como “Coronathon”. Luego, su enfoque de trabajo dio un giro.

Definitivamente queríamos ayudar a los animales. Empezamos a mandar mensajes a los refugios a ver si podíamos asistir a aquellos que necesiten prótesis y mientras tanto solventamos la iniciativa con otras impresiones en 3D como soportes o herramientas que faciliten el teletrabajo. El espectro con estos equipos es muy amplio, hay un montón de soluciones que podemos dar”, afirma Ignacio.

«Me apasiona el diseño 3D y lo veo como una forma de ayudar y brindar soluciones personalizadas», cuenta Ignacio a Infobae

Mientras ampliaban su búsqueda, el caso bisagra fue un paciente muy que cercano. “Por malas condiciones neuronales a mi perra no le funcionaban las patas”, relata Mariana. “Compré los tubos de PVC, los vínculos y armé un carro a medida. Cuando la vi volver a caminar… ves su reacción y es terrible”, agrega sonriendo.

Pero antes también hubo amarguras. Ignacio revive uno de los episodios: “El año pasado llegó al laboratorio un caso de un perro en mal estado después de una operación por un tumor en una de sus patas. Empezamos a modelar para hacer la prótesis pero ya era tarde. En tres días lo perdimos. Nos dimos cuenta que había que tener respuesta rápida; eso empezó a motivar el proyecto y nuestra intención de atacar antes el problema”.

El segundo intento llegó a principios de 2020 con un veterinario de San Martín de los Andes solicitó al laboratorio una prótesis para un ñandú. La idea era transportarlo a Buenos Aires para poder medirlo y generar la pieza, pero finalmente la cuarentena decretada el 20 de marzo lo hizo imposible. Su situación empeoró, y se volvió irreversible.

Proceso, costos y el factor tiempo

¿Cómo es el paso a paso que concluye en la fabricación? Mariana lo detalla: “Hasta el momento se nos han acercado particulares contándonos su problema con animales con dificultades en las patas traseras. Primero hay que evaluar cuál es el estado de las delanteras, estimar si tienen fuerza y cómo es el apoyo. A partir de ahí realizamos las mediciones y hacemos el diseño; lo vamos amoldando hasta la instancia final en la que se coloca la prótesis o la herramienta a medida, a la altura precisa”.

“Todo el procedimiento es supervisado por un veterinario”, acota Ignacio. “No es que imprimimos y listo. Él es el que estudia qué se puede hacer en cada ocasión, cómo influye el desarrollo en la vida del animal. Nos aseguramos de no deformar la anatomía o provocar algún síntoma contraindicado. Además, hay veces en las que surgen más fases e intervenciones y podemos responder. Eso es lo nos brinda la impresora 3D, acción rápida y a bajo costo”, enfatiza.

Mariana fabricó con su impresora 3D un carro personalizado para que su perra con problemas en sus patas pueda desplazarse

¿Cuál es ese costo? Los protagonistas resaltan los contrastes: “Cuando empezamos a hacer el estudio de mercado vimos que había prótesis de $60.000. Imprimiendo en 3D por $1.500 podes hacer una prótesis bien armada para un perro de tamaño regular. Si es más pesado, por ahí de 40 o 50 kilos, tenés que hacer cambios en el material, pero lo más caro que nos puede salir es $5.000 o $6.000”.

En cuanto al factor tiempo, también se relaciona con las características del animal. Los dividen en tres tamaños: para los “chicos” tardan en confeccionar el instrumento de cinco a siete horas; para “medianos” de 12 a 15 horas y, cuando son “grandes”, de unos 60 kilos, la impresión puede llevar entre 20 horas y un día. “Las impresoras domésticas son chicas y lo que hacemos es muy personalizado, a veces hay que particionar los archivos, no se puede imprimir todo junto. Por eso repetimos nuestra intención de llegar a los casos antes”.

Exponentes de una comunidad de innovación

Los jóvenes entrevistados por Infobae son un claro ejemplo del movimiento “maker” que surgió hace varios años en Estados Unidos y se expandió, encontrando en la tecnología disponible actores y hacedores en todo el mundo. Se trata justamente de hacer, disolviendo los límites. Es el talento y la innovación puestos al servicio de concretar proyectos que marquen la diferencia. Los estudiantes universitarios valoran el entorno que integran.

“Nuestras ganas están fundadas en todo lo que rodea a las impresoras 3D, el mass maker que funciona como una gran comunidad. Entre todos se pasan planos de la herramienta, se aconsejan cómo armarla, cómo mejorarla; hasta se pueden enviar archivos para que alguien realice la impresión 3D en cualquier lugar del mundo”, describe Ignacio.

A raíz de su vocación explican que aunque el protocolo del laboratorio les permita regresar a las instalaciones y seguir aprendiendo, Prenta 3D “llegó para quedarse”. Combinarán ambas tareas para potenciarse y, mientras estén afuera, en sus casas las impresoras continuarán su marcha.

Los estudiantes de ITBA pueden fabricar las herramientas en tan solo unas horas. Los costos respecto a los métodos tradicionales se reducen notablemente.

Para ellos, la alegría de los beneficiados es“lo más lindo del trabajo”. “Todos lo valoran mucho. El último caso fue Jack, un gato, y su dueña Melisa estaba muy agradecida, nos decía que buscaba esto hace mucho. Cuando ven al animal desplazarse no lo pueden creer porque pensaban que no había posibilidades. Nosotros queremos que se den cuenta que es accesible, que es posible. Podemos mejorarles la vida rápido”, remarca Ignacio.

En consecuencia, actualmente ambos insisten en profundizar el contacto y asociarse con veterinarias y refugios para que los tengan en cuenta, ya sea en el conurbano, Capital Federal, Junín o dónde se los requiera. Ellos sólo quieren ayudar.

Fuente: Infobae

https://www.infobae.com/sociedad/2020/10/23/emprendedores-en-medio-de-la-crisis-los-estudiantes-que-desde-sus-casas-imprimen-protesis-en-3d-para-animales-discapacitados/

Comments (0)

parabola

Tags:

Saocom: el satélite argentino que solo Japón logró construir y que la NASA quiere, en órbita desde hoy

Posted on 31 agosto 2020 by hj

El satélite más grande y complejo jamás construido íntegramente en Argentina fue finalmente lanzado.

El cohete, un Falcon 9 Block 5 de la empresa SpaceX, perteneciente al multimillonario emprendedor Elon Musk, se lanzó este domingo pasado a las 23:21 locales en la Base Vandenberg en California, que administra la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

Unos 30 argentinos ultimaron los detalles del satélite en la base militar, mientras otros cientos lo hicieron desde nuestro país. Pero hay muchos otros ojos pendientes de este lanzamiento y del comienzo del trabajo concreto del primer satélite de radar argentino.

Esos ojos pertenecen a científicos, ingenieros y empresas de diversos países que no pueden creer que en Argentina se haya desarrollado esta capacidad tecnológica partiendo desde cero.

Su construcción real demandó cinco años, pero el proyecto data desde 1998.

El satélite, desnudo, mientras era ensamblado en Invap, Bariloche

Es tan impresionante el desarrollo argentino que basta saber cuántos países lograron este hito. Solo uno: Japón. La agencia espacial japonesa JAXA tiene en su haber dos satélites-radar en banda L, el Alos I y II que operan en forma plena y exitosa. Inclusive, la NASA está muy interesada hoy en tener este tipo de tecnología en el espacio y por eso se asoció a la India para construir una serie de satélites similares.

Las aplicaciones que tienen los aparatos japoneses y los beneficios que generan no paran de crecer, tanto en uso civil como militar (defensa). Ejemplos de su accionar indican que el satélite Alos detectó un posible deslave (desmoronamiento de tierra por acción del agua), lo que permitió evacuar a tiempo a los ciudadanos de una pequeña ciudad japonesa de montaña antes que el barro arrasara con las viviendas.

En tanto, el satélite Alos II monitorea el mar de Japón y la navegación china y norcoreana en aguas militarmente «calientes», anticipando la ubicación de distintos barcos de guerra, ya sea por su fotografía, como también por la estela que deja en el agua.

El mapeo que realizará el Saocom en su órbita terrestre

«Los japoneses se han sorprendido muchísimo con este proyecto argentino. Como cada misión satelital compleja, el aparato es sometido a muchas instancias de revisión y prueba por ingenieros argentinos y de otras agencias espaciales que participan como jurado pertenecientes a varias agencias espaciales de EEUU, Japón, Canadá y Europa. Ellos no podían creer que estuviéramos haciendo este complejo satélite desde cero, sin ningún know how previo. No había experiencia en Argentina en la construcción de un instrumento de radar polarimétrico, con una antena muy grande y mucha sensibilidad en sus integraciones», explicó a Infobae la investigadora principal de la Misión SAOCOM de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), Laura Frulla.

«Solo Japón dispone de satélites con banda L que permiten estudiar la superficie terrestre en general. Las aplicaciones del aparato se adaptan a múltiples necesidades. Los científicos japoneses lograron conocer el instrumento radar argentino al detalle y quieren verlo funcionar ya», remarcó la doctora en Física egresada de la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA.

Más de 800 personas trabajaron durante 3 millones de horas para su construcción

Nicolás Renolfi, jefe del proyecto Saocom en Invap, la empresa que construyó el satélite, precisó a Infobae que el Saocom 1A es un satélite de órbita baja con fines científicos y llevará un radar de apertura sintética, que aportará imágenes en blanco y negro, con una resolución espacial de entre 10 y 100 metros, con diferentes ángulos de observación.

«La gran diferencia con las cámaras es que no necesita de la luz, la imagen podrá atravesar una tormenta e, incluso, penetrar el terreno en centímetros o metros, dependiendo de las características. Los objetivos principales son la medición de humedad desde el espacio y ayudar en emergencias», explicó.

Las imágenes podrán ser tomadas independientemente de las condiciones meteorológicas y de la hora del día, de distintas zonas de la Tierra, en tiempo real, y se podrán hacer en 3D.

El Saocom 1A es un satélite de órbita baja con fines científicos y llevará un radar de apertura sintética

«Fotos tomadas de una misma montaña en verano y en invierno con nieve permitirán saber el caudal de agua previsto. En el caso de las zonas inundadas, permitirá tener un detalle de cada región. Además tendrá aplicaciones de defensa, ya que puede monitorear en tiempo real el mar argentino y divisar por ejemplo si se está cometiendo una pesca ilegal», remarcó el ingeniero electrónico, que trabaja en Invap desde el año 2000.

«Este logro demuestra que en Argentina se puede, y que no hay que achicarse. Uno no sabe cómo lo va a hacer, pero sabe que lo puede hacer. Nosotros no sabíamos nada de radares. Y menos de colocar uno sobre un satélite», afirmó el experto.

Un satélite único

Enmarcado en el Plan Espacial Nacional, el SAOCOM 1A (Satélite Argentino de Observación con Microondas) fue desarrollado y construido por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) junto con empresas y organismos como INVAP, VENG y la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), con participación de unas 80 empresas de tecnología e instituciones del sistema científico-tecnológico del país y la colaboración de la Agencia Espacial Italiana (ASI).

Características técnicas del Saocom 1A

El proyecto se inició en 2008, dando comienzo a la construcción del satélite concretamente en 2013, en distintos puntos del país: Ciudad de Buenos Aires, Córdoba y Río Negro. Después de cinco años, un récord para la construcción de un satélite tan complejo como este, el aparato se encuentra en cuenta regresiva para su lanzamiento y puesta en órbita.

La misión SAOCOM llevará al espacio una compleja tecnología de observación de la Tierra. Se trata de un instrumento activo que consiste en un Radar de Apertura Sintética (SAR, por sus siglas en inglés), que trabaja en la porción de las microondas del espectro electromagnético, particularmente la banda L.

Tiene tres paneles solares y una plataforma de servicio de 4,7 m de altura por 1,2 m de lado. Observará el planeta de día y de noche, con lluvia o nubes y podrá trasmitir gracias a su antena radar de siete paneles.

El satélite, proyectado en la Conea y construido en Invap, servirá para observación de la Tierra

Una vez en el espacio, la antena radar del satélite emitirá hacia la Tierra pulsos en microondas que interactuarán con los elementos de la superficie. Esos pulsos volverán a la antena y brindarán información de los elementos que puedan encontrar en la Tierra (hielo, vegetación, suelo, agua, edificios, barcos, etc.). Allí el satélite recibirá esos pulsos y generará paquetes de datos que enviará al Centro de Control de la Misión, ubicado en Córdoba, Argentina.

El satélite, de 3 toneladas de peso, está específicamente diseñado para que pueda servir a la agricultura y a la hidrología, pero también, por ejemplo, permitirá la generación de modelos digitales de elevación del suelo, modelos hidrológicos, para generar pronósticos de inundaciones o sequías, entre otras muchas aplicaciones.

Se trata de un proyecto desarrollado en colaboración con la Agencia Espacial Italiana (ASI) e integra de manera operacional, junto con los satélites italianos COSMO-SkyMed, el SIASGE (Sistema Italo-Argentino de Satélites para Gestión de Emergencias).

La constelación de satélites argentinos e italianos

El SIASGE estará integrado por dos satélites SAOCOM 1A y 1B, provistos por la CONAE y cuatro satélites de la Constelación Italiana COSMO-SkyMed, de la ASI. Este conjunto de satélites permitirán obtener información certera y actualizada de incendios, inundaciones, erupciones, terremotos, avalanchas, derrumbes y deslaves.

Los seis satélites se encontrarán ubicados en órbitas polares a la misma altura, en distintos planos orbitales, de tal manera que el conjunto funcione como un instrumento con un enorme ancho de visión sobre la tierra. Esto permitirá un monitoreo en tiempo casi real, ya que se obtendrá actualización de la información cada 12 horas, especialmente necesario para el monitoreo y seguimiento de la evolución de catástrofes.

Las imágenes, unas 225 fotos por día, podrán ser tomadas independientemente de las condiciones meteorológicas y de la hora del día, de distintas zonas de la Tierra, en tiempo real, y se podrán hacer en 3D.

Uso civil y comercial

La utilidad de los satélites Saocom tienen un abanico de aplicaciones, tanto civiles como también comerciales. «La misión es parcialmente comercial. Es una situación espejo a los italianos Cosmo Skynet. Todo usuario que quiera la información para comercializarla, deberá pagarla. Pero quienes la quieran para uso acádémico, institucional o gubernamental, será gratuita. Para ello, deben previamente firmar una licencia de uso en el marco del convenio con Conae para que esos datos no terminen en manos privadas», comentó Frulla.

Las antenas de Conae en Falda del Cármen, en Córdoba, servirán para monitorear al satélite argentino

En el ámbito comercial, será de mucha utilidad para el productor agropecuario, por ejemplo. Frulla comentó las instancias que van desde el satélite al productor: una vez obtenidas las imágenes, se envían a la estación receptora que la Conae tiene en la localidad cordobesa de Falda del Carmen, donde son procesadas para generar distintos niveles de información que se convertirán en los insumos para las diferentes aplicaciones para la agricultura y la hidrología.

«Una vez procesadas, el productor va a poder ingresar a nuestra web desde su dispositivo (tablet, celular o notebook) y le suministrará al programa las características de su campo y las condiciones meteorológicas, y un software le va a devolver el reporte en forma de texto o gráficos con una estimación de rinde, o el contenido de humedad en el suelo, o la posibilidad de fertilizar de acuerdo a la situación que desee conocer», concluyó la especialista.

Fuente: Infobae

https://www.infobae.com/tendencias/innovacion/2018/10/07/saocom-el-satelite-argentino-que-solo-japon-logro-construir-y-que-la-nasa-quiere-en-orbita-desde-hoy/

Comments (0)


Estimados amigos:
Este sitio no recibe apoyo privado ni estatal. Preferimos que sea así para poder publicar lo que consideramos "buenas noticias" sobre nuestro país de manera independiente. Si te gusta este sitio y querés colaborar para que sigamos online seleccioná un monto y hacé click en Donar.
Gracias por leernos y por tu colaboración!!
Donar:

Las Malvinas fueron, son y serán argentinas!

Humor


Sendra | Sendra


44.gif


DANIEL PAZ & RUDY | Página 12

Daniel Paz & Rudy